facebook_image
*Apoyado por Mieloma MúltipleCáncer MielomaOncología

Conceptos clave para comprender el diagnóstico de mieloma múltiple

El mieloma múltiple es un tipo de cáncer de la médula ósea que afecta principalmente a las células plasmáticas, un tipo de glóbulo blanco responsable de la producción de anticuerpos. Este trastorno puede resultar complicado de diagnosticar debido a la diversidad de sus síntomas y a la necesidad de realizar varios estudios para confirmar la presencia de la enfermedad. ¿Qué debemos saber para comprenderlo? Aquí te contamos.

¿Cómo ocurre el mieloma múltiple?

El mieloma múltiple es un tipo de cáncer que afecta a las células plasmáticas, las cuales son parte importante del sistema inmunitario y se encuentran en la médula ósea. Cuando las células plasmáticas se vuelven cancerosas y crecen sin control, se desarrolla el mieloma múltiple. Estas células cancerosas producen una proteína anormal llamada anticuerpo monoclonal.

Cuando se sospecha de mieloma, generalmente se deriva a un hematólogo, un médico especializado en el estudio de la sangre y trastornos relacionados. El médico realizará pruebas e investigaciones para confirmar si tienes mieloma. Las tres pruebas principales utilizadas para confirmar el diagnóstico son:

1. Análisis de Sangre

Se realizan diversas pruebas de sangre para diagnosticar y monitorear el mieloma. Estas pruebas miden los niveles de paraproteína y/o cadenas ligeras, indicadores fuertes de mieloma y de su actividad. También se analizan regularmente los niveles de diferentes tipos de células sanguíneas, como:

  • Recuento de glóbulos rojos: un recuento bajo indica anemia.
  • Recuento de glóbulos blancos: un recuento bajo aumenta el riesgo de infecciones.
  • Recuento de plaquetas: un recuento bajo aumenta el riesgo de sangrado o moretones.

2. Pruebas de Imagen

Dado que el mieloma puede afectar los huesos, las pruebas de imagen son cruciales. Un estudio esquelético con rayos X detecta daños óseos, mientras que la resonancia magnética (MRI) o la tomografía computarizada (CT) pueden proporcionar detalles adicionales y detectar daños no visibles fácilmente en los rayos X.

3. Biopsia de Médula Ósea

Consiste en tomar una pequeña muestra de médula ósea, generalmente de la parte posterior de la cadera. La muestra se examina bajo un microscopio, y en pacientes con mieloma, se puede encontrar un aumento significativo de células plasmáticas anormales.

Si se confirma el diagnóstico, algunas de estas pruebas se repetirán regularmente para monitorear el mieloma a lo largo del tiempo.

Estadios y niveles de riesgo

Los resultados de las pruebas determinan el estadio del mieloma, que va del 1 al 3. A medida que los estadios aumentan, la agresividad del mieloma también lo hace. Además, se asigna un nivel de riesgo para indicar la agresividad de la enfermedad. Estos datos son fundamentales para planificar el tratamiento y entender el pronóstico.

Lee más: Complicaciones asociadas al mieloma múltiple

Tratamientos

El tratamiento del mieloma puede no ser necesario de inmediato, especialmente si no hay síntomas. Cuando se requiere tratamiento, este suele comenzar con medicamentos para aliviar el dolor, controlar complicaciones y frenar el crecimiento de las células de mieloma. Los tratamientos pueden incluir:

  • Terapia dirigida: Medicamentos que atacan sustancias específicas en las células cancerosas.
  • Inmunoterapia: Uso de medicamentos que potencian el sistema inmunológico para atacar las células cancerosas.
  • Terapia con células CAR-T: Entrenamiento de las células del sistema inmunológico para combatir el mieloma.
  • Quimioterapia: Uso de medicamentos fuertes para matar células cancerosas.
  • Trasplante de médula ósea: Reemplazo de la médula ósea enferma con médula sana.

El plan de tratamiento depende de varios factores, como la posibilidad de un trasplante de médula ósea.

Estadísticas de supervivencia

La supervivencia relativa a 5 años de los pacientes con mieloma diagnosticados entre 2013 y 2019 fue del 59.8%

Al igual que cada persona es diferente, cada diagnóstico de mieloma múltiple es único. Las estadísticas de supervivencia pueden ser informativas, pero no ofrecen una visión completa.

Cuando se analizan las estadísticas, es importante comprender que las estadísticas no dicen ni pueden decir lo que le ocurrirá a usted: sólo pueden decir lo que les ha ocurrido a otros en el pasado. Y la relevancia de las estadísticas está limitada por la medida en que informan sobre personas que son similares a usted en cuanto a demografía del paciente, subtipo de mieloma y opciones de tratamiento.

Complicaciones y tratamiento adicional

El mieloma puede provocar complicaciones como dolor óseo, daño renal, infecciones y pérdida ósea. El tratamiento puede incluir medicamentos para el dolor, terapia de radiación, cirugía, y en casos graves, diálisis para problemas renales.

Fuentes: American Cancer Society, Mayo Clinic, Multiple Myeloma Research Foundation

Te puede interesar: Tips para después del diagnóstico de mieloma múltiple
Mostrar más

Publicaciones relacionadas

Botón volver arriba