facebook_image
*Apoyado por Colitis Ulcerosa

EII en niños y adolescentes: ¿A dónde vamos con los tratamientos?

El Dr. Antonio del Valle, gastroenterólogo pediátrico, destacó los avances en tratamientos que se ofrecen para el manejo de enfermedades inflamatorias del intestino (EII) en niños y adolescentes.

El Dr. Del Valle destacó que para el tratamiento de las EII debe tenerse en cuenta la extensión de la enfermedad, en Crohn la inflamación puede extenderse a través de todas las capas del intestino mientras que, en colitis ulcerosa, se limita a la capa superficial o mucosa.

Objetivos del tratamiento

Lo que se busca es elegir el tratamiento adecuado que beneficie especialmente la calidad de vida del paciente y brinda un control adecuado y estable sobre la sintomatología, así lo que se busca es:

  • Inducir a remisión
  • Mantener la remisión
  • Mejorar la calidad de vida
  • Demostrar que está sanando la pared intestinal

“La terapia que se considere debe tener mayor probabilidad de ser efectiva a la vez que de ser razonablemente segura, cuando se compara con las alternativas disponibles”, expresó el gastroenterólogo.

Medicamentos

Se brindan las mismas alternativas que se ofrecen a los adultos.

  • Corticoesteroides, son muy efectivos en llevar al paciente a remisión, pero ocasionan efectos secundarios como ganancia de peso, en adolescentes con acné, la condición puede empeorar, genera gastritis, hirsutismo y aumento de apetito.

“Esos efectos secundarios son temporales, una vez vamos bajando el medicamento estos efectos secundarios van a desaparecer”, explicó.

A su vez, a largo plazo, pueden afectar el crecimiento o llevar a que el paciente desarrolle diabetes.

¿Se puede tratar la enfermedad con dieta?

De acuerdo con el Dr. Del Valle, se ha evidenciado que en el caso de la enfermedad de Crohn una dieta elemental puede funcionar.

“Es difícil porque implica que el paciente solo se puede alimentar con una fórmula especial por 6 a 8 semanas o a veces más tiempo… por eso es una alternativa que no utilizamos mucho”, aclaró el especialista.

En algunos centros ha demostrado ser tan efectivo como los esteroides, pero debe evaluarse si afecta la calidad de vida del paciente.

Aminosalicilatos

  • Sulfasalazina
  • Delzicol/Asacol HD
  • Lialda, Asipro
  • Supositorios (Canasa)
  • Enemas (Rowasa)

Estos se utilizan mucho más de colitis ulcerosa por ser una afectación superficial.

Abscesos

Una complicación común en la enfermedad de Crohn, tras formarse una fístula o tracto que se crea en la pared inflamada y en donde se pueden localizar las baterías del intestino causando una infección localizada.

Suelen tratarse por dos o tres semanas con antibióticos intravenosos y después complementar con antibióticos por boca como Metronidazole y Ciprofloxacin.

Inmunomoduladores

Resultan ser muy efectivos, pero suelen tardar de 1 a 3 meses en demostrar efecto.

Se destaca el Metrotexato en enfermedad de Crohn y Azatioprina para Crohn y Colitis.

Entre los efectos secundarios, podría aparecer susceptibilidad a infecciones, pancreatitis, leucopenia o hepatitis.

“Son cosas que no ocurren con frecuencia, la mayoría de los pacientes que toman estos medicamentos están bien y no tienen efectos adversos”, afirmó.

Agentes biológicos

Han revolucionado los tratamientos y han ayudado a controlar mejor diversas enfermedades.

Se destacan Infliximab, Remicade, Inflectra, Renflexis, Avsola, Adalimubab Humira Vedolizumab (con buen perfil de seguridad) aunque todavía no tiene indicación de la FDA para pacientes menores de 18 años y Ustekinumab.

Así mismo se destacan otros medicamentos que vienen en camino y que como en el caso de la Ozanimod ya está aprobado por la FDA.

«Es importante poder evaluar el riesgo de acciones que realizamos en el día a día como montar en bicicleta, accidentes de carro, ahogamiento y cómo estos riesgos son más altos que cualquier uso de medicamentos», recalcó el especialista debido a la negativa de algunos pacientes a usar los medicamentos por miedo a los efectos adversos.

Asimismo, destacó que el riesgo de no tener adherencia a un medicamento es más grave que el de tomarlo.

Mostrar más

Publicaciones relacionadas

Botón volver arriba