facebook_image
Colitis ulcerosaCondiciones AutoinmunesCondiciones InflamatoriasEnfermedad de Crohn

Pacientes de Crohn podrán regular sus síntomas con nueva dieta antiinflamatoria

Una investigación clínica propone estudiar el efecto de una dieta diseñada para reducir los síntomas de la enfermedad de Crohn

Durante el mes de junio un grupo de investigadores comenzó a reclutar pacientes puertorriqueños con la enfermedad de Crohn para un estudio coordinado entre las escuelas de medicina de la Universidad de Massachusetts (UMASS) y la Universidad de Puerto Rico (UPR) que propone diseñar y evaluar una dieta antiinflamatoria (DAIN) para manejar los síntomas de la enfermedad.

En entrevista con BeHealth, la doctora Ana Maldonado Contreras, investigadora adscrita al Departamento de Microbiología y Sistemas Fisiológicos en la escuela de medicina Chan de la UMASS; la licenciada María del Carmen Quintana Román, nutricionista del Recinto de Ciencias Médicas (RCM) de la UPR; y la licenciada Lianeris Estremera Rodríguez, epidemióloga del RCM-UPR, explicaron su investigación.

“Somos solamente la cara de un proyecto bastante grande que estamos iniciando en colaboración con [la escuela de medicina Chan] y la UPR”, detalló la doctora Maldonado Contreras. La microbióloga también específico que entre los colaboradores se encuentra la doctora Esther Torres, la gastroenteróloga y directora del centro para enfermedades inflamatorias del intestino-UPR.

“Tenemos la evidencia de que la dieta influye en los síntomas gastrointestinales cuando una persona tiene una enfermedad inflamatoria intestinal”, afirmó Maldonado Contreras. Además, señaló que ya los pacientes lo reconocen previo a cualquier estudio, por ejemplo, cuando ingieren comida frita y alta en grasa que intensifica la inflamación en sus estómagos.

Sin embargo, la doctora Maldonado Contreras enfatizó la urgencia de estudiar qué alimentos son óptimos para manejar los síntomas de personas con Crohn en Puerto Rico.

“Los científicos e integrantes del campo médico necesitamos evidencia para poder aproximarnos a la mejor dieta para estos pacientes”.

“Los estudios de dietas comenzaron a tomarse más enserio a penas en los últimos cinco a diez años. Pero ya se ha visto resultado en estudios que demuestran que hasta un 50% de pacientes con la enfermedad de Crohn mejoran [con una DAIN]”, comentó la microbióloga acerca del campo de investigación de la nutrición.

Maldonado Contreras y sus colegas en UMASS investigaron una dieta antiinflamatoria para pacientes de Crohn en el estado de Massachusetts. “Nosotros proponemos que el mecanismo por el cual la dieta funciona es la población de bacterias que viven en nuestros intestinos”.

“Las bacterias son quienes ponen la música en los intestinos: si es un son inflamatorio o un son antiinflamatorio. La idea es buscar eso alimentos que favorecen las bacterias que hacen música antiinflamatoria”, explicó la investigadora de la escuela médica CHAN.

“Estudiamos las repercusiones de la DAIN sobre nuestros pacientes en Massachusetts, pero en una población de mayoría blanca y con una dieta completamente distinta a la boricua”, dijo Maldonado Contreras. Por eso la doctora también hizo hincapié en que es necesario dialogar con los pacientes puertorriqueños para curar una lista de comidas saludables y atractivas para los puertorriqueños con Crohn.

Asimismo, la nutricionista María del Carmen Quintana Román destacó las categorías de alimentos esenciales para la salud gastrointestinal.

“La dieta tiene cuatro componentes fundamentales [para contrarrestar desbalances entre las bacterias inflamatorias y las antiinflamatorias]: consumo de probióticos, consumo de prebióticos, reducción en grasas saturadas, sodio, alimentos procesados y, sobre todo, evitar ciertos carbohidratos refinados que nutren a las bacterias dañinas”, señaló la licenciada Quintana Román.

Además, Quintana Román ofreció el arroz con habichuelas como ejemplo de algunas de las modificaciones a la dieta puertorriqueña tradicional que beneficiarían a los pacientes de Crohn.

“En el caso del arroz con habichuelas, es recomendable servir más habichuelas que arroz. Además, recomendamos un arroz rico en fibra, pero para los pacientes de enfermedad de Crohn es importante medir esa fibra porque pueden presentar alguna estrechez en el intestino que pudiera obstruirse con la fibra”, añadió la experta en nutrición.

Sobre el proyecto de DAIN Quintana Román confesó que “es un sueño hecho realidad que los pacientes puedan aprender qué alimentos son mejores para ellos y cómo prepararlos de la mejor forma”.

Finalmente, la licenciada Lianeris Estremera Rodríguez compartió los detalles para participar en esta investigación.

“Estamos buscando pacientes entre las edades de 21 y 65 años que tengan un diagnóstico de Crohn y que estén dispuestos a cumplir con una dieta nueva para manejar su enfermedad. También es importante conocer si toman medicamentos para manejar su condición, y el tiempo que llevan tomándolos para asegurarnos de que estén estables”.

“Por último, hay unos criterios de exclusión. Cualquier paciente que se le haya hecho una ostomía o que presente uso reciente de antibiótico no puede pertenecer al estudio. Estos criterios son necesarios para tener muestras clínicas del microbioma mediante muestras de excreta”, especificó la epidemióloga Estremera Rodríguez.

Estremera Rodríguez también explicó que el estudio tendrá una duración de 15 semanas, divididas en fases de investigación, y busca reclutar 100 pacientes de la enfermedad de Crohn.

“Vamos a tener una primera semana para recopilar información básica de los pacientes, seguida por unas semanas de adaptación. Después entramos en el periodo de aleatorización que es crucial para el estudio, en donde cada paciente tendrá un 50% de probabilidad de formar parte del grupo experimental o el control. Además, habrá cuatro momentos particulares en los cuales los pacientes estarán llenando una serie de cuestionarios para ver cómo se sienten durante el estudio y, finalmente, recuperar sus muestras clínicas”.

No obstante, como acotó la doctora Maldonado, “todos los pacientes que participen en el estudio tendrán acceso a los materiales, la dieta y consejería nutricional. Una mitad desde el comienzo de la investigación, y la otra al cabo de las 15 semanas”.

“Son 15 semanas, y puede parecer bastante, pero hemos hecho este estudio en Massachusetts, y ahora tenemos otro con mujeres embarazadas. Así que todo está muy engrasado y todo será fácil para el paciente”, informó la microbióloga.

Para más información sobre si usted cualifica para esta investigación llame al 787-754-0101 ext. 5444, o escriba a [email protected].

Mostrar más

Publicaciones relacionadas

Botón volver arriba