facebook_image
*Apoyado por Crohns & ColitisBeKidsColitis ulcerosaCondiciones AutoinmunesEnfermedad de Crohn

¿Cómo saber si mi hijo padece de Crohn o colitis ulcerosa?

Por si no lo sabías, los más pequeños de la casa también podrían enfrentar las temidas enfermedades inflamatorias del intestino (EII). Ya sea colitis ulcerosa o enfermedad de Crohn, estas condiciones crónicas han reportado un significativo aumento en la isla, así lo documentó, en diálogo con BeHealth, el Dr. Carlos Camacho, gastroenterólogo pediátrico.

Así las cosas, el especialista aseguró que la colonoscopía sigue siendo el examen más efectivo para evidenciar que un paciente, de cualquier edad, pudo desarrollar esa sintomatología que se caracteriza, entre otras cosas, por inflamación del colon y sangrado rectal.

“En Puerto Rico ha aumentado grandemente las EII, a tal extremo que en Puerto Rico hay como 12.000 casos entre niños y adultos”, advirtió el doctor.

Sin embargo, aunque en buena parte de los casos los síntomas son iguales tanto en infantes como en mayores de edad, el gastroenterólogo dio pormenores para que los padres y cuidadores sepan cómo evidenciar estas anomalías en sus pequeños.

La edad

Uno de los mitos más frecuentes sobre la colitis y el Crohn es que aparece únicamente en adultos mayores. Falso. El doctor dijo las edades en las que suelen ser más comunes estas condiciones.

“Vamos a poner la edad: mayormente son los 15 años. Ahí tenemos la población más grande, de 15 hasta 30 años. La segunda etapa pasó a los 60 años. ¿Qué sucede mientras más temprano empieza una enfermedad? En la mayoría de las veces empeora. Aunque si empieza a los 60 o 50, no es tan agresiva como los niños”, dijo el doctor.

Identifica la enfermedad

Los síntomas más frecuentes de las EII en los niños, de acuerdo con la literatura médica científica, son dolor de estómago, diarrea con sangre, fatiga, pérdida de peso y apetito. Así las cosas, el doctor advirtió que si un niño va constantemente al baño a defecar, lo más probable es que las cosas no estén bien.

“Las EII van a aumentar la frecuencia de la ida al baño, porque entonces te pone las heces duras”, dijo.

En casos graves, puede que el paciente requiera de una bolsa de colostomía para sacar los residuos de orina y heces. “Muchas veces estos pacientes necesitan un medicamento fuerte”, dijo el doctor, quien dio a conocer cómo identificar estas anormalidades en la población pediátrica. 

“Cuando hablamos de Crohn, empezando a los 15 años, igual que con colitis que son primos hermanos, sus síntomas son dolor abdominal en niños. El 80% en Crohn provoca dolor abdominal; en colitis el 80% es sangrado. En Crohn el 20% es sangrado, pero en colitis el 80 es sagrado sangrado y el 20 es dolor. Aparte de eso, tenemos la fiebre, tenemos el malestar general, tenemos la pérdida de peso, que son síntomas que los vemos en cualquier virus”, explicó.

Los exámenes y la salud mental

También existen varios métodos diagnósticos que permiten tener un resultado más certero. De acuerdo con el doctor hay técnicas que permiten medir el nivel de inflamación en el paciente.

“Si tenemos un niño o un adulto que tiene malestar, pérdida de peso, sangrado y tiene de 0 a 20 años, ya sabes que el problema es inflamatorio. Todos los laboratorios, todas las radiología, todas las endoscopias evidenciarán eso”, añadió.

En esa línea, el doctor aseguró que durante la infancia no solo se debe lidiar con los síntomas de las enfermedades sino también con la autoestima. “Si la autoestima está mal, es bien difícil decirle que tú tienes esta enfermedad”, mencionó.

Conoce más aquí:

Mostrar más

Publicaciones relacionadas

Botón volver arriba