Please ensure Javascript is enabled for purposes of website accessibility
*Apoyado por Mes de Conciencia de Cáncer de MamaBeWomen

Dolor en los senos y período: ¿cuál es la relación?

El dolor en los senos es un síntoma muy común, generalmente no relacionado con una enfermedad. ¿Cómo depende de tu ciclo menstrual? Descúbrelo en este artículo.

El dolor en los senos, o el dolor mamario, se llama mastalgia. Hay muchas mujeres que experimentan este trastorno, más o menos intensamente, durante el síndrome premenstrual. Pero, ¿cuál es la relación entre el dolor en los senos y el ciclo?

Es común en mujeres jóvenes y con el comienzo de la menopausia desaparece. Alrededor del 70% de las mujeres lo han experimentado al menos una vez en su vida.

¿Cómo se relacionan el dolor de los senos y el ciclo?

El ciclo menstrual es impulsado por una serie de hormonas que pueden influir en cómo y cuándo sucede. La mastalgia es uno de los síntomas acompañantes más comunes.

Suele sentirse durante la segunda mitad del ciclo (después de la ovulación, conocida como fase lútea) y desaparece con el sangrado. Durante este período se producen los siguientes cambios hormonales:

  • Los estrógenos alcanzan su máximo nivel durante la ovulación. Esto resulta en un crecimiento de los conductos mamarios.
  • La progesterona alcanza su pico unos días después (día 21). Esto causa un aumento de los lóbulos de los senos, estimulando la formación de células predispuestas a la producción de leche.

Los desequilibrios hormonales que se producen durante esta fase causan inflamación, hinchazón y agrandamiento del seno, que puede llegar a ser doloroso muchas veces. En caso de embarazo (con el mantenimiento de altos niveles de progesterona) la inflamación durará más tiempo.

El seno tiene más receptores para estas sustancias, lo que lo convierte en una glándula hormono-dependiente. En gran medida, el seno reacciona más fácilmente a las hormonas que el resto del cuerpo.

Causas del dolor en los senos

El dolor de mama está relacionado principalmente con el síndrome premenstrual (una semana antes de la menstruación) o con cambios benignos en la mama (por ejemplo, mastopatía fibroquística). Aunque estas son las causas principales, hay otros factores como:

  • Dieta alta en grasas.
  • Exceso de cafeína, teína o chocolate.
  • Antecedentes familiares de dolor en los senos durante el ciclo.
  • Algunos medicamentos (hormonas, antidepresivos, etc.).
  • Pechos grandes (aumenta el peso del pecho; puede ir acompañado de dolor de espalda o de cuello).

Dolor en los senos y el ciclo

Los cambios en los senos causados por el ciclo menstrual son la principal causa de dolor; forman parte del síndrome premenstrual. Como dijimos, están relacionados con los cambios hormonales y tienen las siguientes características:

  • Son más comunes en las mujeres jóvenes.
  • En general, no se producen durante o después de la menopausia.
  • Tienen una distribución homogénea y bilateral (lastiman ambos senos y se extienden por toda la glándula mamaria).
  • Hinchazón o inflamación.
  • Acumulación o retención de líquido en el seno.
  • Ligero aumento del tamaño de los senos.
  • Turgencia (pechos hinchados y firmes).
  • Dolor continuo (que puede ir de leve a intenso) sólo en una fase del ciclo.
  • Es posible que sienta pequeños nódulos o granos por todo el pecho.
  • Aumento de la intensidad de los síntomas dos semanas antes de la menstruación.
  • Desaparición del dolor después del inicio de la menstruación.

¿Cuándo tienes que ir al médico?

En principio, cualquier trastorno no cíclico merece ser evaluado por el ginecólogo. Se debe tener especial cuidado en caso de:

  • Cambio en la forma, el color o la apariencia de la piel del seno.
  • Descarga de secreciones o fluidos del pecho.
  • Alteraciones hormonales.
  • Presencia de nuevos bultos o nódulos en el seno.
  • Edad de más de 40 años sin mamografías previas.
  • Dolor que no disminuye ni aumenta en intensidad.
  • Signos de inflamación (calor, enrojecimiento, pus, etc.).
  • Dolor que interfiere con el desempeño de las actividades diarias.

En resumen, el dolor de pecho se asocia generalmente con el ciclo menstrual y los desequilibrios hormonales que lo acompañan. Rara vez es un signo de un problema grave. Hay que tener cuidado cuando es prolongado e intenso.

Mostrar más

Redacción BeHealth

Grupo multimedios especializado en promover la preservación de la salud física, mental y emocional.

Publicaciones relacionadas

Botón volver arriba