Please ensure Javascript is enabled for purposes of website accessibility
Condiciones CrónicasOsteoporosis

Osteoporosis: qué es y cuál es la causa

La osteoporosis es la condición en la que el esqueleto está sujeto a la pérdida de masa y resistencia ósea y los huesos se vuelven débiles y frágiles como resultado. Se pueden identificar como causas de factores nutricionales, metabólicos o patológicos. Si no se controla, la osteoporosis puede conducir a la rotura de huesos (fracturas) y en los casos más severos puede conducir a la fractura incluso en ausencia de un traumatismo que lo justifique.

Todos los huesos pueden verse afectados, pero el impacto más significativo es la fractura de la pelvis, la columna vertebral y la muñeca. Entre las diversas enfermedades del esqueleto es la más común, afecta a ambos géneros, pero más a la femenina después de la menopausia, lo que aumenta el riesgo hasta 4 veces.

Causas

Durante la vida el tejido óseo antiguo se elimina y se añade continuamente nuevo hueso al esqueleto. En la niñez y la adolescencia la adición de nuevo tejido óseo es más rápida que la eliminación del hueso envejecido. Como resultado, los huesos se vuelven más pesados, más gruesos y más compactos. La masa ósea máxima se alcanza alrededor de los 30 años de edad. Después de eso, se pierde más tejido óseo del que se añade. Si no se trata, esta pérdida de hueso puede llevar a la osteoporosis.

La densidad ósea también desempeña un papel importante y está determinada por la cantidad de calcio, fósforo y otros minerales en la estructura ósea. La reducción del contenido de minerales (especialmente el calcio) debilita los huesos. Para mantenerlos fuertes durante toda la vida, es necesario tomar suficiente calcio y vitamina D y hacer ejercicio regularmente.

Los factores que aumentan el riesgo de padecer osteoporosis son:
Edad (el riesgo aumenta con la edad)

Cuerpo (mujeres pequeñas y de bajo peso)

  • Grupo étnico (mujeres caucásicas, asiáticas e hispanas);
    Miembros de la familia con osteoporosis
    Condición postmenopáusica
  • Ausencia de ciclos menstruales (amenorrea)
    Dieta baja en calcio
  • Consumir ciertos medicamentos: inmunosupresores, medicamentos para la tiroides, anticonvulsivos, antiácidos que contengan aluminio, fármacos para reducir el colesterol, terapia de heparina a largo plazo, antidepresivos (incluidos los inhibidores selectivos de la recaptación de serotonina) y esteroides por inhalación
  • Bajos niveles de estrógeno en las mujeres
  • Bajos niveles de testosterona en los hombres
  • Estilo de vida poco activo
  • Exposición excesiva a la luz del sol
  • Depresión
  • Anorexia
  • Humo de cigarrillo
  • Consumo excesivo de alcohol, café y té

Algunas enfermedades, incluyendo: enfermedad hepática (incluida la cirrosis), hipertiroidismo, escorbuto, alcoholismo, síndrome de Marfan, Ehler Danlos y osteogénesis, síndrome de Cushing, hiperparatiroidismo, cáncer (incluido el linfoma y el mieloma múltiple), trastornos gastrointestinales (incluida la enfermedad celíaca y otros trastornos de mala absorción), enfermedades pulmonares obstructivas crónicas (en particular en los hombres) y enfermedades inflamatorias (incluida la artritis reumatoide y el lupus).

Mostrar más

Redacción BeHealth

Grupo multimedios especializado en promover la preservación de la salud física, mental y emocional.

Publicaciones relacionadas

Botón volver arriba