Please ensure Javascript is enabled for purposes of website accessibility
Hidradenitis Supurativa

¿Cómo reconocer la hidradenitis supurativa?

La hidradenitis supurativa o HS, conocida también como hidrosadenitis o acné inversa, es una enfermedad inflamatoria que afecta a la piel, producida por la obstrucción del folículo pilosebáceo (cavidad donde nace el pelo y se forma el sebo) en la que existe un desequilibrio del sistema inmunológico subyacente.

¿Cómo reconocer la hidradenitis supurativa?

Se caracteriza por la presencia de lesiones inflamatorias dolorosas, ocasionalmente supurativas (secretan pus) y que huelen mal en los pliegues de la piel donde abundan las glándulas que producen el sudor; concretamente alrededor de las axilas, mamas, ingles, ano, nalgas y genitales.

Se manifiesta con nódulos (abultamientos) rojos que aparecen y crecen rápidamente hasta romperse formando úlceras, abscesos inflamados, túneles debajo de la piel (también llamados fístulas) y cicatrices. Las primeras señales son picor localizado, ardor, enrojecimiento y la aparición de un dolor brusco. En este contexto, aparecen nódulos y abscesos dolorosos y ocasionalmente supurativos que pueden transformarse en fístulas y, con el tiempo, en cicatrices.

Los abscesos únicos generalmente se curan dejando cicatrices que terminan abriéndose en la piel. Los abscesos múltiples se conectan entre sí formando túneles o fístulas debajo de la piel. Si se presionan las lesiones puede salir pus líquido o espeso que puede oler mal. El drenaje suele aliviar el dolor que producen.

En las mujeres, las lesiones son más frecuentes debajo de los brazos, mamas y muslos, mientras que en los hombres se presentan en glúteos e ingles. Debido a que es una enfermedad crónica, cursa con brotes (aparición de síntomas característicos de la enfermedad), en ocasiones de gran actividad, con dolor, que se alternan con periodos de remisión (sin
brotes).
Si durante los últimos 6 meses se han tenido bultos dolorosos en axilas, ingles o glúteos que supuran o tienen cicatrices, abscesos o nódulos en dos o más ocasiones, es importante acudir al médico.

¿Qué factores contribuyen a su aparición?

  • Predisposición genética: Se han descrito algunos genes relacionados
    con la HS que se heredan de padres a hijos.
  • Factores hormonales: la pubertad, menstruación o la menopausia pueden desencadenar la HS.
  • Tabaquismo: Es un factor desencadenante de la enfermedad y está asociado a una enfermedad más severa y a una peor respuesta a los tratamientos. Se ha encontrado que las probabilidades de tener HS son 9,4 veces mayores entre fumadores activos (89%) que entre los no fumadores o exfumadores (11%).
  • Sobrepeso y obesidad: Agravan la aparición de lesiones debido a la irritación, obstrucción y reblandecimiento de los tejidos de las zonas afectadas. Se ha demostrado una fuerte relación entre la severidad de la HS y el índice de masa corporal (IMC).
  • Respuesta inmunitaria alterada: La HS es una enfermedad inmunomediada debida a una desregulación de la inmunidad en el folículo piloso.
  • Fricción por el sobrepeso o por el uso de ropas ajustadas, calor y sudor.
  • Uso de desodorantes, productos de depilación y rasurado en la zona afectada.
  • Estrés emocional: Puede empeorar o desencadenar un nuevo episodio.

Fuente: Guía para pacientes con hidradenitis supurativa (ASENDHI/Abbvie)

Mostrar más

Redacción BeHealth

Grupo multimedios especializado en promover la preservación de la salud física, mental y emocional.

Publicaciones relacionadas

Botón volver arriba