Please ensure Javascript is enabled for purposes of website accessibility
Bienestar GeneralSalud Mental

Así es el proceso de hormonización en personas transgénero

La población trans ha visto en la terapia hormonal un proceso crucial en el tratamiento de afirmación de género. Este procedimiento implica la administración de hormonas sexuales para desarrollar características sexuales secundarias que coincidan con la identidad de género de la persona.

En ese sentido y según la Organización Mundial de la Salud (OMS), este tratamiento es fundamental para el bienestar de las personas transgénero, ayudando a reducir la disforia de género y mejorar la calidad de vida; desde 1960 y 1970 cuando los tratamientos comenzaron a ser más accesibles; hoy millones de personas en todo el mundo han logrado este paso.

En Puerto Rico, la población transgénero es considerable. Se estima que miles de personas transgénero residen en la isla, muchas de las cuales están en proceso de alinear su identidad de género con su apariencia física.

Lee: De la tiroides y envejecimiento, hasta la obesidad: abecé de la endocrinología

De hombre a mujer (MtF)

Para las personas transgénero de hombre a mujer, el tratamiento hormonal incluye la administración de estrógenos para desarrollar características femeninas como el crecimiento de senos y la redistribución de grasa corporal. Además, se utilizan antiandrógenos para reducir los niveles de testosterona, lo que disminuye características masculinas como el vello facial y corporal .

De mujer a hombre (FtM)

Para las personas transgénero de mujer a hombre, el tratamiento hormonal implica la administración de testosterona. Esto induce el crecimiento de vello facial y corporal, el engrosamiento de la voz y el aumento de la masa muscular. La testosterona también suprime los ciclos menstruales y puede causar un aumento del tamaño del clítoris .

A término general, el tratamiento adecuado requiere un diagnóstico preciso por parte de médicos capacitados como endocrinólogos, atención primaria, psicólogos y cirujanos especializados; tanto para adolescentes como para adultos. Expertos en MedlinePlus recomiendan que la cirugía genital de afirmación de género se realice solo después de al menos un año de tratamiento hormonal continuo y adecuado.

Más: Desigualdades, políticas y necesidades en la salud LGBTIQ+

«Esta recomendación busca asegurar que los pacientes estén preparados física y emocionalmente para la cirugía, ya que es uno de los cambios más significantes», comenta uno de sus artículos.

Mayo Clinic recomienda iniciar el proceso de hormonización bajo supervisión médica reduciendo los riesgos de efectos secundarios como lo son:

  • Enfermedad cardíaca
  • Accidente cerebrovascular
  • Coágulos sanguíneos
  • Cáncer mamario
Mostrar más

Publicaciones relacionadas

Botón volver arriba