facebook_image
*Apoyado por Reduce el Riesgo CardiovascularCardiovasculares

Abuso sexual y violencia de género también podrían afectar al corazón

Dentro de los múltiples factores de riesgo que existen para que se desarrollen las temidas enfermedades cardiovasculares está la violencia de género. Sí, tal cual lo lees, el que sufras acoso o violencia física o verbal podría alterar el estado del corazón y sus componentes.

Esa fue la grave advertencia que hizo la Dra. Eunice Tavarez, cardióloga internista de República Dominicana, quien logró evidenciar, tras un estudio de caso, que el abuso sexual podría desarrollar el llamado síndrome de corazón roto, que podría desarrollar los siguientes síntomas:

  • Acumulación de líquido en los pulmones (edema pulmonar)
  • Presión arterial baja (hipotensión)
  • Latidos cardíacos irregulares (arritmia)
  • Insuficiencia cardíaca
  • Coágulos sanguíneos que se forman dentro del corazón debido al debilitamiento del músculo cardíaco

Para evidenciar esa premisa, la galena estudió la situación de violencia sexual que vivió una mujer de 47 años que había tenido preeclampsia luego de tener a sus dos hijos. Además, sufría de diabetes e hipertensión. 

La paciente iba a trabajar cuando fue abusada sexualmente y, tras dirigirse a un centro asistencial, la diagnosticaron con síndrome de Takotsubo, que suele conocerse como síndrome de corazón y se caracteriza por causar dolor repentino de pecho y que, incluso, podría llegar a confundirse con un ataque cardíaco.

«El caso ocurrió en noviembre de 2021, la paciente de quien es relevante decir que no estaba en menopausia, llegó a Urgencias luego de pasar por todo el proceso legal de denuncia, de la evaluación del médico forense y de pasar por la revisión de un ginecólogo, sin embargo, por la persistencia del dolor en el pecho pasó a medicina interna y ahí se descubrió que tenía toda la clínica de síndrome coronario a pesar de no tener tantos factores de riesgo», expresó la doctora dominicana.

Aunque la paciente presentó la condición, nueve meses después ya estaba completamente sana aunque tendrá que seguir en controles médicos, al menos, dos veces por año. Este caso, según los expertos, abre la puerta a entender que incluso la violencia de género podría desarrollar graves efectos al sistema cardiovascular.

De hecho, la cardióloga exhorta a sus colegas para que no “subestimen” ese tipo de situaciones que, desafortunadamente, siguen siendo bastante comunes dentro del diario vivir de las personas.

«Ni en Latinoamérica ni en ninguna parte del mundo podemos minimizar la violencia de género, no importa si tres meses después el corazón se recupera por completo, es un factor de riesgo que debe visibilizarse. Ahora, hay que destacar que los pacientes pueden tener un segundo episodio, no es una enfermedad tan benigna como pensamos, hay estudios que indican que, en un seguimiento a cinco años, el riesgo de morir es igual al de una persona que tuvo un infarto», señaló la Dra. Clara Saldarriaga, especialista en cardiología.

Mostrar más

Publicaciones relacionadas

Botón volver arriba