facebook_image
Artritis reumatoideFibromialgiaHistorias BeHealth

Cuatro condiciones autoinmunes no detienen el camino de la Dra. Vilmania

La Dra. Vilmania Mambru, directora del Programa Graduado de Psicología de la Universidad Ana G.Méndez, parte de la junta de la Fundación Puertorriqueña de Enfermedades Reumatológicas (FER) y paciente de algunas condiciones inflamatorias como fibromialgia, psoriasis inversa y artritis reumatoide conversó con BeHealth sobre cómo sus condiciones clínicas han aportado en su campo profesional para comprender lo que siente el paciente.

Apasionada por ayudar a las personas se inclinó por sus estudios de psicología buscando ser un medio de apoyo para quienes necesitaran de ella, por eso desde hace muchos años trabaja por aportar en el bienestar de los puertorriqueños.

“Yo me sentía bien de salud, no tenía dolores mayores y creía que todo era normal porque tenía mucho trabajo y porque los casos que manejaba me generaban muchos estresores en el cuerpo”, recordó mientras comentó cómo su salud empezó a deteriorarse hace algunos años.

Un procedimiento que desencadenó algunas afecciones

Ingresando a una cirugía normal, en la que le realizaron la extirpación de la matriz a sus 42 años y donde pensó que se recuperaría pronto de un procedimiento sin mayores complicaciones, comprendió que no todo ocurre como se planea.

“Yo desperté de la anestesia siendo otra persona, me fui confiada que iba de la mano de un profesional bueno y sigo pensando que así es, pero parece que la anestesia me provocó una desconexión de mi sistema nervioso y yo desperté con mucho llanto, desesperanza y yo pedía que me quitaran la media que me habían puesto para evitar una trombosis porque yo sentía que mi corazón iba a explotar”, afirmó.

Sin comprender lo que ocurría, el Dr. realizó una revisión y solicitó Rayos-X que no reflejaron nada, le dieron de alta y cuando regresó a las 2 semanas a su chequeo normal, seguían presentes cambios que no eran comunes en ella, el párpado de su ojo estaba caído, no podía caminar bien y su habla era lenta, por lo que tuvieron que buscar la evaluación de diferentes neurólogos.

La Dra. Mambru señala, “al parecer la anestesia me descompensa y la primera condición que tengo es neurológica, que se llama Miastenia gravis, que se manifiesta generalizada y que inclusive algunas personas tienen que tener un tubo para respirar y los deja de cama, pero en mi caso, se manifestó en los ojos”.

Después de un tiempo presentó una crisis en donde la atendió el neurólogo ocular de Ciencia Médicas y tras un mes de ensayar con una gota de cocaína en donde a pesar de aplicarla al ojo, este no se abría y se confirmó el diagnóstico de miastenia. 

“Afecta el sistema nervioso central y el ojo se desconecta y la gente dice como… te ves bien cansada, pero va más allá”, explicó.

La segunda condición que se refleja en la Dra. Mambru es la artritis reumatoide (AR),  tras una inflamación y acumulación de líquido en los tobillos y “dolores interminables”, signos que no tenían relación con la miastenia.

“Tuve que esperar un año para empezar con la medicación. He pasado por 3 medicamentos biológicos y desde hace 3 años tengo Humira al añadirse la tercera condición que es la psoriasis inversa”, señaló.

Esta última condición no genera los brotes normales que afectan a los pacientes con psoriasis, sino que genera algunas lesiones en zonas como debajo de los senos y en los pliegues de la ropa interior.

“Las condiciones no me detienen”

Pese a enfrentar el diagnóstico de cuatro condiciones, la Dra. Mambru hace parte de la junta de la fundación desde el segundo año en el que algunos signos empezaron a afectar su salud.

“Una de las razones por las que yo colaboro con esta y con las demás fundaciones que nos requieran es porque el deseo de ayudar es lo que nos mantiene y el no rendirme también es clave”, resaltó.

Comprendiendo las necesidades del paciente

De acuerdo con la especialista en psicología, muchas veces aunque los profesionales sean muy empáticos, no tener la condición no les permite comprender del todo lo que siente el paciente; por eso desde su experiencia cree que puede entender el lenguaje del paciente y comprender los cambios emocionales que se presentan al desconocer una condición, o como consecuencia de los síntomas que se presentan y de muchos factores más como asimilar que se tiene algo o como consecuencia de esperar a que los profesionales hagan recomendaciones para tratar la enfermedad.

Resalta que el lenguaje de entendimiento ha sido enriquecedor para ella y para los pacientes y aunque reconoce que algunos tiempos fueron difíciles para su familia, agradece su apoyo en ese camino en el que no está dispuesta a rendirse.

Mostrar más

Publicaciones relacionadas

Botón volver arriba