Please ensure Javascript is enabled for purposes of website accessibility
BeWomenBienestar GeneralTodos por tu Salud

Cómo tener un embarazo saludable

En la vida, para resolver o lidiar con muchas situaciones, solo necesitas un poco de sentido común. Así que si te preguntas cómo tener un embarazo saludable, la respuesta más sensata es: adoptando hábitos de vida saludables. En este caso, también tienes una razón más para llevar una vida sana: tu bebé.

Además de usar el sentido común, tienes que averiguarlo de fuentes confiables. Por eso hemos decidido escribir un artículo que recoge los consejos de las guías de salud creadas y distribuidas por las sociedades de pediatría.

Lo primero que debe hacer es consultar a su médico para un chequeo general. Este es el momento perfecto para revisar tu estilo de vida, analizar los medicamentos que usas y ponerte al día con todas las vacunas.

Otro consejo básico es comprobar el peso corporal, ya que tener valores por encima o por debajo del peso recomendado podría ser perjudicial durante el embarazo. Así que si te preocupa tu peso, consulta a un especialista.

Durante el embarazo, es normal que aumente el peso y, por lo general, los valores saludables reflejan un aumento de peso de entre 10 y 15 kilogramos. Este es un factor variable que debe consultar con su médico como parte del programa de tratamiento que debe adoptar durante esta etapa tan especial.

La actividad física es muy importante

El ejercicio te ayudará a tonificar y fortalecer tus músculos, así como a reducir la carga física del embarazo. Sin embargo, y de acuerdo con los consejos de los pediatras, siempre debes escuchar las necesidades de tu cuerpo.

No exageres, especialmente si no hiciste mucho ejercicio antes del embarazo. Es mejor evitar los programas de entrenamiento demasiado rígidos, especialmente si no se está acostumbrado a este nivel de actividad física.

Si quieres mantenerte en forma, te recomendamos técnicas como el yoga para el embarazo. Independientemente del tipo de ejercicio, es esencial hablar con un entrenador cualificado para explicar su situación y evitar deportes potencialmente peligrosos como el buceo, el esquí acuático y los deportes de contacto.

Dieta saludable

Lo que comes es lo que come tu bebé porque, durante el embarazo, la única fuente de nutrición del feto eres tú. Es normal escuchar la típica frase «hay que comer por dos», que, como dicen los pediatras, no es del todo cierta. Además, después de dar a luz, puede ser difícil perder los kilos del embarazo.

Muchas mujeres mantienen la dieta saludable que adoptaron durante el embarazo por el resto de sus vidas. Esto es maravilloso, porque nos muestra cómo nuestros hijos cambian nuestras vidas y cómo nos mejoran poco a poco, empujándonos a adoptar hábitos saludables de forma voluntaria y consciente, porque sabemos que, de esta manera, seremos capaces de dar lo mejor de nosotros mismos.

Siguiendo estos simples consejos nutricionales aprobados por los pediatras, podrás beneficiarte a ti misma y a tu hijo:

Calcio

Una dieta rica en calcio es esencial, ya que los huesos del bebé comienzan a formarse ya en la cuarta o sexta semana de embarazo. La leche es una excelente fuente de calcio, al igual que el brócoli, las sardinas enlatadas (incluidas las espinas), los productos de soja, las semillas de sésamo y los productos lácteos.

Sin embargo, debse tener cuidado con la cantidad y el tipo de productos lácteos que consumes, ya que algunos pueden tener un alto contenido de grasa.

Proteína

Junto con el calcio, la proteína es otro nutriente muy importante en la dieta, ya que es esencial para el crecimiento del niño.

Intenta consumir al menos tres porciones de proteína al día. El pescado fresco, los huevos duros, la carne bien cocinada, el queso pasteurizado y la soja son excelentes fuentes de proteínas.

Vitaminas y suplementos

Intenta consumir al menos cinco porciones de fruta y verdura cada día. De esta manera, obtendrás la cantidad adecuada de vitaminas, minerales y fibra.

Además, complementar una dieta saludable con los suplementos adecuados te hará sentirse más cómoda, sabiendo que tanto tú como tu hijo están recibiendo los nutrientes que necesitan.

No obstante, asegúrate de que los suplementos que elijas sean adecuados para el embarazo, ya que algunas fórmulas no son adecuadas para este estado.

Los especialistas y las guías de salud recomiendan tomar un suplemento de 400 microgramos de ácido fólico todos los días durante las primeras 12 semanas de embarazo. Tomar suplementos de ácido fólico facilitará la correcta formación de la médula espinal del recién nacido.

Carbohidratos

Lo ideal sería ingerir cuatro o cinco porciones de carbohidratos al día como arroz, pasta, patatas o pan integral.

Los carbohidratos te darán energía, y es aún mejor comer pan integral, pasta o arroz integral, porque aumentará los niveles de fibra ingerida, lo que combate el estreñimiento, uno de los problemas típicos del embarazo.

Mostrar más

Redacción BeHealth

Grupo multimedios especializado en promover la preservación de la salud física, mental y emocional.

Publicaciones relacionadas

Un comentario

Botón volver arriba