facebook_image
*Apoyado por Dermatitis AtópicaCondiciones AutoinmunesPsoriasis

Diagnóstico y clasificación de enfermedades autoinmunes de la piel

«La piel, como órgano más extenso del cuerpo, juega un papel crucial en el diagnóstico de muchas enfermedades autoinmunes. En ocasiones, puede ser la clave para especialistas, como los reumatólogos, al evaluar a un paciente en busca de un diagnóstico en cuestiones de afecciones de la piel», dijo en reciente entrevista la Dra. Tania González, dermatóloga puertorriqueña.

Una de las enfermedades autoinmunes más comunes que afectan la piel es la psoriasis, que afecta a casi el 10% de la población estadounidense y tiene una predisposición hereditaria, siendo especialmente frecuente en Puerto Rico. A menudo, los pacientes buscan atención médica debido a las manifestaciones en su piel, pero la psoriasis está estrechamente relacionada con otras afecciones internas, como la artritis, dolor en las articulaciones y los tendones. También puede estar asociada con riesgos cardiovasculares y afectar otros órganos dentro del cuerpo, según los síntomas observados.

Síntomas de la psoriasis

La doctora compartió además que, a menudo, los pacientes llegan buscando solución para una erupción cutánea sin relacionarla con otros síntomas. Pueden experimentar dolor en las articulaciones o en las manos, pero no establecen un vínculo entre estos síntomas y la condición de la piel.

«Es aquí donde nuestra experiencia como especialistas entra en juego, permitiéndonos conectar los puntos y abordar al paciente en su totalidad, no solo tratando los problemas cutáneos, sino también considerando sus síntomas internos y proporcionando un enfoque integral en su atención médica».

Una característica importante de la psoriasis es que, una vez que se desencadena, no tiene cura y persiste a lo largo de la vida del paciente. «En mi experiencia, al conversar con algunos pacientes que padecen psoriasis, mencionan que el diagnóstico a menudo se retrasa porque la condición puede confundirse con caspa», contó. Además, cuando los pacientes acuden a consultas médicas, tienden a no desvestirse o cubrirse debido a la autoconciencia que les genera su condición, lo cual puede obstaculizar el proceso de diagnóstico y tratamiento.

Importancia de la educación

La Dra. Tania González destaca también la importancia de la educación para los pacientes. En muchos casos, estos pueden confundir la psoriasis con otras afecciones o recurren a remedios caseros antes de buscar ayuda médica adecuada. La educación desempeña un papel fundamental en este contexto.

«En efecto, los pacientes con psoriasis pueden sentirse desesperados debido a los síntomas, como el picor, y pueden intentar diversos remedios caseros, como aplicar listerine amarillo, ajo, cúrcuma y otros ingredientes. Esto se debe a que, en muchos casos, no comprenden su condición ni consideran que podría tratarse de psoriasis. En mi experiencia, suelen buscar soluciones momentáneas, sin darse cuenta de que estos remedios solo proporcionan alivio temporal».

«Sin embargo, es esencial que los pacientes comprendan que la psoriasis no es simplemente una afección cutánea, y requiere un enfoque integral debido a sus efectos en otros aspectos de la salud. Por lo tanto, se recomienda encarecidamente consultar a un profesional de la salud para un tratamiento adecuado y personalizado».

Tratamiento de la psoriasis

El tratamiento de la psoriasis varía según la gravedad de la afección y la presencia de síntomas internos en el paciente. La dermatóloga menciona que los remedios naturales pueden no proporcionar el suficiente efecto antiinflamatorio necesario para abordar adecuadamente el riesgo que la psoriasis conlleva en el organismo y subraya la importancia de un enfoque integral que trate tanto los síntomas cutáneos como las afecciones internas cuando una persona padece otra enfermedad además de la psoriasis.

«La razón principal es que existen medicamentos que pueden tratar ambas condiciones de manera efectiva, pero también hay medicamentos que podrían agravar una de las condiciones al tratar la otra. Por lo tanto, el manejo de estos pacientes se vuelve complejo, y es esencial comprender la biología subyacente para tomar decisiones informadas sobre el tratamiento».

La psoriasis puede afectar a personas de todas las edades, incluyendo a niños. Los medicamentos sistémicos para el tratamiento de la psoriasis se indican generalmente a partir de los 6 años en adelante. Se destaca la importancia de la atención médica especializada y el apoyo emocional para los niños y adolescentes con psoriasis.

Hoy en día, el tratamiento de la psoriasis se ha modernizado considerablemente, y existen aproximadamente 20 opciones terapéuticas disponibles, adaptadas a la gravedad de la afección y a los síntomas del paciente. Si el paciente presenta dolor en las articulaciones u otras enfermedades concomitantes, es fundamental ofrecer un tratamiento que aborde tanto los síntomas cutáneos como las afecciones internas. Es decir, un enfoque integral que trate al paciente de adentro hacia afuera y que no se limite solo a la aplicación de cremas.

«La psoriasis puede afectar emocionalmente a los pacientes en un grado significativo. La Academia Americana de Dermatología ha recomendado la atención de la salud mental en pacientes con psoriasis debido a la relación entre el estrés y la gravedad de los brotes. El apoyo emocional y la gestión del estrés son esenciales en el manejo de estas afecciones de la piel.»

Importancia de la educación

La Dra. Tania González enfatiza la importancia de la educación y la comprensión para reducir la estigmatización y el miedo asociados con la psoriasis. La mayoría de las afecciones de la piel, incluyendo la psoriasis, no son contagiosas.

«La relación entre la psoriasis y otros trastornos emocionales, como la depresión y la ansiedad, es bien documentada. La carga psicológica que conlleva vivir con una afección visible como la psoriasis puede ser significativa. Preguntar a los pacientes sobre su bienestar emocional puede ayudar a identificar posibles problemas y proporcionar el apoyo necesario».

Es comprensible que las personas puedan sentir temor o desconcierto al interactuar con alguien que tiene psoriasis, pero es fundamental educar a los demás para fomentar la comprensión y la empatía.

«Mi consejo para las personas que se encuentren con alguien recién diagnosticado con psoriasis sería que se tomen un momento para educarse sobre la afección», finalizó la Dra González.

Te puede interesar: Rutina para cuidar la piel con psoriasis
Mostrar más

Publicaciones relacionadas

Botón volver arriba