Please ensure Javascript is enabled for purposes of website accessibility
Hidradenitis Supurativa

Todo sobre la hidradenitis supurativa

En el segundo Simposio de Hidradenitis Supurativa la doctora Alma Cruz, Catedrática auxiliar del Recinto de Ciencias Médicas abordó algunos puntos importantes para comprender esta condición.

¿Qué es la hidradenitis supurativa?

Inició explicando que la hidradenitis supurativa (HS), al igual que la enfermedad inflamatoria del intestino, la diabetes y la alta presión, es una enfermedad crónica que se va a caracterizar porque no tiene cura.

Por tanto, la meta en el manejo de esta condición es lograr el diagnóstico temprano y comenzar un tratamiento adecuado «para que podamos detener el progreso de la enfermedad y evitar las complicaciones a largo plazo», refirió la especialista.

Progresión de la hidradenitis supurativa

Adicionalmente, comentó que la hidradenitis se caracteriza por períodos de exacerbación y remisión y es una condición progresiva.

«Cuando hablamos de progresión de hidradenitis supurativa estamos hablando que inicialmente la enfermedad comienza con unas lesiones pequeñas durante unos días y desaparecen y no puede vuelven a ocurrir hasta dentro de 3 o 4 meses pero según la condición progresa, el número de lesiones aumenta; y esa lesión que ocurre esporádicamente cada tres o cuatro meses se hace más frecuente”, expuso.

Y añadió que aparecen con mayor frecuencia y en mayor cantidad, por lo que, en  muchos pacientes se ve un aumento de la cantidad de áreas afectadas. O sea, cuando se habla de progresión en la hidradenitis supurativa se refiere al aumento en el número de lesiones, en el tipo de lesiones y la duración de estas lesiones.

Además, la HS es una condición extremadamente dolorosa que tiene un impacto dramáticamente negativo en la calidad de vida de los pacientes. Y es que la literatura demuestra que hay un alto ausentismo laboral y académico, en el caso de los adolescentes, porque el dolor, las secreciones y las lesiones muchas veces incapacitan a estos pacientes.

«Hoy entendemos que es una condición inflamatoria que no se pega, no es contagiosa, a nadie se le va a pegar nada por compartir con un paciente hidradenitis supurativa. En la hidradenitis hay una alteración del sistema inmunológico y consideramos que es una enfermedad sistémica».

Esto, sin embargo, afecta negativamente la calidad de vida de los pacientes afectando su vida social, sexual y laboral. Además, añadió la doctora, cerca del 1% de la población sufre hidradenitis supurativa, por lo que considera que deben haber muchos pacientes que no están siendo diagnosticados o tratados debido al pobre conocimiento de la condición y que, esta además, se suele confundir con otras enfermedades en sus primeras etapas.

En cuanto a estadísticas, la condición afecta tres veces a más mujeres que hombres y la condición tiende a comenzar después de la pubertad, principalmente entre los 20 y 30 años. Por lo tanto, está afectando a una población de adultos jóvenes en su edad reproductiva y productiva.

Diagnóstico

Según la doctora Alma Cruz, no existe ninguna prueba de laboratorio para hacer el diagnóstico de la hidradenitis supurativa y las biopsias no son de utilidad. «Así que para lograr el diagnóstico se necesitamos hacer un buen historial y un examen físico donde logremos documentar la presencia de estas lesiones características en las áreas características y el historial de recurrencia».

Lesiones características

las lesiones características son nódulos inflamatorios, abscesos y tractos que se manifiestan de color rojo, calientes y muy dolorosas. Los abscesos son suaves y cuando se abren liberan un material de sangre o de pus en ocasiones malolientes. Por otro lado, los tractos son unos túneles que están debajo de la piel que conectan y cuando uno los presiona también libera un material.

Áreas características

En la hidradenitis las áreas características son las áreas debajo de los brazos, debajo de los senos, entre las piernas y nalgas y área perianal. Adicional a ello, la galena indica que debajo de los brazos es donde más se afecta.

Causas

«Sabemos que tiene que ver una interacción compleja entre factores genéticos, ambientales y del sistema inmune», precisó.

Y es que entre el 30 y el 40% de la población con hidradenitis tiene otros miembros de la familia que pueden tener también la enfermedad. Es decir, debe haber una predisposición familiar para la condición. Aunque «no hemos encontrado ningún patrón de herencia específica que explique todos los casos de hidradenitis supurativa».

Entre los factores ambientales destacan el tabaquismo y la obesidad: «El 70% de los pacientes con hidradenitis tienen un historial de que fumaron o son fumadores al presente y la nicotina es un factor detonante de la enfermedad».

Por otro lado, la población de hidradenitis supurativa en su mayoría son obesos o tienen sobrepeso. Por ello, la nutrición debe estar integrada dentro del manejo de la HS.

Finalmente, en cuanto al factor inmunológico, se ha podido detectar que hay un exceso de citoquinas inflamatorias:

«Todos producimos esta sustancia, es la forma del cuerpo protegerse en contra de malignidades e infecciones; pero los pacientes con hidradenitis tienen una producción exagerada y descontrolada de citoquinas, que son las responsables de las lesiones».

Además, la HS no afecta solo nuestra piel, sino que no es todo el sistema; por eso hay muchas comorbilidades.

Etapas

La hidradenitis se clasifica en estadios 1, 2 y 3 o leve, moderada y severa. De ahí la importancia de identificar a estos pacientes para comenzar un tratamiento y evitar la progresión de la enfermedad.

«Una de las preocupaciones es que cuando estos pacientes llegan al dermatólogo ya están en estadios más avanzados, lo que hace mucho más difícil el tratamiento. La literatura nos ha demostrado que se está haciendo un diagnóstico muy tardío de la enfermedad. Hay un estudio que demuestra que desde que el paciente tiene su primera lesión hasta que se le diagnóstica la condición y comienza un tratamiento adecuado, puede transcurrir un tiempo entre 7 y 9 años. Esto ocurre porque hay un desconocimiento grande de la enfermedad, tanto de la población general como el grupo de salud, además, muchos pacientes no buscan ayuda por miedo o por vergüenza. Adicional a ello, el carácter intermitente de la enfermedad puede hacer que se confunda.

Finalmente, la doctora exhortó a los pacientes a que consulten con su dermatólogo de preferencia, porque es el profesional de la salud que está preparado para diagnosticar temprano y comenzar un tratamiento agresivo para evitar la progresión de la enfermedad e impactar de forma positiva la calidad de los pacientes.

Mostrar más

Redacción BeHealth

Grupo multimedios especializado en promover la preservación de la salud física, mental y emocional.

Publicaciones relacionadas

Botón volver arriba