Please ensure Javascript is enabled for purposes of website accessibility
*Apoyado por AsmaAsmaCondiciones Crónicas

Cómo las alergias estacionales pueden desencadenar o empeorar los síntomas del asma

Las alergias estacionales, como la fiebre del heno o rinitis alérgica, son una preocupación común para muchas personas, especialmente durante ciertas épocas del año cuando los niveles de polen son altos. Para aquellos que también padecen asma, las alergias estacionales pueden desencadenar o empeorar significativamente los síntomas del asma. Comprender esta relación es crucial para gestionar adecuadamente ambas condiciones. A continuación, exploraremos cómo las alergias estacionales afectan el asma y qué medidas pueden tomarse para minimizar los impactos.

¿Cómo funcionan las alergias estacionales?

Las alergias estacionales son respuestas exageradas del sistema inmunológico a sustancias como el polen de ciertas plantas, árboles o pastos. Cuando una persona alérgica inhala o entra en contacto con estas partículas alérgenas, su cuerpo produce una respuesta inmunitaria que libera histaminas y otros químicos inflamatorios. Esto puede desencadenar síntomas como congestión nasal, estornudos, picazón en los ojos y tos.

Te puede interesar: Tener padres con asma aumenta un 50% el riesgo de padecer la condición

Impacto de las alergias estacionales en el asma

Para las personas con asma, las alergias estacionales pueden desencadenar una serie de eventos que afectan las vías respiratorias. Cuando se expone al polen u otras partículas alérgenas, el sistema inmunológico reacciona, causando inflamación en las vías respiratorias. En un individuo con asma, esta inflamación puede ser más severa y provocar síntomas asmáticos, como:

  • Sibilancias: Sonidos silbantes al respirar debido al estrechamiento de las vías respiratorias.
  • Opresión en el pecho: Sensación de presión o apretamiento en el pecho.
  • Dificultad para respirar: Sensación de falta de aire o respiración entrecortada.

Además, las alergias estacionales pueden aumentar la sensibilidad de las vías respiratorias a otros desencadenantes del asma, como el humo, el polvo o los cambios de temperatura, lo que puede llevar a un empeoramiento general de los síntomas asmáticos.

Medidas para controlar los síntomas

Para gestionar los síntomas de asma exacerbados por alergias estacionales, se pueden considerar las siguientes medidas:

  1. Identificar los desencadenantes: Consulta a un especialista para identificar qué alérgenos estacionales te afectan más. Esto puede realizarse a través de pruebas de alergia.
  2. Tomar medicamentos: Los antihistamínicos, los corticosteroides inhalados u otros medicamentos recetados pueden ayudar a controlar tanto las alergias como el asma durante la temporada alta de alergias.
  3. Utilizar un purificador de aire: Un purificador de aire en el hogar puede filtrar el polen y otras partículas alérgenas, reduciendo la exposición en interiores.
  4. Mantenerse informado sobre el pronóstico del polen: Consultar regularmente los informes de polen puede ayudarte a planificar actividades al aire libre en momentos de menor exposición.
  5. Evitar la exposición directa: Si es posible, limita el tiempo al aire libre durante los días de alta concentración de polen, especialmente en las mañanas y en días secos y ventosos.
  6. Seguir el plan de acción del asma: Asegúrate de tener un plan de acción para el asma proporcionado por tu médico y sigue sus instrucciones para manejar los síntomas durante la temporada de alergias.
Lee más: Tríada atópica: dermatitis, asma y rinitis alérgica
Mostrar más

Redacción BeHealth

Grupo multimedios especializado en promover la preservación de la salud física, mental y emocional.

Publicaciones relacionadas

Botón volver arriba