Please ensure Javascript is enabled for purposes of website accessibility
BeKids

Sordera infantil: la importancia del diagnóstico temprano

Después del nacimiento, los médicos someten al bebé a numerosas pruebas. Uno de ellos es la prueba de audición. Esta prueba se realiza antes de que el bebé salga del hospital o, a más tardar, durante el primer mes de vida. Es importante saber si se trata de un caso de sordera infantil.

Ser capaz de oír los sonidos es esencial para desarrollar el lenguaje que se basa inicialmente en la imitación de los sonidos que escucha el recién nacido. Más tarde, el niño será capaz de estructurarlos y establecer una comunicación real.

Como resultado, un niño que no oye bien tendrá dificultades para hablar y comunicarse. Esto influirá en su desarrollo emocional, social y escolar.

La sordera infantil puede ser superada

Según los datos, cada año nacen unos 1.200 niños con pérdida de audición y unos 1.500 son las familias en las que al menos un niño tiene problemas de audición. Además, el 80% de la sordera infantil se produce desde el nacimiento y el 95% de los niños sordos nacen en familias cuyos miembros tienen problemas de audición.

Sin embargo, los programas de diagnóstico temprano nos permiten detectar rápidamente los problemas de audición de los niños. Esto nos permite comenzar el tratamiento desde una edad temprana, facilitando a los niños el desarrollo de un lenguaje oral apropiado y habilidades de comunicación.

Es importante prestar atención a las diversas pruebas

Muchos estudios indican que hay un período crítico, desde el nacimiento hasta el cuarto año de vida, en el que el proceso de adquisición del lenguaje tiene lugar de manera óptima.

Por eso es tan importante realizar un examen de audición del recién nacido y hacer un diagnóstico en los dos primeros meses de vida.

También hay que tener en cuenta que la prueba que se realiza después del nacimiento no permite establecer un diagnóstico definitivo, y que sólo una pequeña proporción de los niños que no superan la prueba inicial tienen verdaderos problemas de audición.

Cómo detectar correctamente la sordera infantil

Si los resultados del examen muestran problemas de audición, se debe consultar a un especialista y el niño será sometido a otras pruebas: emisiones otoacústicas y potenciales evocados auditivos (ABR). Ambas pruebas son fáciles de realizar y no causan ninguna molestia al niño.

La prueba de emisión otoacústica consiste en introducir una pequeña sonda en el canal auditivo que emite sonidos y recibe la respuesta que se produce en una zona del oído llamada cóclea.

Los auriculares emisores de sonido se usan para probar los potenciales evocados auditivos. Las señales sonoras que llegan al cerebro se registran mediante sensores situados en el cuero cabelludo.

Sordera infantil: algunos factores de riesgo

Algunos niños son más propensos que otros a tener problemas de audición. Esto se debe a factores hereditarios u otros problemas de salud que afectan a la audición: infecciones, uso de medicamentos por parte de la madre durante el embarazo, etc.

Hay otras causas que pueden causar sordera. Por ejemplo, un peso muy bajo al nacer, un nacimiento prematuro o problemas durante el parto.

Si crees que tu hijo tiene problemas de audición, no dudes en consultar a un especialista en otorrinolaringología. También es importante controlar la condición de la audición durante la infancia.

La evaluación de cualquier problema de audición, ya sea leve o temporal, por parte de un pediatra ayudará a identificar la causa y el tratamiento más adecuado. Esto ayudará al niño a evitar complicaciones durante el crecimiento.

Los pediatras también nos explican que después del nacimiento la mayoría de los niños oyen sin ninguna dificultad. Sin embargo, durante el crecimiento, pueden tener una pérdida auditiva que los padres sólo identifican cuando notan una falta de respuesta a ciertos sonidos o cuando el niño retrasa el aprendizaje del habla.

La mayoría de los problemas de audición pueden resolverse, especialmente si se tratan a tiempo. Esto evitará problemas en el desarrollo del lenguaje y mejorará la calidad de vida del niño y de toda la familia en general.

Mostrar más

Redacción BeHealth

Grupo multimedios especializado en promover la preservación de la salud física, mental y emocional.

Publicaciones relacionadas

Botón volver arriba