Please ensure Javascript is enabled for purposes of website accessibility
BeWomenHistorias BeHealth

Equilibrando la medicina y la maternidad: lecciones de una madre doctora

En el cálido abrazo del Día de las Madres es inevitable recordar y honrar a aquellas mujeres que no solo nutren a sus propios hijos con amor y sacrificio, sino que también extienden ese amor a comunidades enteras, dejando un legado imborrable de cuidado y dedicación. Entre esas luminarias maternales, destaca la figura de la Dra. Valerie Bedard Marrero, cuya historia nos ofrece una visión valiosa sobre cómo lograr un equilibrio entre la dedicación a la medicina y el cuidado de la familia.

La Dra. Marrero compartió abiertamente los desafíos que enfrenta al intentar equilibrar su carrera médica con su papel como madre. «Equilibrar la dedicación a la medicina con el rol de madre puede ser un desafío considerable», reflexiona. A medida que avanza en su semana, se encuentra constantemente ajustándose y tratando de encontrar una organización efectiva, priorizando lo que realmente importa en cada momento.

Una de las estrategias clave que la Dra. Marrero emplea para mantener este equilibrio es contar con un sólido sistema de apoyo. Reconoce la importancia de su red de apoyo, que incluye a su esposo, familiares, amigos e incluso al personal administrativo.

«Este apoyo me permite establecer un equilibrio entre mi carrera y mi vida familiar», comparte. Es esta red de apoyo la que le permite delegar tareas cuando es necesario y dedicar tiempo tanto al autocuidado como a la familia sin sentirse culpable.

La flexibilidad es otra lección fundamental que la Dra. Marrero ha aprendido en su viaje como madre y médica. Reconoce la complejidad de combinar la medicina y la maternidad y aconseja a otras mujeres en situaciones similares que se permitan ser flexibles consigo mismas.

Te puede interesar: Consejos de una experta para enfrentar los desafíos de la lactancia

«No hay una fórmula única para lograr el equilibrio perfecto», dice. «Es crucial liberarse de la presión de ser perfecta en ambos roles y priorizar lo que realmente importa en cada momento».

En medio de los desafíos y las exigencias de la carrera médica, la Dra. Marrero ha experimentado momentos emocionales que han dejado una marca indeleble en su vida y su práctica médica. Recuerda un momento especialmente conmovedor cuando el hijo de una de sus pacientes falleció. Este evento la llevó a detenerse y reevaluar sus prioridades, recordándole la importancia de tomarse el tiempo para las cosas simples y esenciales de la vida.

La experiencia de ser madre ha sido una fuente de profunda enseñanza para la Dra. Marrero, impactando tanto su vida personal como su práctica médica.

«Ser madre me ha enseñado el valor del amor propio y el amor hacia mi familia de manera incondicional», explica. Además, ha fortalecido su capacidad de comprender, escuchar y ser empática, habilidades que encuentra fundamentales tanto en su relación con su familia como en su interacción con sus pacientes.

La Dra. Marrero destaca cómo la experiencia de ser madre ha enriquecido su práctica médica, haciéndola más compasiva y empática con aquellos pacientes que también son padres. Al ponerse en los zapatos de sus pacientes y comprender las dificultades que enfrentan, puede brindar un apoyo más genuino durante los momentos difíciles.

Mantener la calidad del cuidado tanto para la familia como para los pacientes es una prioridad constante para la Dra. Marrero. Reconoce la importancia de mantener la flexibilidad y la compasión en ambos roles, incluso en medio de la incertidumbre y los desafíos constantes.

«No somos superhéroes», enfatiza. «Es importante darse permiso para ser humanos y enfrentar los desafíos con calma y determinación».

A pesar de los desafíos, la Dra. Marrero encuentra una profunda motivación en su papel como madre y médica. Como madre, su mayor motivación es criar a su hijo en un ambiente de amor y aprendizaje, preparándolo para enfrentar los desafíos con determinación y empatía. En su carrera médica, encuentra satisfacción en hacer una diferencia en la vida de sus pacientes, brindándoles cuidado compasivo y apoyo en su búsqueda de salud y bienestar.

Lee más: Madre, pediatra e inspiración: la historia de la Dra. Nydia Judith López
Mostrar más

Publicaciones relacionadas

Botón volver arriba