Please ensure Javascript is enabled for purposes of website accessibility
Bienestar GeneralCondiciones Crónicas

Impacto de la dermatitis atópica en el sueño y calidad de vida

La dermatitis atópica (DA) es una enfermedad inflamatoria crónica de la piel que afecta a un gran número de personas en todo el mundo. Uno de los síntomas más prevalentes y debilitantes de la DA es el picor intenso, que afecta a la mayoría de los pacientes de manera diaria y persistente. Según estudios que muestra Abbvie, el 86% de las personas que conviven con dermatitis atópica reportan sufrir un picor intenso diario, lo que repercute significativamente en su calidad de vida.

El picor es de los síntomas más permanentes en los pacientes con DA, especialmente en aquellos con formas moderadas o graves de la enfermedad. Dos de cada tres pacientes describen esta picazón como intenso e insoportable, durando al menos 12 horas diarias y generando una sensación dolorosa y desagradable. Esta constante irritación interfiere con las actividades cotidianas y afecta el sueño de los pacientes.

Más: Consejos para la hidratación adecuada de la dermatitis atópica

La relación entre el picor, el sueño y la calidad de vida es clara y significativa. La interrupción del sueño debido a la picadura constante puede llevar a un ciclo de insomnio, provocando irritabilidad y desencadenando síntomas de ansiedad y depresión. Los estudios indican que los adultos con dermatitis atópica experimentan alteraciones del sueño alrededor de 162 noches al año, y el 87% de ellos enfrenta dificultades para conciliar el sueño con regularidad. Estos despertares frecuentes resultan en un sueño superficial y no reparador, exacerbando el agotamiento y el malestar general.

La dermatitis atópica también está asociada con una serie de complicaciones adicionales que impactan la salud mental de los pacientes. Según Mayo Clinic, la constante comezón y la interrupción del sueño contribuyen a un mayor riesgo de desarrollar depresión y ansiedad. La falta de descanso adecuado puede conducir a problemas cognitivos como dificultades de aprendizaje, problemas de memoria, bajo estado de ánimo y tiempos de reacción más lentos. En casos severos, estos problemas pueden llevar a ideación suicida, especialmente en adolescentes.

Para manejar el picor, muchos pacientes recurren a actividades que implican el uso de las manos y la concentración, intentando distraer la mente del deseo de rascarse. Sin embargo, explicar la magnitud de este sufrimiento a quienes no lo han experimentado puede ser un desafío, ya que las distracciones provocadas por el picor y el rascado no son fácilmente comprensibles para los demás.

Más: Tips para viajar si vives con dermatitis atópica

Finalmente, expertos de Mayo Clinic consideran que los problemas de sueño y las enfermedades de salud mental son complicaciones comunes de la dermatitis atópica. La picazón persistente interfiere significativamente en el sueño, lo que a su vez está asociado con un mayor riesgo de depresión y ansiedad. Estas complicaciones refuerzan la necesidad de abordar no solo los síntomas físicos de la dermatitis atópica, sino también su impacto en la salud mental y la calidad de vida en general.

Mostrar más

Publicaciones relacionadas

Botón volver arriba