Please ensure Javascript is enabled for purposes of website accessibility
Condiciones AutoinmunesEnfermedad de Basedow

Enfermedad de Basedow: qué causa su aparición y cuáles tratamientos existen

La enfermedad de Basedow, a menudo llamada también «enfermedad de Graves», es una afección caracterizada por la presencia simultánea de hipertiroidismo (una afección caracterizada por el aumento de la función tiroidea y la producción de hormonas tiroideas) y el aumento del volumen de la tiroides, a veces por enfermedades oculares (oftalmopatía) y más raramente por enfermedades cutáneas (dermopatía).

Causas

La causa exacta no está clara; sin embargo, se cree que implica una combinación de factores genéticos y ambientales.

Entre las causas de esta enfermedad existe ciertamente un factor inmunológico, con un probable componente genético, que se transmite de forma hereditaria dentro de la misma familia a la que pertenecen los sujetos afectados, capaz de desencadenar en la persona una reacción de anticuerpos contra sus hormonas y tejidos tiroideos, caracterizada por la estimulación incontrolada de la glándula tiroides para producir muchas más hormonas tiroideas (T3 y T4) de las necesarias.

En la enfermedad de Basedow el hipertiroidismo es causado por autoanticuerpos contra el receptor de TSH de la glándula tiroides. Estos autoanticuerpos son anticuerpos que compiten activamente con la TSH. Esto significa que una vez identificado el receptor, se unen a él en sus sitios de unión y determinan la formación de hormonas tiroideas.

Diagnóstico

Para diagnosticar la enfermedad de Basedow, además del examen clínico del paciente (investigación de los síntomas y factores de riesgo mencionados anteriormente), es fundamental la dosificación de hormonas tiroideas, TSH y anticuerpos antitiroideos, asociados a imágenes de ultrasonido de la tiroides con ecocolordoppler (para investigar la vascularización).

A diferencia de lo que ocurría en el pasado, la escintigrafía (examen para estudiar la función tiroidea) no suele ser necesaria.

Tratamiento

El objetivo de la terapia es anular los efectos de la sobreproducción de T3 y T4 con sustancias con actividad antitiroidea del grupo de las tioamidas (metimazol y propiltiouracilo).
También interviene con beta-bloqueantes (drogas que actúan sobre el sistema cardiovascular con reducción del ritmo cardíaco y la presión sanguínea) para controlar la taquicardia.

La terapia con medicamentos está indicada durante aproximadamente un año y medio después de su inicio, tras lo cual debe interrumpirse si es posible.

En caso de reincidencia (más de la mitad de los casos; más frecuente en los 5 primeros años, y en particular en los 2 primeros), o en caso de imposibilidad de suspensión, se debe recurrir inevitablemente a una terapia definitiva (cirugía y/o radioyodo).

La terapia quirúrgica es válida cuando, como resultado de la dilatación de la glándula, se han producido lesiones o compresiones en las estructuras adyacentes: tráquea (dificultad para respirar, bronquitis recurrente, laringitis, etc.); nervio laríngeo recurrente (disfonía, es decir, una alteración de la voz).

¿Sabías qué?

Típicamente, la aparición de la enfermedad de Basedow-Graves se ve favorecida por un momento de fuerte estrés psíquico o del organismo, precisamente porque el sistema inmunológico en caso de sufrimiento puede causar disfunciones en los sujetos predispuestos. Fumar, el estrógeno y el embarazo son también factores que favorecen su aparición.

Mostrar más

Redacción BeHealth

Grupo multimedios especializado en promover la preservación de la salud física, mental y emocional.

Publicaciones relacionadas

Botón volver arriba