facebook_image
BeKids

Vacunación contra el Covid-19 en niños de 6 meses a 5 años: ¿qué debemos saber?

En una reciente reunión informativa de la Sociedad de Enfermedades Infecciosas de América (IDSA, por sus siglas en inglés) se abordó la reciente autorización de las vacunas COVID-19 para niños menores de 5 años.

En BeHealth te contamos las principales recomendaciones de los especialistas en la sesión sobre la visión general de los ensayos clínicos pediátricos, el valor de la vacunación durante esta fase de la pandemia, así como recomendaciones para padres y cuidadores.

El encuentro contó con el apoyo de los doctores C. Buddy Creech, MD, MPH, FPIDS-Escuela de Medicina de la Universidad de Vanderbilt y Miembro de la Sociedad de Enfermedades Infecciosas de América, presidente de la Sociedad de Enfermedades Infecciosas Pediátricas y el doctor Jason G. Newland MD, MEd, FPIDS-Escuela de Medicina de la Universidad de Washington en St. y Miembro de la Sociedad Americana de Enfermedades Infecciosas, Profesor de Pediatría, Enfermedades Infecciosas Pediátricas.

El doctor C. Buddy Creech abordó la importancia de este tema ante un virus pandémico que podría contagiar también a niños menores de 6 meses.

Así, precisó que el día en que se pueda vacunar a estos menores ha llegado, pues actualmente se cuenta con dos vacunas: Moderna y Pfizer disponibles para niños de menos de 6 meses de edad.

“Este fue un proceso más demorado porque queríamos asegurarnos que podíamos encontrar la dosis más pequeña necesaria para mejorar la respuesta inmune posible.

“En lugar de utilizar una dosis completa de la vacuna de Pfizer, los niños de este grupo de edad, menores de cuatro años, solo reciben una décima parte de la dosis de vacuna que recibiría un adulto típico, por lo vemos la eficacia de los resultados de estas vacunas y las respuestas inmunológicas que están a la par, incluso mejor, de lo que vemos en los adultos jóvenes que reciben la dosis completa de la vacuna, lo que es realmente importante porque muestra que los niños responden muy bien a la vacuna y  que dan respuestas inmunitarias que deberían proporcionarles protección y, de hecho, eso es lo que vimos, vimos protección contra las variantes Delta y Ómicron durante las oleadas en las que se llevaron a cabo los ensayos clínicos”, precisó.

¿Cómo los niños han respondido a la vacuna?

En cuanto a esto, el doctor Creech precisó que responden como cualquier otra vacuna infantil tienen a veces un poco de fiebre de bajo grado. También se ha evidenciado un poco de agotamiento: “al siguiente día puede que tomen una siesta más extensa de lo usual”.

Siendo estos los dos efectos secundarios más comunes, lo que es más importante es que no se evidenció ningún evento adverso severo, ya sea una inflamación inusual, inflamación del corazón, coágulos de sangre u hospitalización.

“Así que podemos decir que debido al trabajo que se hizo durante un período significativo de tiempo hemos encontrado que los resultados en una buena respuesta inmune, con la menor cantidad de la vacuna, funciona y es seguro, por lo que puede ofrecer confianza tanto a padres como pediatras.

Por otro lado, el doctor Jason G. Newland expuso la importancia de la vacunación ante el panorama actual y refirió por qué es importante vacunar también a los menores de 6 meses.

¿Por qué tengo que vacunar a mi hijo contra el Covid-19?

Aún continuamos en pandemia y, por ejemplo, la sepa de Ómicron ha afectado específicamente este grupo etario y se han evidenciado poco más de 400 muertes en estos niños.

“Así que podemos decir que el Covid-19 tiene un gran impacto en la salud de nuestros niños y en este grupo, por ejemplo, siempre recomendamos la vacuna contra la influenza. Hay tres grandes cosas en las que pensar acerca de por qué debemos vacunar a los niños menores de cinco años, la primera es que prevendrá la muerte, estos ensayos siguen demostrando que estas vacunas están funcionando muy bien. Previenen la hospitalización y también la muerte”, precisó el especialista.

Además, agregó que el hecho de que todos vivimos en hogares con seres queridos, con múltiples generaciones, y que, al vacunar a otro individuo, estamos proporcionando otra capa de protección a un abuelo trasplantado y una tía con cáncer.

“Y como hemos aprendido, algunas personas no responden a la vacunación tan bien como otros, sabemos que la gente ha desarrollado otros anticuerpos. Así que creo que este tener estos individuos jóvenes vacunados no solo impacta sus vidas, es un impacto nuestras vidas, para familias enteras”.

Hemos visto en estudios en adultos que cuando mezclamos diferentes vacunas, vemos en ocasiones una mejor respuesta inmunitaria que si solamente se usa un tipo de vacuna.

“La diferencia es más evidente cuando se empieza con la vacuna Johnson&Johnson y se refuerza con la moderna, pero cualquiera de estas combinaciones funciona muy bien para reforzar la respuesta inmunitaria”.

En cuanto a la administración, refirió el doctor Creech, se debe tener en cuenta que la vacuna moderna, ya que se administra con un mes de diferencia, probablemente seguirá el camino de las recomendaciones para adultos y las mismas recomendaciones con Pfizer, que tiene tres dosis repartidas en el curso de cinco o seis meses, “y la razón es que estamos tratando de obtener una buena respuesta inmune por adelantado, es decir, las dos dosis muy rápidamente juntas y luego volver cinco o seis meses más tarde con un refuerzo que permite al cuerpo tener incluso una mejor memoria a esa proteína”.

Asimismo, planteó el doctor Newland que los especialistas están de acuerdo en que “tenemos que vacunar a estos niños, lo más fácil es que elijan una y se queden con esa, pero sabemos que eso no va a ocurrir. Todos nuestros sistemas hospitalarios se están preparando para la combinación y sabemos que la clave es que estas vacunas de ARNm funcionan de forma segura, hagamos todo lo posible para asegurarnos de que el trabajo continúe para promover la vacunación, que francamente tenemos que seguir promoviendo especialmente en nuestros niños, creo que eso es lo que buscamos”.

Si mi hijo está por cumplir 5 años, ¿cómo se le debe aplicar la vacuna contra el Covid-19?

Actualmente tenemos mucha información para saber la dosis y que indistintamente la edad que tengas, ya sea Pfizer o Moderna a los cuatro años. Aunque sí precisó que debemos tener en cuenta que los rangos de edades de estas vacunas no son los mismos, de Moderna son entre 6 meses a 6 años, mientras que el rango de Pfizer es de 6 meses a 5 años.

“Creo que la mejor vacuna es la que está a punto de ponerse en el hombro, ya sea a los 5 años o a los 5 casi 6. No creo que ahora, en medio de una pandemia, sea el momento de esperar. También me gustaría hacer la observación de que cuando el niño cumpla el siguiente rango de edad, recibirá un refuerzo con la siguiente cantidad apropiada de vacunas. Los límites de edad de las vacunas son un poco arbitrarios, puedes tener una niña de 4 años que está en el percentil 95 de peso y altura y que fisiológicamente se comporta como una niña de 5, 6 o incluso 7 años, puedes tener un niño de 6 años que es un poco más joven”.

Así que los papás deben saber que incluso una pequeña dosis es capaz de generar una respuesta inmune que está a la par con lo que vemos en los adultos jóvenes.

Mostrar más

Publicaciones relacionadas

Botón volver arriba