Please ensure Javascript is enabled for purposes of website accessibility
*Apoyado por Artritis ReumatoideArtritis reumatoideCondiciones Autoinmunes

Los mejores ejercicios para el dolor de la artritis reumatoide

Para las personas con artritis reumatoide (AR), el ejercicio puede ser de gran ayuda para aliviar el dolor y la rigidez de las articulaciones. El ejercicio y el estiramiento pueden ser especialmente útiles durante un brote.

Las personas con AR que hacen ejercicio pueden encontrar que sienten menos dolor que las que no lo hacen. El ejercicio puede reducir los síntomas dolorosos, mejorar la función y la flexibilidad de las articulaciones, aumentar el rango de movimiento y mejorar el estado de ánimo.

Es mejor consultar a un médico antes de comenzar cualquier programa de ejercicios y trabajar con un médico y un fisioterapeuta para desarrollar un plan de entrenamiento personalizado.

Los mejores ejercicios para el dolor de AR

Los siguientes tipos de ejercicios pueden ayudar a aliviar el dolor, la rigidez de las articulaciones y otros síntomas que puede causar la AR:

1. Estirar

El estiramiento puede ayudar a mejorar la flexibilidad, reducir la rigidez y aumentar el rango de movimiento. El estiramiento diario, idealmente por la mañana, es importante para aliviar los síntomas de la AR.

La rutina de estiramiento ideal será diferente para cada persona y dependerá de qué articulaciones se vean afectadas y qué síntomas se presenten. Sin embargo, los estiramientos a menudo involucran lenta y suavemente las articulaciones de la rodilla, la mano y el codo.

2. Camina

Caminar es una forma de ejercicio de bajo impacto que puede ayudar con el acondicionamiento aeróbico, la salud del corazón y las articulaciones y el estado de ánimo.

Es fundamental llevar calzado adecuado y mantenerse hidratado, incluso si la caminata no es agotadora. A menudo es razonable caminar lentamente al principio y luego aumentar el ritmo cuando sea posible.

3. Movimientos fluidos, como tai chi y yoga

Tanto el tai chi como el yoga combinan respiración profunda, movimientos fluidos, posturas suaves y meditación. Aumentan la flexibilidad, el equilibrio y el rango de movimiento al tiempo que reducen el estrés.

Puede comprar DVD de tai chi o ejercicios de yoga específicos para personas con AR.

4. Pilates

Pilates es una actividad de bajo impacto que estabiliza las articulaciones y fortalece los músculos que las rodean. Las personas nuevas en Pilates deben comenzar con una rutina que utilice una colchoneta en lugar de una máquina para desarrollar la fuerza muscular de forma segura.

5. Ejercicios acuáticos

El agua ayuda a soportar el peso corporal, lo que significa que los ejercicios acuáticos no tienen un gran impacto en las articulaciones.

La natación, los aeróbicos acuáticos y otros ejercicios de agua dulce pueden aumentar la flexibilidad, el rango de movimiento, la fuerza y ​​el acondicionamiento aeróbico. También pueden reducir el estrés y la rigidez de las articulaciones.

6. Ciclismo

Dado que la AR aumenta el riesgo de enfermedad cardiovascular, es vital mantener el corazón lo más saludable posible. Montar en una bicicleta estática puede ser una forma segura de mover las articulaciones y mejorar la aptitud cardiovascular.

Además de mejorar el acondicionamiento aeróbico, el ciclismo puede reducir la rigidez, aumentar el rango de movimiento y la fuerza de las piernas y desarrollar la resistencia.

7. Entrenamiento de fuerza

El fortalecimiento de los músculos alrededor de las articulaciones afectadas puede ayudar a aumentar la fuerza al reducir el dolor y otros síntomas de la AR.

Usar una banda de resistencia es una de las mejores formas de desafiar al cuerpo y desarrollar músculo con el tiempo. Un fisioterapeuta que trabaje con personas con AR debería poder ofrecer orientación sobre los ejercicios adecuados.

8. Ejercicios de mano

La AR a veces puede llevar a un uso limitado de las manos. Doblar las muñecas hacia arriba y hacia abajo, curvar lentamente los dedos, extender los dedos sobre una mesa y apretar una pelota antiestrés puede ayudar a aumentar la fuerza y ​​la flexibilidad de la mano.

9. Jardinería

Además de ser una forma de ejercicio, la jardinería ofrece el beneficio de mejorar el estado de ánimo. Las personas deben ser amables con su cuerpo, trabajar lentamente y evitar ejercitar demasiado los músculos y las articulaciones.

Mostrar más

Publicaciones relacionadas

Botón volver arriba