facebook_image
Bienestar General

¿Cómo enfrentar y eliminar los pensamientos suicidas?

Diferentes situaciones de la vida elevan los niveles de estrés, angustia y desilusión, y pueden llevar a las personas a creer que no vale la pena vivir y a pensar que la única forma de encontrar alivio es por medio del suicidio. 

Cuando pienses en esa alternativa, debes asegurarte que aunque sea un momento difícil de superar pronto ocurrirá y que existen otras alternativas mucho más allá de esta lamentable decisión.

Es importante que puedas tomar un momento para separar tus emociones de tus acciones, reconociendo que la depresión y la desesperanza pueden inclinar las perspectivas hacia ese punto y reducir la habilidad de tomar decisiones acertadas.

Es importante comprender y aceptar que todos los problemas tienen una solución o son tratables, por lo que, los sentimientos suicidas no deben ser nunca vistos como una única alternativa. Existen aunque ahora mismo no los puedas ver otras alternativas.

Toma un moemnto para darte un respiro, toma tiempo para pensar en otras cosas no te aísles de tu entorno familiar ni de tus amigos y verás como conversando y buscando ayuda para manejar los sentimientos de desesperación, los pensamientos de suicidio desaparecerán.

No te aísles y busca ayuda

Si la idea del suicidio está rondando tu mente y sientes que puedes llegar a lastimarte, buscar ayuda inmediatamente es el primer paso para evitarlo:

  • Llama a la persona con la que más tranquilo te sientes, sea familiar o amigo, para comentarle la situación y pide que te acompañe inmediatamente.
  • Si no cuentas con esa confianza, llama al número de línea directa de suicidios o de prevención de suicidios comunicándote al 800-273-8255 en Estados Unidos, allí encontrarás un asesor capacitado.
  • La línea 911 o tu número de emergencia local también te puede proporcionar ayuda.
  • Si es una idea que está rondando tu mente por varios días, puedes apoyarte también en tu médico primario o un profesional de la salud. Hay quienes también sienten mayor tranquilidad al hablar con uno de sus líderes espirituales.

Aprende cómo afrontar estos pensamientos

La mayoría de las personas que tienden a tener pensamientos suicidas deben buscar ayuda y no cerrarse e intentar manejar solos los pensamientos o comportamientos.

El apoyo profesional está formado para brindar estrategias de afrontamiento, además puedes apoyarte para buscar e identificar otras alternativas de solución diferentes a esto.

En algunos casos, los especialistas de la salud pueden recomendar cosas que no son totalmente de tu agrado como hablar con amigos, pero a medida que lo vayas a intentar y se convierta en un hábito, verás como es muy fácil de realizar y aporta para tu bienestar.

Crea un plan para tu vida

Las etapas de crisis pueden aparecer en cualquier momento, por lo que es importante que cuentes con una guía de tu especialista, que puedes llevar en una libreta y tener a la mano para saber cómo actuar en estos momentos.

Resulta indispensable que reconozcas los signos de alerta para actuar de forma temprana evitando mayores complicaciones

Éste tipo de planes son la lista de actividades y acciones que has prometido y debes realizar para estar a salvo cuando tengas esos pensamientos suicidas. Algunos ejemplos pueden ser:

  • Ponerte en contacto con tu médico o con el profesional más cercano en el momento en que empiezan aparecer.
  • Comunícate con un familiar o amigo que pueda estar junto a ti de manera rápida para ayudarte a lidiar con esos pensamientos.
  • Enfócate en actividades que te hagan pensar en otras cosas y que resulten saludables y agradables para ti.
  • Expresa incluso si puedes hacerlo en voz alta, las razones que tienes para vivir y las personas que son valiosas para ti.

Pese a que logres controlar tus pensamientos con este tipo de estrategias, es importante que acudas cuanto antes con tu profesional de la salud mental, con el fin de destacar que fue lo que te favoreció para dejar de lado las ideas y buscar nuevas estrategias en caso de ser necesario.

Para evitar las crisis tenemos algunas recomendaciones:

  • Mantén una adecuada adherencia a tus tratamientos.
  • Guarda una lista con los números y nombres de tus contactos en los que se incluyen médicos y familiares que puedan responder de forma asertiva cuando aparezcan los pensamientos suicidas. 
  • Mantén fuera de tu alcance cualquier elemento con el que puedas herirte y quitarte la vida esto incluye armas de fuego, navajas u otros objetos que consideres puedan lastimarte. Si lo consideras necesario puedes darle a algún familiar que viva contigo tus medicamentos para que te los proporcione diariamente, con el fin de no tener una sobredosis con los mismos.
  • Intenta practicar diferentes actividades diarias que te generen placer y que te distraigan de la rutina como escuchar música, mirar una película, visitar lugares, reúnete con amigos, practica algún tipo de deporte o inclínate por un curso que sea de tu agrado.
  • Evita estar solo y disfruta de tu entorno social, acercándote a amigos y familiares para disfrutar de un café o para charlar, incluso en los momentos en que tengas muchas ganas de estar en soledad.
  • Busca y únete a un grupo de apoyo. En todas las ciudades podrás encontrar uno en el que conocerás que no eres la única persona que tiene que lidiar con los pensamientos suicidas. Además escuchar otros testimonios te ayudará para tener opciones de vida cuando te enfrentes a estas crisis.
  • Evitar el consumo de drogas y alcohol ya que pueden aumentar los pensamientos suicidas y la probabilidad de hacerte daño.
  • Escribe acerca de tus pensamientos y sentimientos y luego de ello resalta siempre la razones por las que es importante tu vida, no importa que sean muy pequeñas las razones, siempre encontrarás algo que es importante para ti y que te hace a ti importante para los demás.

Maneja los pensamientos suicidas

La desesperanza que sientes en un momento en particular puede hacerte considerar el suicidio como la única alternativa, sin embargo, por más abrumadora que parezca la situación recuerda siempre que atentar contra tu vida no es la mejor ni la única opción.

Reconoce siempre que los sentimientos son temporales, que todo pasará y que con la ayuda de las dificultades se podrán superar, por lo que pedir apoyo es una pieza clave para eliminar estas situaciones en el futuro. 

Destaca en una lista de las razones que tienes para vivir ya sea por tus mascotas, por tu hijo, por tus sobrinos o por tus padres, porque amas tu trabajo o porque tienes sueños por cumplir.

No importa lo que incluyas en esa lista, pero siempre ese debe ser el propósito para continuar adelante, para superar los obstáculos y para tener una adherencia a los tratamientos que te ayuden a alcanzar un bienestar.

Con información: Mayo Clinic

Mostrar más

Publicaciones relacionadas

Botón volver arriba