facebook_image
*Apoyado por Cáncer CervicalCáncerCondiciones CrónicasOncología

Cáncer cervical y los beneficios de la vacunación contra el VPH

El cáncer de cuello uterino o cáncer cervical es una enfermedad provocada por la multiplicación descontrolada de algunas células ubicadas a nivel de la unión columnar escamosa que se transforman en células malignas. El cáncer de cuello uterino es la principal causa de muerte a nivel mundial por cánceres ginecológicos y casi la mitad de los casos ocurren en mujeres de entre 35 y 55 años.

¿Cuáles son los factores de riesgo del cáncer cervical?

La infección por el virus del papiloma humano (VPH) es el factor de riesgo más importante asociado con el cáncer cervical. Desafortunadamente, esta infección es difícil de prevenir para los adultos que llevan una vida sexual activa, también dada la insuficiente efectividad de los condones para prevenir la propagación de este virus.

Hasta la fecha, se conocen casi 100 genotipos de VPH diferentes; de éstos, alrededor de 40 tienen predisposición (tropismo) a proliferar en el ambiente típico del tracto genital.

Lee también: Prevén el cáncer cervical con estas tres recomendaciones

Otros factores de riesgo reconocidos:

  • Un inicio temprano de la actividad sexual y la promiscuidad sexual propia o de la pareja deben considerarse factores de riesgo para contraer el VPH y otras infecciones del tracto genital, principales responsables del cáncer de cuello uterino.
  • Humo de cigarro
  • El debilitamiento del sistema inmunológico (síndromes inmunodepresivos)

Impacto de las vacunas en la prevención

Las vacunas pueden evitar que las personas contraigan los tipos de VPH que muy a menudo causan verrugas genitales y cáncer. Estas funcionan mejor cuando se suministran a las personas cuando son jóvenes. Lo ideal que las niñas y los niños empiecen a recibir la serie de vacunas desde los 9 a 12 años de edad.

Sin embargo, tanto los niños como los adultos jóvenes, entre las edades de 13 años a 26 años, deben acudir a vacunarse a la mayor brevedad posible.

Y, es posible que algunos adultos entre 27 y 45 años de edad, que todavía no se hayan vacunado, elijan hacerlo después de hablar con su médico acerca del riesgo que tienen de contraer nuevas infecciones por el VPH.

Mostrar más

Publicaciones relacionadas

Botón volver arriba