Please ensure Javascript is enabled for purposes of website accessibility
Lily García

Dejando ir con el 2023

¿Cómo estuvo el 2023 para ustedes? Tengo que confesarles que, en mi caso, fue un año algo bipolar. A nivel personal y profesional fue uno de los mejores años que he tenido en mucho tiempo. Pude alcanzar varias metas que me había propuesto, y lograr otras que ni siquiera me hubiese imaginado que se presentarían.

Pero a nivel personal ha sido uno duro al haber sufrido la pérdida de una tía que era como otra madre para mí, y el diagnóstico de cáncer de dos primas, una de ellas es como una hermana. Uno de mis lemas de vida siempre ha sido “enfócate en lo que tienes y no en lo que has perdido” porque en realidad, si lo coloco todo en una balanza, han sido más los momentos buenos que los no tan buenos.

Hay bofetadas cósmicas que nos suelta la vida de las cuales no vamos a tener control alguno. Los diagnósticos inesperados y las pérdidas son dos ejemplos de ellas. Pero hay otros elementos que nos pueden robar felicidad y bienestar que sí podemos controlar y buscar dejar atrás con el año que cierra para abrirnos a nuevas posibilidades. En esta, mi última columna del año, comparto algunas de ellas con la esperanza de que, si te identificas con algo, procures buscar la manera de no dejarlo pasar al 2024.

Con el 2023, que se quede la costumbre de compararte con otros. Y sé que, con las redes sociales, estando bombardeados constantemente con la vida que “supuestamente” viven otros, es fácil caer en la trampa de la comparación. No lo permitas. Compararnos es vivir en constante competencia, y es exhaustivo. Además, cuando te comparas, siempre puedes tener las de perder, porque siempre hay alguien que va a tener algo mejor que tú. Es ley de vida. Las personas que tienen verdaderos logros se enfocan en sus fortalezas y sus cualidades, en vez de perder tiempo y energía en lo que tienen los demás que a ellos les falta. Que el 2024 sea el año en el cual descubras lo mucho que vales y bendigas lo que tengan otros, libre de resentimientos y envidias.

Lee también: Gracias a la vida…

Te invito también a decirle “pa’ fuera…pa’ la calle” a las relaciones tóxicas. ¿Qué es una relación tóxica? Una en la cual te sientes que tú siempre das y nunca recibes; una donde hay maltrato verbal o físico; una donde se te falta al respeto y no se te considera; o una que te drena por la negatividad constante de la persona. Entiendo perfectamente que hay personas tóxicas que no podemos sacar de nuestras vidas porque pertenecen a nuestros círculos cercanos, de familia o amistades. Pero puedes limitar la interacción. Puedes irte alejando y no tienes por qué sentirte culpable. Es pura supervivencia. Puedes trazar una línea de “hasta aquí” y dejarles saber que no les vas a aguantar más. Pero eso lo tienes que hacer tú. Y si es una relación de maltrato, el que sea, ahí sí es hora de buscar alternativas. Que el 2024 sea el año de hacerte valer, de descubrir como tu energía se expande cuando sales del sufrimiento y estancamiento producto de vivir en una relación tóxica. Voy a ti. Da el primer paso.

Y, por último, te invito a que este año sueltes el miedo al fracaso, y a tomar esas decisiones que vienes posponiendo por tanto tiempo y que tanta ansiedad te causan. Todos y todas tenemos miedo a fracasar. Es natural. No hay un solo paso que yo haya dado, personal o profesional, que no haya incluido algo de miedo. En ocasiones me he escocotado y las cosas no han salido como esperaba. Pero la realidad es que, en la mayoría de los casos, mi decisión terminó en un final feliz. En el 2024 agarra esos miedos de la mano y cruza la calle con ellos. Tú tienes el control. Peor es quedarte viendo el mundo pasar desde una esquina y no moverte.

Gracias por haber sido parte de mi vida este año. Espero que el próximo llegue cargado de bendiciones, nuevas oportunidades y sueños realizados. ¡Felicidades!

Mostrar más

Redacción BeHealth

Grupo multimedios especializado en promover la preservación de la salud física, mental y emocional.

Publicaciones relacionadas

Botón volver arriba