facebook_image
*Apoyado por PsoriasisPsoriasis

Psoriasis, una enfermedad con alta incidencia en Puerto Rico

«La psoriasis es una enfermedad crónica y autoinmunitaria que afecta a más de 125 millones de personas en todo el mundo, y en Puerto Rico, aproximadamente el 2% de la población la padece», afirma Leticia López, directora ejecutiva de APAPP.

Esta condición puede tener un impacto significativo en la calidad de vida de quienes la padecen, debido a la aparición de lesiones rojas y escamosas en la piel, que pueden causar picazón y dolor. Además, se ha relacionado con un mayor riesgo de depresión y ansiedad, lo que puede afectar negativamente la autoestima y la capacidad para trabajar y participar en la sociedad.

Se caracteriza por áreas de piel engrosadas (placas), enrojecidas y con escamas. Las lesiones ocurren frecuentemente en codos, rodillas, tronco y cuero cabelludo, pero puede afectar palmas, plantas y uñas. Entre un 5 – 30% de los pacientes pueden desarrollar artritis psoriásica.

“Se estima que el 2% de los puertorriqueños tiene la enfermedad y de ellos el 30% tienen manifestaciones tanto en la piel como en las articulaciones”, destaca Ricardo Colón, de APAPP.

En Puerto Rico, la psoriasis es una enfermedad de alta prevalencia, según la doctora Coralia K. Maldonado Fuster, psicóloga Clínica y directora de Alternative Life, en la isla hay una gran prevalencia, “aproximadamente entre 35,000 a 100,000 personas que la padecen”. 

Cualquier persona, sin distinción de género o edad, puede tener psoriasis. Sin embargo, tiene dos períodos más frecuentes para su desarrollo: de los 20 a los 30 años y de los 50 a los 60 años.

La psoriasis puede clasificarse en leve, cuando afecta menos del 3% de la superficie corporal; moderada, cuando afecta entre 3-10% de superficie; o severa cuando afecta más de 10%. El tratamiento de la psoriasis se ajusta dependiendo de la severidad de la condición y los tratamientos previos utilizados. 

Enfrentar la psoriasis es una tarea multifacética. Desde el momento del diagnóstico hasta la búsqueda de tratamientos adecuados, las personas con psoriasis emprenden una travesía que requiere valentía, resiliencia y apoyo. La clasificación en niveles de gravedad guía el enfoque del tratamiento, adaptando las terapias a las necesidades individuales. 

Fuentes: OMS, Boletín APAPP

Mostrar más

Publicaciones relacionadas

Botón volver arriba