facebook_image
*Apoyado por Mielodisplasia

Trasplante de médula ósea para evitar que la mielodisplasia se convierta en leucemia

El Centro Comprensivo de Cáncer de la Universidad de Puerto Rico cuenta con una clínica para tratar las malignidades hematológicas: leucemia, linfoma, cáncer de la sangre, y los síndromes mielodisplásicos o mielodisplasia, que representa la malignidad hematológica que más casos ha reportado últimamente. Por esta razón, BeHealth ha entrevistado en exclusiva al Dr. Alexis Cruz Chacón, hematólogo oncólogo, quien forma parte de la facultad médica del centro.

Un problema de maduración

“Cuando hablamos de síndromes mielodisplásicos, que está en el grupo de cáncer de la sangre, existe un problema de maduración. Tenemos la médula ósea, que es el espacio dentro de los huesos donde se producen todas las células de la sangre. Lo que hay dentro de la médula ósea son las células madre, cuya función es producir las células de la sangre: células rojas, células blancas y plaquetas”, explicó el Dr. Cruz Chacón.

Según expresa el especialista, para que una célula madre pueda producir una célula de la sangre normal tiene que proliferarse, o sea que debe ser capaz de dividirse una y otra vez, porque en las células de la sangre es necesario tener unos conteos adecuados y esa capacidad de proliferación que tienen las células madre lo logra gracias a eso.

Pero no basta con eso, una célula madre también tiene que diferenciarse, y la capacidad de diferenciación es la capacidad que tiene la célula madre para poder transformarse, madurar y convertirse eventualmente en una célula normal.

“El problema que tenemos en mielodisplasia es que ese proceso de maduración tiene un problema. La proliferación de la médula en un paciente con mielodisplasia está bien, pero con el tiempo la proliferación también se puede afectar y entramos a una progresión a leucemia, una mielodisplasia más avanzada”, puntualizó el hematólogo oncólogo.

El trasplante de médula ósea como opción terapéutica

El Dr. Cruz Chacón explica que el trasplante de médula ósea de donante es un tratamiento curativo para la mielodisplasia.

“Como los pacientes con esta condición no están produciendo adecuadamente glóbulos rojos o plaquetas, los vamos a estar transfundiendo constantemente y ese es otro de los criterios que utilizamos para determinar si se trata así o no. No todos los pacientes se transfunden cuando son diagnosticados, a los pacientes que están de bajo riesgo usualmente no hay que transfundirlos, pero hay que monitorearlos porque eventualmente en esta condición el curso de la enfermedad natural es continuar progresando por los años, hasta que llega al punto donde progresa tanto que se convierte en una leucemia aguda”, aseguró el doctor.

El problema del trasplante en estos pacientes es que son personas de más de 65 años y que muchas veces tienen comorbilidades, muchas veces no tienen la mejor condición física y muchas veces no son el mejor candidato a un trasplante de médula ósea alogénico.

Por lo tanto, lo que se busca en ese paciente que no es candidato a trasplante, y, de hecho, más de la mitad de los pacientes no son candidatos, es que se trasfunda lo menos posible porque las transfusiones con el tiempo también pueden causar problemas. Puede el paciente provocar anticuerpos en el cuerpo sanguíneo, sobre todo con la transfusión de sangre, acumular hierro en el cuerpo.

Precauciones que debe tomar un paciente con trasplante de medula ósea

El trasplante es un tratamiento bastante complejo. Cuando haces un trasplante a un paciente de un donante, en cierta forma cambia el sistema inmunológico. A ese paciente se le manda inmunodepresores, el sistema inmunológico del donante puede reconocer las células del paciente como extrañas, es una reacción inmunológica por parte del sistema inmunológico del que recibe el trasplante.

Esa es la razón principal por la que un paciente con trasplante de médula ósea alogénico debe tener inmunosupresión por varios años después de ser trasplantado. Al estar inmunosuprimido tiene mayor riesgo de infección, se debe hacer seguimiento porque hay muchos cambios en el estilo de vida, muchas precauciones, la alimentación, el diario vivir, la exposición. Tienen que cuidarse bien ahora más con el escenario de la epidemia con el Covid-19. Los pacientes tienen que ir rutinariamente donde el especialista, hacerse pruebas de laboratorio con frecuencia, estar en un monitoreo constante.

Un trasplante de medula ósea puede cambiar tu vida

“Yo le digo a los pacientes que realmente un trasplante cura la enfermedad, pero cambia la vida. No podemos decirle a un paciente que su vida va a ser completamente normal. Sí, hay pacientes que llegan a recuperarse y les quitamos la inmunosupresión porque no es de por vida, el sistema inmunológico se acostumbra, pero es un período de al menos 6 años. Es un período de transición donde el paciente tiene que seguir precauciones y debe tener un seguimiento muy estricto, tomar medicamentos de forma rigurosa, que es la diferencia de si un paciente se complica o no. Pero no todo el mundo es candidato, no todos están listos para recuperarse a una de estas complicaciones”, manifestó el hematólogo oncólogo.

Cualquier paciente, incluso joven, que tenga un conteo disminuido en las células de la sangre es bien importante que hable con su médico primario para una cita con un hematólogo y él determine si hay que hacer o no una biopsia de médula ósea. Igualmente, antes de pensar en síndrome mielodisplásico se descartan otras causas de hemoglobina bajita como la deficiencia de algún nutriente, alguna infección o algún proceso inflamatorio.

“Para mí es importante que en esa consulta con el hematólogo se determine si el paciente tiene la mielodisplasia. Es bien importante también que sea evaluado por un especialista en trasplante de médula ósea para determinar si es candidato o no y es una decisión que no tomamos en base a la edad, lo más importante son las comorbilidades que tenga ese paciente. Por ejemplo, a los pacientes de aproximadamente 40 años uno va a tratar de llevarlo a trasplante lo más pronto posible porque ese paciente es candidato y queremos curarlo”, concluyó el Dr. Cruz Chacón.

Para más información al respecto puedes consultar en el Hospital Auxilio Mutuo. El número de contacto es 787 758 2000, las extensiones son 44 12 o 44 14 y allí se te estará brindando la orientación que necesites y se te agendará una cita para que puedas ser atendido por un especialista en trasplante para el manejo de esta condición.

Mostrar más

Publicaciones relacionadas

Botón volver arriba