facebook_image
*Apoyado por DiabetesDiabetes

Medicamentos que debes evitar si padeces diabetes

En las personas con diabetes, los medicamentos son un elemento fundamental, unido a la alimentación y el ejercicio. Sin embargo, estos pacientes deben conocer, como parte de la llamada educación diabetológica, que muchos fármacos indicados para las afecciones comunes pueden interferir con su trastorno y tener un impacto importante en sus niveles de glucosa en sangre.

Por tal razón es muy útil tener en cuenta determinados aspectos a la hora de elegir el medicamento adecuado. En primer lugar, salvo que el paciente tenga problemas para tragar, es mejor optar por comprimidos y no jarabes, dada la cantidad de excipientes azucarados que contienen estos. Si por el contrario, se hace imprescindible tomarlos, lo más seguro es consultar con el farmacéutico para que sugiera jarabes sin azúcar.

Relación entre la insulina y algunos fármacos

Diferentes medicamentos pueden interactuar con la insulina, que es la base farmacológica en la diabetes, tanto tipo 1 como tipo 2:

  • Medicamentos que disminuyen el efecto de la insulina (hiperglucemia): anticonceptivos orales; glucocorticoides; antidepresivos tricíclicos; algunos fármacos simpático-miméticos.
  • Medicamentos que aumentan el efecto de la insulina por diversas vías (hipoglucemia): antidepresivos IMAO; algunos anticoagulantes (dicumarol); sulfonamidas; salicilatos; clofibrato; cloranfenicol y alopurinol.
  • Medicamentos que alteran la acción o secreción de insulina (hiperglucemia): diuréticos; difenilhidantoína; betabloqueantes; esteroides; estrógenos; indometacina; isoniacida; ácido nicotínico.

Medicamentos comunes que no debes tomar si tienes diabetes

Ante enfermedades comunes como asma, alergias, procesos gripales, golpes o fiebre, el paciente diabético debe conocer qué efectos pueden conllevar para su salud algunos medicamentos muy habituales:

  • Ácido acetilsalicílico: disminuye los niveles de glucosa.
  • Anticonceptivos orales: pueden elevar la glucemia.
  • Paracetamol y otros fármacos para el dolor y la fiebre: incluso sin azúcar, los medicamentos para el resfriado pueden hacer, a corto plazo, que los niveles de glucosa en la sangre sean impredecibles. Es recomendable que el paciente con diabetes no confíe ciegamente en las lecturas del monitor de Control de Glucosa durante una enfermedad aguda, ya que estos fármacos, usados en presencia de alteraciones hepáticas severas, interfieren con ciertos dispositivos.
  • Corticoides: estos fármacos pueden descompensar el control glucémico por hiperglucemia, por lo que se debe ajustar la pauta mientras dure el tratamiento corticoide.
  • Cafeína: aumenta los efectos de la adrenalina y el glucagón, que dan salida a la glucosa almacenada en el hígado y, por tanto, sube el nivel de glucemia.
  • Fenilefrina y pseudoefedrina: en personas diabéticas con problemas vasculares pueden provocar constricción de los vasos sanguíneos y ocasionar efectos adversos. Estos descongestionantes están presentes en la mayoría de los productos de venta libre y pueden elevar los niveles de glucosa.
  • Otros tratamientos frecuentes y que pueden alterar el nivel de glucosa en sangre son los medicamentos para la hipertensión arterial, los diuréticos tiazídicos, beta-bloqueantes, las estatinas para la hipercolesterolemia, las quinolonas si aparecen infecciones sistémicas, los inhibidores de la proteasa (SIDA), o los antiinflamatorios.

Excipientes a tener en cuenta en los medicamentos

De igual modo, es recomendable que los pacientes presten atención a los diversos excipientes de los medicamentos en el prospecto de dicho fármaco para así verificar el posible riesgo que representa para su salud.

Algunos de los más habituales en cualquier fármaco son:

  • Azúcar invertido: los pacientes con diabetes mellitus deben tenerlo en cuenta porque supone que el fármaco contiene cierta cantidad de una mezcla de fructosa y glucosa por comprimido, lo que puede afectar sus niveles de glucemia.
  • Lactosa: cada gramo de lactosa se descompone en el organismo en medio gramo de glucosa y medio gramo de galactosa.
  • Galactosa: la cantidad determinada de galactosa por dosis contenida en determinado medicamento se descompone en gramos de glucosa.
Mostrar más

Publicaciones relacionadas

Botón volver arriba