facebook_image
BeMen

Eyaculación precoz: causas, soluciones y tratamiento

La eyaculación precoz puede definirse como la incapacidad o la dificultad de ejercer un control voluntario sobre la eyaculación; es uno de los trastornos sexuales más comunes pero, cuando se produce de forma esporádica u ocasional, no debe ser motivo de preocupación.

Por el contrario, si la eyaculación siempre o casi siempre se produce antes de que usted o su pareja lo desee, por ejemplo, antes del comienzo de la relación o justo después de que ésta se inicie, la dificultad ciertamente merece atención médica; según la Clínica Mayo un hombre puede sufrir de eyaculación precoz si:

  • Siempre o casi siempre eyacula dentro de un minuto de la penetración.
  • Nunca o casi nunca es capaz de retrasar la eyaculación por el tiempo necesario.
  • Experimenta ansiedad y/o frustración por esta dificultad, tanto que evita el coito

Tanto los factores psicológicos como las causas biológicas pueden estar en la raíz del inicio de la condición; muchos hombres pueden sentirse avergonzados al hablar de ello, pero hay que recordar que la eyaculación precoz es un trastorno muy común que puede ser tratado con éxito y que, desde el punto de vista médico, es una patología como cualquier otra.

Causas
Las posibles causas de la eyaculación precoz aún no se han aclarado por completo; a lo largo de los años se han propuesto muchas teorías, entre ellas que el trastorno puede ser el resultado de una masturbación excesivamente rápida durante la adolescencia por temor a ser descubierta, así como un posible conflicto edípico no resuelto, la ansiedad por el desempeño o la insuficiente frecuencia de las relaciones sexuales, pero en realidad no hay pruebas convincentes que apoyen estas hipótesis.

Sin embargo, en la literatura existe una clara distinción en el estudio de las causas, que pueden ser:

  • Psicológicas
  • Orgánicas (es decir, físicas)

Probablemente en la mayoría de los pacientes es posible identificar una combinación de los dos factores, ya que los factores psicológicos a menudo pueden tomar el relevo como resultado de las primeras relaciones infructuosas, en una espiral de dificultades de la que puede resultar difícil salir sin ayuda profesional.

Causas psicológicas

Disfunción eréctil. Aquellos que se sienten ansiosos cuando necesitan conseguir o mantener una erección pueden desarrollar el hábito de eyacular lo antes posible, y esta tendencia puede ser difícil de corregir.
Ansiedad y depresión. Las personas que sufren de eyaculación precoz suelen tener también problemas de naturaleza ansiosa, específicamente relacionados con la ansiedad de desempeño o causados por otros problemas.

Problemas en las relaciones. Si ha tenido relaciones satisfactorias en el pasado en las que el problema de la eyaculación precoz no se ha producido o ha sido muy poco frecuente, es probable que sean las dificultades en la relación con su pareja las que lo hayan causado en su totalidad o en parte.

Causas orgánicas

Varios factores biológicos pueden causar o promover la eyaculación precoz; entre ellos recordamos:

  • Alteraciones hormonales
  • Niveles anormales de neurotransmisores (las sustancias químicas presentes en el sistema nervioso)
  • Reflejos anormales del sistema eyaculatorio
  • Trastornos de la tiroides
  • Inflamación e infección de la próstata o la uretra
  • Familiaridad y predisposición genética

En raros casos, la eyaculación precoz es causada por:

  • Daños en el sistema nervioso, por ejemplo, como resultado de una cirugía o un trauma
  • Abstinencia de narcóticos

Cuándo debe ver a su médico

Se recomienda que consulte a su médico si la eyaculación se produce antes de lo que desea en la mayoría de las relaciones; incluso si se siente capaz de resolver el problema por sí mismo, es posible que necesite terapia para reconstruir y mantener una vida sexual satisfactoria.

Los especialistas de referencia son el urólogo, el andrólogo y el sexólogo clínico.

Mostrar más

Publicaciones relacionadas

Mira también
Cerrar
Botón volver arriba