facebook_image
BeWomenSemana 4Semanas de embarazo

Semana cuatro: el maravilloso proceso de la implantación

Podemos hablar de implantación, cuando el embrión se implanta con éxito en el endometrio y da paso al inicio de la gestación.

Comúnmente esto ocurre el día 7 desde la fecundación y algunos signos podrían indicarte que está ocurriendo el proceso.

Síntomas de implantación del embrión en el útero

Aunque muchos de estos signos pueden pasar desapercibidos, si estás planeando un embarazo podrás notar alguno de los siguientes síntomas:

  • Sangrado de implantación: suele ser poco abundante y de color marrón y puede durar varios días.
  • Dolor de implantación: un tipo de molestia similar a la que se siente días antes de la llegada de la menstruación.
  • Molestias mamarias o hinchazón de los senos: similar al que sienten muchas mujeres durante su periodo menstrual.
  • Dolor en la zona lumbar.
  • Diarrea o crisis de estreñimiento.
  • Acidez de estómago.
  • Cansancio excesivo

¿Cómo ocurre el proceso?

Durante la semana tres de tu embarazo, inicia el desarrollo embrionario, gracias a que el espermatozoide y el óvulo se unen en una de las trompas de Falopio para formar un cigoto, (conjunto de células que se dividen rápidamente).

Si se libera más de un óvulo y estos son fertilizados, o si el óvulo fertilizado se divide en dos, puedes tener múltiples cigotos.

El o los cigotos comúnmente tienen 46 cromosomas: 23 de la madre y 23 del padre, los cuales sirven para determinar el sexo del bebé y algunos de sus rasgos físicos.

De esta manera, para la cuarta semana, la bola de células que se divide rápidamente, ahora conocida como blastocisto, comienza a anidarse en el endometrio y así inicia la implantación.

Dentro del blastocisto, el grupo interior de células se convertirá en el embrión. La capa externa dará lugar a parte de la placenta, que alimentará a tu bebé durante el embarazo.

 

Mostrar más

Publicaciones relacionadas

Botón volver arriba