Please ensure Javascript is enabled for purposes of website accessibility
*Apoyado por Tiroides en ControlCondiciones AutoinmunesTiroiditis de Hashimoto

Tiroides autoinmune, explicada por el endocrinólogo

El Dr. Rafael González, endocrinólogo, habló sobre la tiroiditis autoinmune, una afección causada por una reacción del sistema inmunitario contra la glándula tiroides que a menudo puede generar consecuencias como la disminución de la función tiroidea (hipotiroidismo).

La tiroiditis se refiere a cualquier condición donde hay una inflamación de la tiroides y puede presentarse por razones autoinmunes, siendo estas las más comunes, o en algunos casos, como respuesta a algún medicamento, como consecuencia de una infección viral, por radiación, o por trauma.

El tipo más común es la tiroiditis autoinmune, también conocida como tiroiditis linfocítica crónica o tiroiditis de Hashimoto, en honor al patólogo que la describió por primera vez.

“Es una condición en donde nuestros mismos sistemas de defensa producen anticuerpos que atacan a la tiroides y hacen que se vaya disminuyendo la producción de hormonas”, destacó el endocrinólogo.

Prevalencia de la condición

De acuerdo con el especialista, la tiroiditis autoinmune está en un 1% o 2% de prevalencia y aunque no se ve como un número muy grande, sí es la causa más común dentro del hipotiroidismo.

“En la mayoría de las personas que vemos con hipotiroidismo, esta es la causa principal, particularmente en Estados Unidos y Puerto Rico, donde se tiene suficiente yodo”, destacó.

Por su parte, en otros países como Asia y algunas partes de  África, donde hay deficiencia de yodo, esta puede ser la causa principal, pero en la isla, se cuenta con suficiente yodo en la alimentación y por esto, la causa principal es la tiroiditis autoinmune, en donde los anticuerpos están dirigidos contra la glándula tiroides ocasionando una inflamación crónica.

“La prevalencia en mujeres es siete veces mayor, la cifra es de 7 a 1 de mujeres versus hombres”, resaltó el Dr. González.

Causas de la tiroides autoinmune

Aunque no se conoce su causa, sí se sabe que la mayoría de las condiciones autoinmunes como la diabetes, artritis reumatoidea, esclerosis múltiple o lupus, se manifiestan mayoritariamente en mujeres que en hombres.

Signos y síntomas de la condición

La tiroides autoinmune suele presentar una sintomatología clásica de hipotiroidismo, entre sus signos se destacan:

  • Cansancio
  • Fatiga
  • Sueño
  • Estreñimiento
  • Piel seca
  • Intolerancia al frío
  • Pérdida de cabello
  • Cambio en el peso inclinándose hacia el aumento
  • Falta de concentración
  • Irregularidad en el periodo menstrual

“A veces estos síntomas se pueden confundir con depresión porque son muy parecidos, por eso siempre es importante verificar con el médico”, recalcó el especialista.

Evaluación clínica

En cuanto al examen físico, dependiendo de la severidad en la que se encuentre la enfermedad, se puede presentar un aumento en el tamaño de la tiroides causado por la inflamación producida por estos anticuerpos. Esto se conoce como bocio, que es un agrandamiento anómalo de la glándula tiroides.

Usualmente este bocio no conlleva síntomas, pero sí llega a ser significativo puede generar complicaciones como:

  • Falta de aire
  • Problemas o dificultad para tragar
  • Cambios en la voz

“Hay laboratorios que nos pueden ayudar a evidenciar si hay hipotiroidismo o no, y si la causa es autoinmune, se puede evidenciar a través de anticuerpos de la sangre”, explicó el Dr. González.

¿Tiene cura la tiroides?

Existen diferentes tipos de tiroiditis, algunas como la subaguda que es una inflamación que ocurre después de presentar infecciones virales y se considera transitoria.

Otro tipo, como la tiroiditis posparto, es una enfermedad poco común en la que la glándula tiroides, se inflama durante el primer año después del parto y después mejora, en este tipo de tiroiditis, los síntomas suelen durar varias semanas o meses.

Contrario a ello, la tiroiditis autoinmune crónica tiene un grado de destrucción muy grande sobre las células y usualmente no es reversible y en cambio sí, progresiva.

Tratamientos

A medida que la inflamación va aumentando, es necesario suministrar la hormona tiroidea, llamada levotiroxina, e ir aumentando las dosis de acuerdo con las necesidades.

“En la historia usual de la condición hay que seguir subiendo las dosis, o sea que es muy difícil una vez que hay una destrucción significativa de la glándula, que se revierta o cure”, explicó.

Adaptaciones del paciente con tiroides en su estilo de vida

La condición se caracteriza por unos anticuerpos presentes en el cuerpo (antimicrosomales) que se pueden medir en sangre y detectarse antes de que la persona necesite hormonas, puede permitir algunas recomendaciones como:

Cambios en la dieta evitando los excesos de yodo

“Hay estudios o reportes de otros médicos en donde, por ejemplo, el selenio puede ser un componente favorable para la tiroides y en los pacientes que tienen inflamación podrían retrasar la necesidad de comenzar tratamiento con hormona de la tiroides”, dijo el Dr. González.

Asimismo, resaltó la necesidad de llevar un seguimiento cercano, propio de la condición autoinmune y utilizar la hormona si es la indicación médica, para no afectar la calidad de vida.

También, seguir los niveles de tiroides en sangre y vigilar que las dosis sean las correctas a través de visitas con el endocrinólogo o médico primario.

Conozca sobre esta y más condiciones autoinmunes en nuestra última guía


Conoce más detalles sobre otras condiciones autoinmunes en nuestra última guía
Mostrar más

Publicaciones relacionadas

Botón volver arriba