facebook_image
BeWomenSemana 35Semanas de embarazo

Cesárea programada: todo lo que debes saber

La cesárea se diferencia de un parto natural en que es un procedimiento quirúrgico. Se realiza a través de una incisión en la parte inferior del vientre, por debajo de la línea del bikini, y se utiliza para dar a luz en determinadas situaciones.

Se creó como método de parto de emergencia, cuando el bebé no está en condiciones de afrontar el trabajo de parto y el nacimiento natural, cuando hay problemas particulares o cuando hay problemas de posición, del cordón umbilical alrededor del cuello, o una disminución de los latidos del corazón.

La incisión para facilitar el parto se realiza en la parte inferior del abdomen y puede extenderse longitudinalmente (en la línea media del abdomen) o transversalmente, por encima del pubis.

Indicaciones para una cesárea

La cesárea es una medida que se adopta teniendo en cuenta muchos factores, que difieren de un caso a otro. La necesidad de una cesárea puede ser evidente desde el primer examen al principio del embarazo, o puede ser evidente solo cuando el trabajo de parto ya está en marcha.

La cesárea es necesaria principalmente en los siguientes casos:

  • El feto es demasiado grande en relación con la pelvis de la madre para permitir un parto natural
  • El trabajo de parto se prolonga, la dilatación es inadecuada o las contracciones son demasiado débiles, por lo que es poco probable que se produzca la expulsión normal del feto por la vagina en un periodo de tiempo aceptable;
  • La placenta cubre total o parcialmente el canal del parto, obstruyendo el paso del feto o se desprende inesperadamente de la pared uterina, lo que hace temer una hemorragia, que puede ser peligrosa tanto para la madre como para el bebé
  • Presentación anormal del bebé, especialmente cuando viene de nalgas. En estos casos, el parto por vía vaginal implicaría necesariamente un peligro considerable tanto para la madre como para el bebé
  • Embarazo gemelar con el primer bebé de nalgas: en caso de parto vaginal, existiría el riesgo de un posible daño fetal
  • Prolapso del cordón umbilical, cuando el nacimiento aún no se considera inminente
  • Preeclampsia o eclampsia: si la presión arterial de la futura madre aumenta repentinamente y aparecen otros síntomas específicos, asociados o no a ataques convulsivos, una cesárea a tiempo puede ser la única medida que puede salvar la vida de la mujer y del bebé
  • La presencia de miomas uterinos, quistes ováricos, fibromas u otras formaciones que, al estrechar el canal del parto, no permiten el paso normal del bebé
  • En todos los casos en los que exista un sufrimiento fetal grave, como anomalías preocupantes del ritmo cardíaco que requieran un parto rápido.

Además de estas indicaciones (que son las más frecuentes), puede haber otras condiciones que hagan necesaria una cesárea, entre ellas: infecciones maternas, bebé prematuro, enfermedad cardiovascular, nefropatía y diabetes gestacional.

¿Qué llevar en caso de cesárea programada?

Excluyendo la bolsa del bebé que es la misma tanto en el caso de parto natural como en el caso de cesárea, estamos hablando de los artículos de primera necesidad que debe llevar una mujer al hospital en caso de cesárea programada.

A continuación se muestra una lista de ropa y accesorios necesarios para afrontar el parto y el posparto:

  • Compresas de maternidad (también se utilizarán en el caso de una cesárea)
  • Calzoncillos cómodos, en algodón, con cintura alta
  • Camisón con botones para amamantar
  • Sujetadores de lactancia
  • Protectores mamarios
  • Pantuflas cómodas
  • Toallitas intimas y refrescantes
  • Todo lo necesario para la higiene personal
Mostrar más

Publicaciones relacionadas

Botón volver arriba