facebook_image
Bienestar GeneralSíndrome de Sjögren

Tengo síndrome de Sjögren: ¿y ahora qué? Conoce algunos tips

¿Te diagnosticaron con síndrome de Sjögren y temes por cómo será tu vida de ahora en adelante? Hoy te traemos algunos consejos para que tu calidad de vida no se vea deteriorada y puedas continuar con tu diario vivir sin problema.

Debes recordar que esta condición autoinmune se caracteriza por atacar las glándulas que producen las lágrimas y la saliva, al punto que causa resequedad en la boca los ojos; en la mayoría de los casos requiere que el paciente humedezca la nariz, la garganta y la piel.

Luego de esta aclaración, conoce a continuación algunas recomendaciones que beneficiarán tu salud y permitirán que tu diagnóstico sea más fácil de manejar.

Ojo con las citas

Lo primero que debes seguir con rigurosidad son tus citas con tu médico tratante o especialista en reumatología para que contribuya con el diagnóstico oportuno de la enfermedad. Ten en cuenta que entre más rápido se determine que padeces la condición, el tratamiento puede surtir mejores efectos. Eso sí, ten en cuenta que esta enfermedad no tiene cura.

Además, es sumamente importante que visites con periodicidad a tu oftalmólogo y otros especialistas en diversas aristas de la medicina que te ayudarán con el tratamiento de tu condición.

Ejercicio

Sí, quizá sea uno de los consejos más clichés, pero debes saber que practicar cualquier tipo de actividad física no solo contribuye con múltiples aspectos de tu cuerpo, sino que también beneficia el aparato locomotor, previene que tus músculos se atrofien y evita un sinnúmero de efectos adversos que, debido a la condición que padeces, podrían desencadenarse. 

Hidratación

Como ya mencionamos, el síndrome de Sjögren causa resequedad, por esa razón, nunca dejes de lado una botella de agua, que se convertirá en tu gran aliada.

Comer bien y sano

La dieta es otro de los temas que más se abordan, por lo que los expertos recomiendan que si padece esta u otra enfermedad que ataque el sistema inmunológico, lo más importante es que consumas frutas y verduras. De hecho, puedes probar con la dieta mediterránea para tales fines. 

Alimentos prohibidos

Así como hay comidas y platos que te benefician, también están los que no traen ningún beneficio. Te recomendamos no consumir alimentos secos, ásperos, picantes, ácidos, salados o a temperaturas extremas. Si quieres reducir la sequedad, carga un dulce o chicle.

Salud bucal

Varios estudios evidencian que los pacientes con el citado síndrome podrían enfrentar mayores problemas a nivel oral: hay riesgo de caries, desgaste dental, erosión, entre otros.Cuéntale a tu médico o cuidados sobre tus hábitos de aseo.

Adiós al tabaco

Sí, deja de fumar. Los pacientes como tu, que padecen esta condición, enfrentan un mayor riesgo de desarrollar r enfermedades pulmonares o cardiovasculares si consumen tabaco.

Salud mental

Si necesitas ayuda profesional, no dudes en alzar la mano y pedirla. Además, existen varios grupos de pacientes con la condición que también podrían beneficiarte.

Mostrar más

Publicaciones relacionadas

Botón volver arriba