Please ensure Javascript is enabled for purposes of website accessibility
*Apoyado por BeKidsBTSBeKidsBienestar General

Pruebas anuales para niños: Una guía para padres y cuidadores

Las pruebas anuales son parte crucial para mantener una vida saludable y lograr el bienestar en los niños. Estas visitas permiten que el pediatra pueda evaluar y monitorear el crecimiento y desarrollo del niño, descartar posibles enfermedades o condiciones de salud, vacunar las dosis requeridas y brindar orientación sobre lo importante que es mantener la actividad física en complemento a una nutrición adecuada.

Leer más: Enfermedades intestinales en niños y adolescentes

¿Cada cuánto tiempo se deben realizar los exámenes anuales y qué pruebas deben realizarse?

  • Primera infancia (0 – 5 años)

    Durante el primer año de los bebés se recomienda hacer las «visitas de niño sano», que consiste en visitar al pediatra durante la primera semana del bebé: a los 1, 2, 4, 6, 9 y 12 meses de edad. También, se le realizan pruebas como: la hemoglobina, niveles de plomo, pruebas sensoriales-motoras, de lenguaje y cognitivas, entre otras.

  • Infancia (6 – 11)

    Generalmente, deben visitar anualmente al pediatra. Las pruebas que se les recomiendan son: peso, altura, glucosa, presión arterial, anemia, tuberculosis, entre otras.

  • Adolescencia (12 – 18)

    Los adolescentes deben seguir viendo a su pediatra para chequeos anuales, incluso si también comienzan a ver a un médico de atención primaria. En caso de las niñas, si presentan alguna molestia relacionada a su período menstrual, es importante que visiten al ginecólogo para que pueda ser asistida.

¿Qué incluye un examen médico anual?

El examen médico incluye lo siguiente:

  • Revisión del historial médico
  • Examen físico
  • Toma de la glucosa y presión arterial
  • Evaluación del desarrollo
  • Evaluaciones psicológicas

Recomendaciones de pruebas adicionales

Dependiendo de la edad y salud del niño, también se recomienda las siguientes pruebas:

  • Examen de vista
  • Examen auditivo
  • Examen dental
  • Pruebas psicológicas
Te puede interesar: Enfermedades reumáticas en los niños asociadas a la artritis idiopática juvenil

¿Qué ocurre cuando el niño tiene una enfermedad crónica?

Si el niño lleva presentando una serie de síntomas que lo llevan a padecer de una enfermedad crónica, es posible que necesite chequeos con frecuencia. Debe proceder a visitar al médico para que el mismo pueda establecer un plan de atención individualizado con el niño.

Mostrar más

Publicaciones relacionadas

Botón volver arriba