Please ensure Javascript is enabled for purposes of website accessibility
*Apoyado por Diabetes en ControlBienestar GeneralDiabetes

Te contamos cómo puedes cuidar tus pies si tienes diabetes

En los pacientes con diabetes, el hormigueo en los pies puede ser una señal de pérdida neurológica. que se puede presentar tras la compresión o cambios químicos en el nervio.

 Si es tu caso, no dudes en consultar con tu especialista, ya que puede ser una señal temprana de problemas neurológicos o vasculares.

Además de la sensación de hormigueo, los pies pueden sentirse entumecidos o notar signos de ardor.

En la diabetes es importante prestar especial atención a ello, ya que puede generar complicaciones y puede presentarse por mal manejo de las dosis de los medicamentos o por una condición descontrolada.

Como resultado de estas sensaciones, estos pacientes son más propensos a lastimarse los pies y a que las heridas no sanen adecuadamente si se lastiman.

Detallar cuidadosamente los pies día a día y trabajar en su protección es indispensable para prevenir las úlceras del pié diabético que, sin tratamiento, pueden ser causa de amputaciones de dedos, pies y piernas.

Recomendaciones para el cuidado de los pies en casa

Vigila diariamente el pie completamente (tobillo, planta y entre los dedos) y consulta de inmediato ante signos como:

  • Piel seca o rajada
  • Presencia de ampollas
  • Hematomas o cortaduras
  • Zonas calientes y enrojecidas
  • Ausencia de sensibilidad

Si por alguna razón no alcanzas a ver claramente tus pies pídele a algún familiar que te apoye, pero no dejes de hacerlo.

Para la hora del baño:

  • Revisa la temperatura del agua con tu codo o manos cuidando que no esté muy caliente.
  • Utiliza jabones neutros.
  • Seca cuidadosamente entre cada dedo del pie.
  • Usa crema, vaselina o aceite para hidratar la piel y prevenir la resequedad, pero no la apliques entre los dedos.

Cuida tus uñas

Aprender a cortar correctamente las uñas es indispensable para que estas no se encarnen, para ello:

  • Pide a tu médico o podólogo que te indique cómo cortarlas
  • Introduce los pies en agua tibia para ablandar la uña antes de iniciar el corte.
  • Corte la uña en forma recta y lime suavemente los bordes.
  • Verifica que el borde de cada uña no ejerza presión dentro de la piel del siguiente dedo evitando cortes.

Si no tienes buena visión o presentas falta de sensibilidad en tus pies, evita cortar tus uñas tú mismo y apóyate en un profesional.

De igual forma maneja suavemente las zonas con callos, retirándolos con una piedra pómez, luego de mantener los pies en agua y tener la piel suave.

Importancia de los calcetines y zapatos

  • Utiliza calzado en todo momento para proteger los pies de cualquier tipo de herida o lesión.
  • Nunca camines descalzo, sobre todo en el pavimento o playas de arenas calientes , pues puedes exponerte a quemaduras graves.
  • Revisa los zapatos antes de ponértelos para evitar lastimarte con cualquier objeto que esté dentro de ellos.
  • Opta por zapatos cómodos y si te quedan ajustados no confíes en que se estiran con el tiempo, mientras eso sucede pueden generar ampollas o heridas.

Existen zapatos especiales para diabéticos, así que si están a tu alcance y puedes comprarlos resultan una opción ideal. Además, asegúrate de cambiar tus zapatos por lo menos dos veces en el transcurso del día para modificar los puntos de presión en los pies.

Mostrar más

Publicaciones relacionadas

Botón volver arriba