facebook_image
Bienestar GeneralSalud Mental

Habilitan Centro de Llamadas de apoyo emocional para la comunidad

En respuesta a la necesidad de servicios de salud mental por el paso del huracán Fiona en la isla, Ponce Health Sciences University (PHSU) habilitó un centro de llamadas gratuito para la población puertorriqueña. 

Se ubicaron tres líneas, con psicólogos en cada una de ellas, para estar disponible a la comunidad general para manejo de emociones, estabilizar necesidades primarias o simplemente ser escuchados y recibir esa palabra de aliento”, aseguró la Decana interina de los programas de psicología de la Ponce Health Sciences University, Yaritza López Robledo. 

Este servicio estará disponible hasta el próximo viernes, 30 de septiembre, de lunes a viernes en horario de 8:00 am a 4:00 pm. De requerir la asistencia, los ciudadanos pueden comunicarse al 787-812-2525 a las extensiones 5814, 5899 o 5510, indicó la psicóloga.

Además, la institución ofrece servicios de forma presencial en su clínica “Wellness Center” con profesionales de salud en diversas áreas. “Actualmente, en la PHSU, contamos con la clínica «Wellness Center». Esa clínica cuenta con psiquiatras, psicólogos e incluyen servicios de trabajadores sociales. Además, cuenta con médicos de diversas disciplinas”, expresó López Robledo. El consultorio opera en horario ajustado de 8:00 am a 3:00 pm de lunes a viernes. 

Asimismo, la doctora mencionó que la clínica abrió el servicio de teleconsulta para los pacientes que deseen recibir la asistencia a distancia. Para recibir los servicios de la clínica o telemedicina, aceptan tanto pacientes con planes médicos como no asegurados. 

“En la clínica, los servicios psicológicos se ofrecen a pacientes con planes de gobierno, planes médicos privados y quienes no tienen plan médico con bases bajas porque somos una clínica con base académica”, afirmó. 

Según la psicóloga, los escenarios de emergencia o desastres se clasifican como eventos que tienen potencial de ser traumáticos: pueden detonar una serie de emociones que surjan por vez primera por el potencial alto de ser eventos traumáticos y detonan, reactivan o agudizan síntomas emocionales que eran preexistentes, que ya la persona había sentido anteriormente”. 

Entre los síntomas que se pueden percibir se encuentran los sentimientos de tristeza, ansiedad, miedo y frustración, aseguró López Robledo. 

La doctora explicó que este evento atmosférico puede causar el efecto negativo de traer recuerdos traumáticos como fue el paso del huracán Marie en la isla hace cinco años atrás.

«El hecho de que se reactiven las memorias nuevamente aumenta el potencial de que esas emociones, ese temor y frustración aumente y definitivamente lo que quizás, ante ausencia de experiencias como esta; hubiese sido solo síntomas, en este momento hace que muchas personas puedan desarrollar una condición emocional”, señaló.

Entre los diagnósticos más comunes de una condición psicológica por un evento de esta magnitud se encuentran el estrés postraumático, la depresión mayor y los trastornos de ansiedad. Según la doctora, desarrollar trastorno de ansiedad puede ocasionar ataques de pánico y ansiedad generalizada que puede activar trastornos de ajuste o adaptativos. 

La especialista explicó que los trastornos se presentan en una serie de síntomas como ansiedad, depresión o una combinación de ambas que se manifiestan luego de vivir el evento difícil o potencialmente traumático. 

“Una vez la persona, previo al evento, estaba presentando los síntomas [emocionales] y luego que termina el evento difícil, comienza a experimentar estos síntomas en un periodo reciente después del evento, se puede considerar la posibilidad de ese diagnóstico”, señaló. 

Ante un evento traumático, López Robledo reconoce que los pensamientos negativos estarán presentes, pero se puede utilizar la vivencia para aprender y crecer. 

A veces pensamos que la situación, por lo dura o difícil que es, no vamos a salir de esa. Pensamos que no tenemos los recursos económicos, emocionales o de apoyo para sobrellevar lo difícil que nos parece la situación. Simplemente, no olvidemos que cada situación difícil o momento de crisis nos brinda un espacio para crecer como seres humanos”, declaró. 

Como consejo a la ciudadanía puertorriqueña, la psicóloga invitó a no temer en buscar ayuda y redes de apoyo. “Sanar, reponernos nos va a tomar un tiempo, pero, recordemos que siempre habrá alguien, un recurso disponible para escucharnos y brindarnos esa mano de ayuda”, puntualizó.  

Mostrar más

Publicaciones relacionadas

Botón volver arriba