facebook_image
*Apoyado por Dermatitis AtópicaDermatitis AtópicaHistorias BeHealth

Kiara, una paciente que resalta la importancia de educarse frente a una enfermedad

Kiara Velázquez, paciente con dermatitis atópica compartió con la comunidad la importancia de reconocer de forma temprana la condición que los afecta, para así buscar apoyo profesional y alternativas de tratamiento que resulten favorables.

Durante el lanzamiento de la nueva Alianza de Apoyo al Paciente con Dermatitis Atópica – AAPDA que busca crear conciencia acerca de la dermatitis atópica en Puerto Rico, el Dr. González Chávez, reconocido dermatólogo, exaltó que esta condición es una de las enfermedades autoinmunes más difíciles de entender a través de los años.

“Muchos de los adelantos en el conocimiento de esta condición empezaron cuando comenzamos a hacer trasplantes de corazón con un medicamento que reciben para evitar el rechazo del corazón (ciclosporina), y luego de trasplantar pacientes con psoriasis, se daban cuenta de que se iba la psoriasis”, recordó.

Kiara, un diagnóstico que llega en la adolescencia 

Hoy Kiara Velázquez tiene 34 años, pero los signos de su enfermedad se presentaron desde muy joven, con apenas 18 años.

“La condición empezó en pequeñas áreas y, por falta de conocimiento o de algunos tratamientos y medicamentos, inicié con terapias para alergias nasales, lo que hizo que se exacerbara la dermatitis en casi un 80 o 90% de mi cuerpo”, señaló.

¿Cómo cambia la vida del paciente?

Kiara destaca que el paciente está prácticamente las 24 horas del día rascándose o pensando en cómo protegerse de factores como el calor.

“Es una enfermedad que pica todo el tiempo, que ocupa tu mente, te desgasta física y mentalmente; y en el momento que estás ocupado y más estrés tienes, la enfermedad hace su pico de exacerbación”, aseveró el Dr. González.

Medicamentos y efectos secundarios

Para tratar la enfermedad, Kiara contaba con apoyo de un profesional en dermatología, se trataba con corticoides y se enfrentaba a los efectos secundarios de la cortisona.

“Como tenía mucho desconocimiento de la dermatitis, dejé que se apoderara de casi todo mi cuerpo y, a raíz de esto, me dio dermatitis en la cara, en los párpados. Ahí tuve una enfermedad secundaria, conocida como queratocono y perdí la vista parcialmente en ambos ojos”, explicó Kiara.

El queratocono (una afección que ocasiona que sobresalga el tejido transparente en la parte frontal del ojo) surgió debido a la dermatitis que se presentaba en los ojos y, al rascarse tanto, se generó un desgaste en la córnea que solo mejoró tras el trasplante de córnea.

¿Cómo encontró un cambio favorable para su salud?

Kiara recuerda que al entrar en la adultez, la condición le afectaba en sus relaciones laborales, por lo que decidió aceptar su condición y educarse para mejorar aspectos de su vida.

“Este cambio ha sido reciente, decidí hacerme las pruebas de las alergias por sangre y me di cuenta que un alimento que yo consumía semanalmente, los crustáceos, me afectaba grandemente. Este cambio en la dieta ha hecho que todo hoy mejore”, aseveró.

Mostrar más

Publicaciones relacionadas

Botón volver arriba