Please ensure Javascript is enabled for purposes of website accessibility
BeKids

ABC del trastorno por déficit de atención (TDAH)

El trastorno por déficit de atención con hiperactividad se considera un trastorno del desarrollo neurológico. Los trastornos del desarrollo neurológico son afecciones neurológicas que aparecen en la primera infancia, generalmente antes de ingresar a la escuela, y perjudican el desarrollo de las bases del funcionamiento personal, social, académico y / o ocupacional. Por lo general, incluyen dificultades para adquirir, mantener o aplicar habilidades o conjuntos de información específicos.

¿Cuáles son los tipos diferentes de ADHD?

Hay tres subtipos del trastorno:

  • Manifestación combinada: manifestación más típica en la edad de desarrollo, caracterizada por un cuadro combinado de síntomas de inatención e hiperactividad-impulsividad.
  • Manifestación con falta de atención predominante: los síntomas son principalmente detectables en la categoría de «inatención» en comparación con la categoría de «hiperactividad-impulsividad». Los niños que pertenecen a este subtipo de trastorno tienen menos problemas de conducta y menos dificultades en las interacciones con sus compañeros; esto puede llevar a los padres y maestros a descuidar los síntomas. Pueden sentarse en silencio, pero su atención no está dirigida a lo que están haciendo o lo que explica el maestro.
  • Manifestación con predominio de hiperactividad-impulsividad: la mayoría de los síntomas se destacan en la categoría «hiperactividad-impulsividad». Pueden presentarse pocos síntomas de falta de atención, pero no alcanzan un umbral de relevancia clínica.

Causas

No se conoce una causa específica para el trastorno por déficit de atención / hiperactividad, sin embargo, a menudo están presentes factores genéticos (hereditarios). Las investigaciones indican que el TDAH probablemente sea causado por cambios en los neurotransmisores (sustancias que transmiten los impulsos nerviosos al cerebro). Algunos otros factores de riesgo son el bajo peso al nacer (menos de 1500 gramos), las lesiones en la cabeza, las infecciones cerebrales, la deficiencia de hierro, la apnea obstructiva del sueño y la exposición al plomo, así como al alcohol, el tabaco o la cocaína, antes del nacimiento.

Algunos han expresado su preocupación de que los aditivos alimentarios y los azúcares podrían ser responsables del trastorno por déficit de atención / hiperactividad. Aunque algunos bebés parecen volverse hiperactivos o impulsivos después de comer alimentos que contienen azúcar, los estudios han confirmado que el TDAH está presente desde el nacimiento y que los factores alimentarios y ambientales no son responsables.

Diagnóstico

Decidir si un niño tiene TDAH es un proceso de varios pasos. No hay un único examen para diagnosticar el TDAH y hay muchos otros problemas, como la ansiedad, la depresión y ciertos tipos de trastornos del aprendizaje, que pueden presentar síntomas similares. Un paso del proceso implica realizar un examen médico, que incluye pruebas auditivas y de la visión, para descartar otros problemas con síntomas similares a los del TDAH. Otra parte del proceso puede incluir completar una lista de verificación para calificar los síntomas del TDAH y recolectar los antecedentes del niño por parte de los padres, maestros y, a veces, el propio niño.

Tratamientos

En la mayoría de los casos, el TDAH se trata mejor utilizando una combinación de terapia conductual y medicamentos. Para los niños de edad prescolar (4-5 años de edad) con TDAH, se recomienda la terapia conductual como la primera línea de tratamiento. Ningún tratamiento es la única respuesta para todos los niños, y los buenos planes de tratamiento incluirán un monitoreo estricto, seguimiento y cualquier cambio necesario en el camino.

Para reducir las consecuencias del trastorno por déficit de atención / hiperactividad, a menudo se requieren estructuras, rutinas, un plan de intervención escolar y técnicas de crianza modificadas. Los niños que no presentan dificultades conductuales importantes pueden beneficiarse únicamente del tratamiento farmacológico. Sin embargo, los estimulantes no funcionan las 24 horas del día, por lo que pueden ser necesarias adaptaciones como adyuvantes a las habilidades organizativas y de otro tipo. La terapia conductual realizada por un psicólogo infantil a veces se combina con el tratamiento farmacológico.

Mostrar más

Redacción BeHealth

Grupo multimedios especializado en promover la preservación de la salud física, mental y emocional.

Publicaciones relacionadas

Botón volver arriba