facebook_image
Bienestar General

ABC de la gripe estomacal

La gripe estomacal, conocida por su nombre médico como gastroenteritis viral, es una infección en el intestino. Esta afección se presenta en los pacientes con diarreas, náuseas, vómitos y calambres estomacales. En algunos casos, se puede experimentar fiebre en un nivel bajo. 

La exposición de esta condición surge al ingerir alimentos o agua contaminados. También, una persona infectada puede ser fuente de contagio. 

Una persona saludable puede recuperarse sin mayores problemas. No obstante, los recién nacidos, ancianos y pacientes con el sistema inmunológico comprometido pueden presentar complicaciones mortales. 

Síntomas de la gripe estomacal 

Aunque con “gripe” se refiere a enfermedades respiratorias, es importante destacar que la gripe estomacal afecta directamente los intestinos. A continuación, presentamos una lista detallada de sus síntomas: 

  • Náuseas o vómitos: El paciente puede experimentar uno o ambos síntomas simultáneamente. 
  • Diarrea de forma aguada: Mayormente se presenta sin sangre. De experimentar diarreas con sangre, supone una complicación mayor de la enfermedad. 
  • Fiebre baja
  • Dolor estomacal
  • Dolores musculares 
  • Dolor de cabeza 

Dichos síntomas pueden comenzar de uno a tres días luego del contagio con la enfermedad. Asimismo, los síntomas de la gripe estomacal pueden durar de uno hasta 14 días.  

Complicaciones de la condición 

Aunque mayormente las personas no presentan complicaciones al contraer la gripe estomacal, es importante saber los signos de alerta para saber cuándo se debe acudir al médico. 

Si eres mayor de edad, debes comunicarte con tu médico si presentas alguno de estos síntomas: 

  • Vómitos con sangre o persistentes por más de dos días.
  • Si presentas problemas para retener líquidos en tu estómago por 24 horas o más.
  • Si experimentas diarrea con sangrado. 
  • Si presentas una fiebre superior a 104°F, equivalente a 40 °C. 
  • Si te encuentras deshidratado: la deshidratación se experimenta con sequedad en la boca, sed excesiva, mareos, sensación de debilidad y orina color amarillo oscuro o poca cantidad. 

En el caso de bebés o niños, mantente atento a los siguientes síntomas. Si el menor presenta alguno, debe recibir atención médica de urgencia. 

  • Diarrea con sangrado. 
  • Fiebre en o superior a 102 ºF , equivalente a 38,9 ºC. 
  • Deshidratación: Es importante cotejar la cantidad de líquido que ingiere el menor versus su cantidad de orina. Asimismo, al igual que los adultos, los niños pueden presentar sequedad en la boca, sed persistente o llorar sin lágrimas. 
  • Sensación de cansancio o irritabilidad.
  • Vómitos persistentes.

Entre las medidas de prevención recomendadas, se sugiere administrarse la vacuna contra la  gastroenteritis viral. Asimismo, se recomienda lavarse las manos constantemente, desinfectar las superficies, lavar los alimentos antes de cocinarlos; y no compartir artículos personales como cubiertos, vasos y platos.

Fuente: MedlinePlus

Mostrar más

Publicaciones relacionadas

Botón volver arriba