Please ensure Javascript is enabled for purposes of website accessibility
BeNutriciónBienestar GeneralNutriciónSalud Mental

Te contamos cómo reducir los niveles de estrés con la alimentación

Quizá no lo sepas, pero el estrés podría estar incidiendo en tu salud y tu ni por enterado. Por esa razón, hoy te daremos algunos tips alimenticios para que lo controles con lo que comes a diario. ¿Es posible? ¡Claro que sí! BeHealth recibió los siempre acertados consejos de Lilyana Figueroa, licenciada en nutrición y dietética.

Lo primero que explicó la experta es que el estrés es una respuesta fisiológica frente a una amenaza real o imaginada, por lo que cuando se evidencia, “el organismo se prepara para luchar o defenderse, aunque lo usual es que hoy suframos de estrés por nuestro ritmo de vida”. En esos momentos, podría haber deseos de ingerir alimentos nocivos para la salud.

“Durante un tiempo de estrés, es probable que se consuma alimentos poco saludables, consumiendo grandes cantidades de alimentos ricos en grasas y pocas frutas y vegetales. El estrés se ha relacionado directamente con las elecciones dietéticas diarias, como el consumo de café, refrescos, bebidas energéticas, aperitivos salados, alimentos congelados y comida rápida”, dijo.

Uso de bebidas energéticas

El consumo de estos suplementos podrían afectar la salud cardíaca y por su gran cantidad de azúcar podrían propiciar la obesidad y el sobrepeso. Además, de acuerdo con la nutricionista, beber líquidos energéticos también podría aumentar el estrés.

“El consumo de bebidas energéticas se asoció con mayor consumo de refrescos y comidas preparadas o preservadas. También se ha observado que mayor estrés se asocia con malas opciones dietéticas. En cualquier caso, es importante reponer estos nutrientes que el organismo consume de más en los momentos de estrés, como lo es la vitamina C, el magnesio, calcio y omega 3”, recomendó.

La dietista advierte que en momentos de estrés, al ser humano le apetece ingerir con más frecuencia “alimentos procesados con grasas y un exceso de azúcar o de sal. Si escogemos alimentos saludables, podemos aliviar la tensión, estabilizar el azúcar en sangre e ir eliminando el estrés”, aseguró.

Consejos nutricionales

Según la licenciada Lilyana, existen frutos y otro tipo de alimentos que te permitirán no solo cuidar todos tus órganos y sistemas, sino que te ayudarán a controlar los cuadros de estrés que suelen jugarnos malas pasadas.

“Algunos alimentos podrían ayudar a reducir el estrés, como por ejemplo los arándanos, que contienen gran cantidad de antioxidantes. Asimismo, su elevado contenido de vitamina C y vitamina E, junto con minerales como el magnesio y el manganeso, pueden ser también muy efectivos para mejorar nuestro bienestar y reducir el estrés”, comentó.

De igual manera, nombró los alimentos ricos en vitamina E, vitamina B, magnesio y Zinc que, según ella, “nos ayudan a reducir los estados de ansiedad y de estrés”. Estos suplementos pueden encontrarse en: 

“Las almendras, que contienen una excelente fuente de fibra, ideal para reducir la presión arterial y aumentar el nivel de energía. Una onza de chocolate negro al día también puede reducir el nivel de hormonas de estrés presentes en el cuerpo. El chocolate contiene magnesio, que es un mineral que lucha contra el estrés, la fatiga, la depresión y la irritabilidad”, dijo la licenciada.

Pescado y ácidos omega 3

Quizá hayas oído las bondades de los ácidos grasos omega 3, pues bien, de acuerdo con Figueroa, estos también contribuyen a la disminución de los niveles de estrés y puedes encontrarlos en el salmón y el aguacate.

“El salmón aumenta algunos químicos cerebrales como la serotonina, que le ayuda a sentirse feliz y podrían regular algunas hormonas del estrés, como el cortisol y la adrenalina. Lo recomendable es consumir 2 a 3 porciones de salmón a la semana si su dieta se lo permite. El aguacate también contiene nutrientes que ayudan a regular las hormonas del estrés, manteniendo los nervios y las células del cerebro sanas y a su vez es un objetivo principal mantener la salud intestinal para garantizar la formación de los neurotransmisores necesarios, como la dopamina y la serotonina”, dijo la nutricionista. 

Mostrar más

Redacción BeHealth

Grupo multimedios especializado en promover la preservación de la salud física, mental y emocional.

Publicaciones relacionadas

Botón volver arriba