facebook_image
*Apoyado por Enfermedad PsoriasicaArtritis PsoriásicaCondiciones AutoinmunesPsoriasis

Depresión: cómo disminuir el riesgo en pacientes con enfermedad psoriásica

La pandemia de COVID-19 empeoró la salud mental y muchas personas experimentaron un nivel considerable de estrés y ansiedad. Pero también demostró la importancia de proporcionar apoyo a la salud mental a quienes lo necesitan.

En todo el mundo, la carga de las enfermedades no transmisibles está aumentando. Las enfermedades no transmisibles suelen estar asociadas a una mayor carga de salud mental y a un mayor uso de los servicios sanitarios. Para las personas que viven con enfermedades no transmisibles, los trastornos mentales son una fuente de discapacidad, y sin embargo es menos probable que se aborden en comparación con los síntomas físicos. La enfermedad psoriásica es un ejemplo por excelencia de enfermedad no transmisible asociada a un gran efecto sobre la salud mental, la calidad de vida y el bienestar.

Enfermedad psoriásica y salud mental

La depresión y la ansiedad son los trastornos mentales más comunes en todo el mundo. Se calcula que el 3,4% de la población mundial vive con depresión y el 3,8% con ansiedad. Cualquier persona puede desarrollar depresión o ansiedad en algún momento de su vida, pero algunos individuos tienen un riesgo mayor. La naturaleza crónica y no curable de la la condición, la inflamación sistémica que se produce en el organismo y el hecho de que la enfermedad sea visible en la piel hace que las personas que viven con la enfermedad psoriásica corran el riesgo de desarrollar depresión y ansiedad.

Pero hay esperanza. Conocer la relación entre la enfermedad psoriásica y la depresión o la ansiedad puede ayudar a a las personas que padecen la enfermedad y a sus familias a identificar los primeros signos de mala salud mental. También puede animar a los médicos a reconocer los casos de ansiedad y depresión en sus pacientes y saber cómo intervenir.

Depresión

Según la OMS, la depresión es una enfermedad común que afecta a más de 264 millones de personas en todo el mundo. La depresión se describe como un estado de tristeza persistente y falta de interés o placer en actividades que antes eran agradables o gratificantes. La depresión afecta a la vida diaria, las relaciones y las interacciones sociales. La depresión también puede causar problemas físicos, y se considera una de las principales causas de discapacidad en todo el mundo, ya que puede perjudicar la capacidad de trabajar y está asociada a largos periodos de baja laboral.

Las investigaciones demuestran que las personas que padecen la condición tienen más probabilidades de sufrir depresión que las que no la padecen. Una revisión de los estudios científicos publicados concluyó que más de una cuarta parte de las personas que viven con la condición psoriásica muestran síntomas de depresión, y una de cada diez muestra signos de depresión clínica.

Los estudios realizados en diferentes zonas geográficas confirman la tendencia mundial: el 8,5% en Malasia, el 15% en Singapur, el 12% en Europa, el 16,5% en EE.UU.21 y el 14% en Latinoamérica han sido diagnosticados o han mostrado signos de depresión. La enfermedad psoriásica tiene la mayor prevalencia de depresión en comparación con otras enfermedades dermatológicas.

Los factores psicosociales relacionados con el hecho de tener una enfermedad visible explican en parte el mayor riesgo de desarrollar depresión. El estigma y el autoestigma que sufren las personas con esta condición socava la confianza en sí mismas y agrava la depresión. Cuando las personas tienen la enfermedad psoriásica y otra comorbilidad al mismo tiempo, supone una carga adicional para la salud mental.

Se ha demostrado que vivir con más de una enfermedad no transmisible se asocia a un mayor riesgo de depresión, y este parece ser el caso de las personas que viven tanto los síntomas cutáneos como los articulares de la enfermedad psoriásica. La relación entre la enfermedad psoriásica y la depresión es bidireccional: la enfermedad psoriásica puede causar depresión, y la depresión puede causar enfermedad psoriásica.

De hecho, la ciencia ha empezado a descubrir los mecanismos moleculares que subyacen a la asociación entre la condición y la depresión. La inflamación parece ser el vínculo. Algunos de los mismos mediadores inflamatorios están implicados tanto en la enfermedad psoriásica como en la depresión.

Adicionalmente, una revisión de la literatura científica descubrió que las personas con enfermedad psoriásica tienen más del doble de de tener pensamientos suicidas. En También tienen más intentos de suicidio mortales y no mortales que las personas sin enfermedad psoriásica.

Sin embargo, otros análisis no confirmaron estos resultados. Por lo tanto, es difícil sacar conclusiones. Se necesitan más estudios para comprender el riesgo de ideación y comportamiento suicida en personas con enfermedad psoriásica. Los estudios coinciden en que ser joven y tener una enfermedad más grave aumenta el riesgo de tener pensamientos suicidas.

¿Qué hacer al respecto?

Todo el mundo merece que se tome en serio su salud mental. Una evaluación oportuna de los signos de depresión alivia la carga de la enfermedad psoriásica y salva vidas. La depresión hace más difícil que las personas se centren en mejorar su enfermedad psoriásica y perjudica la adherencia al tratamiento, por lo que los signos de depresión deben abordarse antes y durante la terapia.

Además, el tratamiento oportuno y adecuado de la enfermedad psoriásica mejora la depresión: se ha demostrado que ciertos medicamentos biológicos mejoran la enfermedad psoriásica y disminuyen los síntomas depresivos y la suicidalidad. Esto puede deberse al efecto de los medicamentos sobre las vías inflamatorias que comparten la enfermedad psoriásica y la depresión. También puede ser el resultado de ver que los síntomas de la enfermedad psoriásica mejoran rápida y ampliamente.

Fuente: Inside Psoriatic Disease: Mental Health IFPA

En Puerto Rico los pacientes están organizados bajo la Asociación Puertorriqueña de Ayuda al Paciente de Psoriasis APAPP, miembro de IFPA.

Mostrar más

Publicaciones relacionadas

Botón volver arriba