facebook_image
*Apoyado por Crohns & ColitisColitis ulcerosaEnfermedad de Crohn

Radiografía de la colitis ulcerosa en los más pequeños de la casa

¿Has escuchado de la colitis ulcerosa? Debes saber que no solo puede desarrollarse en los adultos, sino también en los pequeños. Hoy, en BeHealth, contactamos a la Dra. Wihelma Echevarría, gastroenteróloga pediátrica, quien detalló que esta afección podría causar que el revestimiento interno del intestino grueso y el recto de su niño se inflamen.

“La colitis ulcerosa tiene muchas cosas en común con la enfermedad de Crohn, particularmente es una condición autoinmune donde el cuerpo del paciente por alguna razón determina que el intestino, específicamente el colon, que es la última parte del intestino, le está haciendo daño a su propio cuerpo y crea anticuerpos. No se sabe exactamente a qué se debe esa cascada de inflamación”, dijo la experta.

Sintomatología

La inflamación de la colitis puede causar diarrea o vaciado frecuente del colon. El niño también puede tener dolor de estómago y diarrea. ¿Qué más puede causar?

“Como afecta el colon vemos mucha inflamación y dolor abdominal, particularmente en la parte baja del abdomen, también diarreas: la gran mayoría de las veces, aunque no siempre, esas diarreas están acompañadas por sangre y mucosidad. Si su hijo le dice que cada vez que va al baño evacuar, la excreta sale líquida y sale resbalosa, tiene sangre, si tiene fiebres inexplicables, si tiene también algunas lesiones en la piel que son nuevas, que parecen golpes, si tiene fiebre y mucho cansancio, además, no está haciendo las actividades regulares que antes hacía, pues es momento de acudir a su médico”, alertó la galena.

Los niños con esta afección necesitan cuidados a largo plazo. Tu hijo puede tener momentos en los que los síntomas desaparecen. Sin embargo, los síntomas suelen volver. Por esa razón es indispensable que el tratamiento se haga de manera precoz.

“El paciente que tiene colitis ulcerosa lo podemos diagnosticar a través de una colonoscopía con biopsias. Antes de llegar a la colonoscopía pedimos que se le haga al paciente laboratorios. En muchas ocasiones hacemos estudios de imagen, también sonogramas y placas. Una vez que hagamos el diagnóstico que ya mencioné se procede entonces a darle tratamiento al paciente”, agregó.

Tratamiento

Las opciones terapéuticas para la colitis pueden incluir evitar alimentos que causan síntomas, tomar los medicamentos y la cirugía.

“Hay muchísimos medicamentos que podemos utilizar para lograr que el paciente se sienta bien. En un grupo bien pequeño de pacientes no logramos alcanzar la remisión que estamos buscando y el paciente requiere cirugía. En ese caso, consultamos al cirujano pediátrico especialista en estas condiciones para que remueva el colon del paciente. Una vez se remueve el colon del paciente se considera curado de su condición. Si su hijo está presentando dolor abdominal que no resuelve con los medicamentos que compramos sin receta, si tiene diarreas continuas acompañadas de mucosidad de sangre, si el niño tiene pérdida de apetito, fiebres incontrolables y si ha dejado de crecer, es momento de visitar a su pediatra y a su gastroenterólogo pediátrico. Estamos aquí para ayudarle”, concluyó la Dra. Echeverría.

Mostrar más

Publicaciones relacionadas

Botón volver arriba