facebook_image
BEBaby Boomers

¿Podemos evitar la sarcopenia?

La sarcopenia es la pérdida de masa y fuerza muscular relacionada con el envejecimiento del cuerpo humano. Es un proceso inevitable y en cierto modo fisiológico, ya que es inevitable que el cuerpo humano envejezca.

Origen del nombre

El término “sarcopenia” viene del griego antiguo. De hecho, es el resultado de la unión de las dos palabras del antiguo idioma griego “sarx” (“σάρξ”) y “penia” (“πενία”) que significan, respectivamente, “carne” (o “músculo”) y “pobreza”. Por lo tanto, el significado literal de la sarcopenia es “pobreza de carne” o “pobreza de músculo”.

Actualmente, no hay ningún tratamiento médico aprobado que pueda evitar la sarcopenia.

Sin embargo, desde hace varios decenios se están realizando varios estudios farmacológicos para determinar si el uso de hormonas, como la testosterona y la hormona del crecimiento, puede mantener la masa y la fuerza muscular a pesar del envejecimiento.

Combatir la sarcopenia puedes: remedios naturales

Si bien es cierto que no existe un tratamiento médico capaz de evitar la sarcopenia, también lo es que existen diversos remedios naturales capaces de contrarrestar la disminución fisiológica de la masa y la fuerza muscular relacionada con la edad y de prevenir las peores consecuencias.

Estas contramedidas naturales consisten en el ejercicio físico constante y una dieta acorde con las necesidades del tejido muscular y del cuerpo humano en general en la vejez.

Ejercicios

El ejercicio es una forma de utilizar los músculos; el uso de los músculos es esencial para mantener o, si el uso es intenso, mejorar su masa y fuerza.

Según la opinión de los expertos, para combatir la sarcopenia, el ejercicio debe:

  • Comprender el entrenamiento de fuerza y el de resistencia
  • Hacerse al menos un par de veces a la semana
  • Involucrar todos los distritos musculares principales, es decir, piernas, brazos, pecho, hombros, espalda y abdomen

Es importante destacar que, antes de iniciar cualquier programa de entrenamiento, la persona mayor debe consultar a su médico para entender para qué actividades físicas es apta, y confiar en un instructor para que le enseñe la técnica y le corrija los errores.

Alimentación

Las investigaciones científicas han demostrado en más de una ocasión que una nutrición adecuada retrasa la aparición de la sarcopenia y previene las peores consecuencias.

La base de la dieta ideal para combatir la sarcopenia es el consumo de:

  • Alimentos ricos en proteínas saludables. Este es el punto más importante; los alimentos ricos en proteínas saludables incluyen: pescado (por ejemplo, trucha o salmón), crustáceos, nueces, lentejas, quinua, frijoles, tofu, partes magras de aves de corral y cortes magros de carne de vacuno
  • De 3 a 5 porciones de fruta y verdura
  • Alimentos con bajo contenido de sodio, grasa y/o azúcar

Mostrar más

Publicaciones relacionadas

Botón volver arriba