facebook_image
*Apoyado por Artritis ReumatoideArtritis reumatoideCondiciones Autoinmunes

Transformando vidas a través de la quiropráctica y la salud integral

El Dr. Ismael Segarra es un destacado profesional que ha dedicado su carrera a la comprensión profunda y al abordaje personalizado de diversas condiciones, especialmente las relacionadas con el sistema autoinmune. Quiropráctico de renombre, el Dr. Segarra destaca por su enfoque multidisciplinario, combinando su experiencia en medicina deportiva y neuroquímica para ofrecer soluciones integrales a sus pacientes. Para ahondar más en sus conocimientos y cómo la quiropráctica puede beneficiar a los pacientes con artritis reumatoide en BeHealth tuvimos con el especialista una entrevista exclusiva.

«En mi caso, me especialicé en medicina deportiva durante cuatro años, y posteriormente, debido a circunstancias personales, decidí ampliar mis estudios en neuroquímica con énfasis en condiciones autoinmunes, como la artritis reumatoide«. compartió sobre la diversificación académica le ha permitido desarrollar un enfoque holístico para el tratamiento de sus pacientes.

El Dr. Segarra destacó en primer lugar la importancia de la adaptabilidad en la quiropráctica, expresando que «no seguimos un guion preestablecido, ya que cada paciente presenta diferentes necesidades y condiciones que requieren enfoques personalizados». De esta manera, su énfasis en la individualización del tratamiento es fundamental para abordar las complejidades únicas de cada caso.

En su enfoque terapéutico, el Dr. Segarra subraya también la esencialidad de una evaluación completa. «Es fundamental realizar una evaluación completa para comprender las tolerancias y necesidades específicas de cada paciente. A partir de esa evaluación, podemos determinar la dirección en la que debemos orientarnos en cuanto a las modalidades tanto activas como pasivas, lo cual optimiza la eficiencia del tratamiento», afirma.

¿Cómo ayuda la quiropráctica?

La contribución de la quiropráctica al tratamiento del dolor y la debilidad es un tema central en la filosofía del Dr. Segarra. «Mi enfoque se centra en la idea de que el ajuste quiropráctico es esencial porque nuestras articulaciones están diseñadas para moverse». No obstante, enfatiza el doctor que este ajuste se integra con otras opciones de tratamiento, adoptando así un enfoque integral y personalizado.

Así, en el manejo de condiciones autoinmunes, como la artritis reumatoide, el Dr. Segarra destaca la necesidad de un esfuerzo colaborativo entre el profesional de la salud y el paciente.

«Es un esfuerzo conjunto, y lo que hemos notado es que aquellos pacientes que se comprometen activamente con su tratamiento, siguen las recomendaciones y participan en el proceso experimentan mejoras significativas en su calidad de vida y en la gestión de su condición autoinmune», expresó.

Sin embargo, es esencial tener en cuenta que este «es un proceso que lleva tiempo y requiere paciencia, así como una completa inversión y disposición por parte del paciente», sostiene. Además, recalca la importancia de la educación como herramienta clave para empoderar al paciente: «La educación capacita al paciente para asumir un papel activo en su cuidado». En un mundo ideal, desearíamos estar presentes las 24 horas del día, pero la realidad es que la educación permite al paciente tomar decisiones informadas incluso en ausencia del profesional de la salud.

La evolución de la quiropráctica también encuentra eco en las palabras del Dr. Segarra. «En la actualidad, se utilizan diferentes enfoques, especialmente al tratar a pacientes con afecciones como la artritis reumatoide, donde las articulaciones están inflamadas debido a un ataque autoinmune». Este reconocimiento de la diversidad enfoques muestra la adaptabilidad de la quiropráctica moderna, asegurando que cada paciente reciba un tratamiento específico para su situación única.

La Clínica de Salud y Prevención dirigida por el Dr. Segarra es un testimonio tangible de su compromiso continuo con la excelencia en la atención médica. Con consultorios en Ponce y Mayagüez, la clínica se ha convertido en un faro de esperanza para aquellos que buscan un enfoque integral para su bienestar. «Cada paso que damos está orientado a mejorar la calidad de vida de nuestros pacientes», comparte el Dr. Segarra, subrayando su dedicación a la transformación positiva de las vidas que toca.

La diversidad en el equipo de la clínica es un elemento distintivo. Desde nutricionistas hasta especialistas en neuropsicología, el equipo aborda no solo los aspectos físicos, sino también la salud emocional y psicológica de los pacientes. Esta perspectiva holística refleja la creencia del Dr. Segarra en la interconexión de todos los aspectos de la salud.

«Nuestro papel como profesionales de la salud es educar y guiar. Nosotros nos sumergimos en la investigación, la interpretamos y la presentamos de manera comprensible para que ustedes, los pacientes, puedan tomar decisiones informadas», concluyó.

Te puede interesar: Optimiza tu salud a través de la alimentación con los consejos de una nutricionista

Mira aquí la entrevista completa

Mostrar más

Publicaciones relacionadas

Botón volver arriba