facebook_image
BeWomenSemana 23Semanas de embarazo

Semana 23: ¡Su carita y su cuerpecito ya están formados!

La semana 23  de embarazo marca un hito en el desarrollo de los sentidos del bebé, especialmente en lo que respecta a la audición y el equilibrio.

Su cabello y cejas adquieren la pigmentación registrada en su ADN y todos los sistemas -digestivo, circulatorio y respiratorio- se preparan para activarse una vez que estén fuera del útero. 

Sus movimientos ahora son mucho más enérgicos, tanto que empezarás a sentir sus patadas de forma inconfundible. En este periodo, el bebé se acuesta, bosteza, duerme la siesta… Incluso su coordinación muscular está ahora mucho más desarrollada.

Como hemos dicho, los órganos auditivos han madurado lo suficiente como para enviar señales al cerebro, por lo que el bebé  pronto comenzará a reaccionar ante muchos más sonidos.

También se forman crestas en las palmas de las manos y las plantas de los pies que más tarde serán la base para las huellas dactilares y las huellas de los pies. Tu bebé podría comenzar a tener hipo y provocar movimientos espasmódicos.

Cómo cambia tu cuerpo en la semana 23 de embarazo

Para la semana 23 de embarazo, tu útero mide aproximadamente 22 centímetros y llega por encima del ombligo. Tu  peso debería haber aumentado a poco más de 4 libras y media.

Es normal que sientas molestias y tensión en el costado y en la zona púbica, tanto que podrías confundirlas con contracciones uterinas. Además, todos sus órganos abdominales se comprimen, causando posibles molestias estomacales, como acidez o gases.

Los altibajos emocionales  siempre están a la orden del día, pero por tu bien y el de tu bebé, trata de controlar la  ansiedad, el estrés y la tristeza.  A estas emociones hay que sumar el instinto maternal  que, a estas alturas del embarazo, ya puede estar muy desarrollado. El vínculo que has formado con tu bebé ya es increíble y te sorprenderá pensar en él muy a menudo

Mostrar más

Publicaciones relacionadas

Botón volver arriba