Please ensure Javascript is enabled for purposes of website accessibility
*Apoyado por Parkinson*Be Bike Rally 2022Párkinson

Ejercicios para fortalecer las articulaciones de los pacientes con párkinson

Una de las dudas que más embarga a los cuidadores de pacientes con párkinson son los ejercicios que pueden desarrollar para ayudar con la preservación cerebral y muscular de quienes padecen la enfermedad. Por eso, hoy conocerás algunas opciones efectivas para dicho cometido.

Múltiples neurólogos recomiendan iniciar con actividad física gradual, en conjunto de un tratamiento farmacológico que ayudará con la sintomatología de la condición. Para eso, te recomendamos realizar entre 15 y 30 minutos diarios de ejercicio para mejorar la fuerza muscular, el equilibrio, la marcha y la postura.

¿Qué beneficios trae y cuáles son los ejercicios?

Permite regular el peso, renovar el estado de ánimo, contribuye al buen descanso y las funciones cognitivas. Además, reduce o previene la fatiga, el desgano y los dolores. De acuerdo con el libro “Parkinson. Guía esencial para pacientes, familiares y cuidadores”, escrito por el Dr. Marcelo Merello, médico neurólogo, puedes iniciar moviendo el cuello.

Inclinación lateral: 

Inspira con la vista al frente y el cuello recto. Espira mientras inclinas la cabeza hacia un hombro. Vuelve a la posición de partida e inspira de nuevo. Espira al inclinar la cabeza hacia el otro hombro. Posteriormente, exhala mientras giras la cabeza y mira por arriba de tu hombro derecho. Vuelve a la posición de partida e inspira de nuevo. Exhala nuevamente y gira  la cabeza al máximo hacia la izquierda.

Flexión

El doctor asegura que el paciente debe inspirar con la vista al frente y el cuello recto. Después, debe espirar llevando el mentón al pecho. Luego, vuelve a la posición de partida e inspira otra vez. Exhala llevando la cabeza hacia atrás.

Hay una advertencia: no hagas el último movimiento si tienes problemas cervicales o mareos.

Para el torso sigue estos consejos:

  • El neurólogo asegura que se debe iniciar con una rotación sentado en una silla con la espalda recta y los pies bien apoyados en el suelo.
  • Después toma un bastón con ambas manos y, con los brazos estirados, colócalos a la altura de la cintura. Inspira y espira llevando el bastón hacia la derecha y girando la cabeza hacia el mismo lado
  • Vuelve a inspirar y llevar otra vez el bastón al centro. Espira llevando el bastón hacia la izquierda y girando la cabeza hacia el mismo lado. Vuelva a inspirar y lleva otra vez el bastón al centro. Repite diez veces.

Segundo ejercicio de torso

Para el especialista, debes acostarte en el piso boca arriba, con las rodillas dobladas, los pies apoyados en el suelo y los brazos extendidos en cruz.

Luego debes inspirar y exhalar, mientras llevas las rodillas hacia un lado buscando tocar el piso y sin despegar los brazos del piso. Posteriormente, debes llevar otra vez las rodillas al centro e inspirarte y hacer el mismo movimiento hacia el lado contrario. Repita diez veces.

Plantéate objetivos durante el entrenamiento de fisioterapia y así te motivarás. Puedes seguir estos consejos en el planteamiento de lo que quieres lograr:

  • Potenciar la actividad muscular y el buen funcionamiento de todas las articulaciones para prevenir a largo plazo dolores y deformidades.
  • Aumentar el volumen respiratorio permitiendo una mejor adaptación al esfuerzo físico.
  • Reeducar la postura para prevenir o mejorar los dolores relacionados con ella.
  • Prevenir trastornos circulatorios ocasionados por la falta de movilidad.
  • Mejorar la movilidad, coordinación, equilibrio, marcha y reacciones de enderezamiento.
  • Mantener y/o restablecer la autonomía del paciente.
Mostrar más

Redacción BeHealth

Grupo multimedios especializado en promover la preservación de la salud física, mental y emocional.

Publicaciones relacionadas

Botón volver arriba