Please ensure Javascript is enabled for purposes of website accessibility
BeWomenBienestar General

Autocuidado en las mujeres: reflexiones de la Dra. Gloria San Miguel

El autocuidado es un aspecto fundamental de la salud y el bienestar, particularmente para las mujeres, quienes a menudo asumen múltiples roles y responsabilidades en sus vidas diarias. En este artículo, te compartimos la importancia del autocuidado en la vida de las mujeres, a través de las reflexiones y perspectivas de la Dra. Gloria San Miguel, escritora y coach.

«Trabajo con muchas mujeres que son madres o que tienen responsabilidades como cuidadoras. A veces, no eres madre biológica, pero asumes responsabilidades por otros niños o personas mayores, dependiendo de la etapa de tu vida», inició la Dra. San Miguel en su charla con BeHealth.

Este rol de cuidadora es universal y se presenta en diversas culturas y contextos. Sin embargo, es común que las mujeres prioricen las necesidades de los demás sobre las propias, lo que puede llevar a un desequilibrio en su bienestar.

La importancia del bienestar personal

San Miguel enfatizó la necesidad de priorizar el bienestar personal para mantener una salud física y emocional óptima. «Cuando damos y damos sin recibir ni hacer nada por nosotras mismas, llega un momento en que podemos empezar a sentir resentimiento. Es crucial encontrar un equilibrio para evitar esto y cuidar de nuestra salud integral«, explicó teniendo en cuenta la importancia de reconocer y respetar nuestras propias necesidades, lo cual es fundamental para poder continuar cuidando de otros de manera efectiva.

La experiencia de la Dra. San Miguel viviendo y trabajando tanto en Puerto Rico como en Estados Unidos le ha permitido observar que la tendencia de las mujeres a cuidar de los demás antes que de sí mismas no es exclusiva de una cultura. «Generalmente, el rol de la mujer en cualquier sociedad es cuidar a los demás antes que a ella misma«, dice. Una observación que resalta la necesidad universal de estrategias de autocuidado que puedan aplicarse en diversos contextos culturales.

Estrategias de autocuidado

Para integrar el autocuidado en la rutina diaria, la Dra. San Miguel ofrece cinco estrategias clave:

1. Pequeñas pausas para respirar:

«En el ajetreo diario, es importante hacer pausas para respirar profundamente. No me refiero a practicar yoga necesariamente, sino simplemente a inhalar profundamente y exhalar por la boca». Esta técnica, descrita en el mindfulness, está científicamente comprobada para disminuir los niveles de estrés, oxigenar nuestro sistema y cerebro, y ayudarnos a ser más efectivas y eficientes.

«A veces ni siquiera nos tomamos ese tiempo», lamenta San Miguel. «Es crucial hacer una pausa, aunque sea breve, para reconectar con nosotras mismas».

2. Identificar actividades que nos traigan alegría:

Encontrar algo que nos haga felices es esencial. «Todas tenemos algo que nos hace sentir bien. Es importante identificar qué es eso que nos alegra el día, ya sea maquillarnos, peinarnos, hacernos una manicura, compartir con una amiga, tomarnos un café», sugiere San Miguel.

«Las cosas sencillas también pueden ser muy gratificantes, como leer un libro bajo una sombra. Aunque no haya muchas palmas como en Puerto Rico, uno se acomoda», comenta San Miguel. «También puede ser pintar, pasear, o cualquier otra actividad que nos guste. Hay tantas cosas que podemos hacer».

3. Buscar apoyo terapéutico:

«Un consejero, mentor, o coach puede ayudarnos a traer a la conciencia cosas que quizás no identificamos por nosotras mismas», dice San Miguel. Este apoyo externo puede ofrecer una perspectiva objetiva y ayudarnos a identificar áreas en las que necesitamos trabajar.

Lee más: Apoyo emocional posparto: claves para una transición saludable

«Incluso en un grupo de amigas, podemos sorprendernos de cuánto apoyo podemos encontrar. En coloquios de amistades, a veces recibimos una gran cantidad de retroalimentación», añade.

4. Establecer límites:

«Tenemos que aprender a decir ‘no’ cuando sea necesario para proteger nuestro tiempo y energía», señala San Miguel. Es crucial alejarse de personas o situaciones que no aportan positivamente a nuestra vida.

«A veces, nos rodeamos de personas que no nos aportan paz, que no nos añaden nada positivo y que solo buscan obtener algo de nosotros», advierte. «Es importante mantener un equilibrio saludable entre el cuidado de los demás y el cuidado propio. Esto incluye separarse o alejarse de personas o situaciones que no nos aportan, incluso si se trata de familiares cercanos».

5. Cuidar nuestra espiritualidad:

Encontrar tiempo para la reflexión, la meditación, o cualquier práctica espiritual que nos proporcione consuelo es vital para nuestro bienestar integral. «No hablo de religión en sí, sino de nutrir el alma», aclara San Miguel. «Es vital encontrar tiempo para la reflexión, la meditación, la oración o cualquier práctica que nos proporcione consuelo y una conexión con algo más grande que nosotros mismos».

«Estas prácticas nos ayudan a sentir paz y a encontrar un sentido de propósito o significado en nuestras vidas», explica.

Importancia de las relaciones y el equilibrio

El autocuidado también incluye cuidar nuestras relaciones personales. «Agendar citas con tu pareja también es crucial para el autocuidado de una madre, ya que cuidar la relación contribuye al bienestar general», menciona San Miguel, subrayando la importancia de mantener una relación saludable y equilibrada.

Para la especialista es crucial establecer límites. Tenemos que aprender a decir ‘no’ cuando sea necesario para proteger nuestro tiempo y energía. Establecer límites y proteger nuestro tiempo es una parte esencial del autocuidado.

San Miguel también resalta el cuidado espiritual como una parte fundamental del autocuidado. «Es vital encontrar tiempo para la reflexión, la meditación, la oración o cualquier práctica que nos proporcione consuelo y una conexión con algo más grande que nosotros mismos». Además, participar en actividades de voluntariado puede ofrecer un gran sentido de propósito y empatía. «El desarrollo de la espiritualidad a menudo se manifiesta a través del servicio, no solo a nuestra familia, sino también a los demás», explica.

Enfrentando los desafíos de la maternidad

La maternidad trae consigo numerosos desafíos, especialmente cuando los hijos crecen y empiezan a asumir más responsabilidades. «Estos desafíos pueden ser abrumadores, especialmente cuando los hijos llegan a una edad en la que deben firmar documentos importantes o tomar decisiones por sí mismos», explica San Miguel.

«Independientemente de cuán emocionalmente o mentalmente asertivos hayan sido nuestros hijos, todos necesitan ayuda en algún momento», afirma. «Los padres de generaciones anteriores, que a menudo hacían todo por sus hijos, no les permitieron desarrollar sus propias responsabilidades. Ahora, cuando es el momento de soltarlos, muchos no saben qué hacer».

Para abordar estos desafíos, San Miguel ofrece talleres y recursos para fomentar familias saludables y reales, y mejorar la comunicación. Nunca es tarde para abrir los canales de comunicación. Aunque los hijos ya sean mayores, siempre hay oportunidades para enmendar y mejorar la relación. Esto no solo les beneficia a ellos, sino que también les prepara para ser mejores padres en el futuro.

Como dice la Dra. San Miguel, «implementar estas prácticas de autocuidado no solo mejora nuestra salud, sino que también nos permite cuidar mejor de los demás». En última instancia, el objetivo es encontrar un equilibrio holístico que nos permita vivir una vida plena y satisfactoria.

Lee más: 7 estudios médicos que toda mujer debe hacerse, ¿cuáles te has hecho ya?

Mira la entrevista completa:

Mostrar más

Publicaciones relacionadas

Botón volver arriba