Please ensure Javascript is enabled for purposes of website accessibility
Salud Mental

1 de cada 100 muertes es por suicidio: lo que debemos saber para prevenirlo

El suicidio sigue siendo una de las principales causas de muerte en todo el mundo, según las últimas estimaciones de la OMS. Cada año pierden la vida más personas por suicidio que por VIH, paludismo o cáncer de mama, o incluso por guerras y homicidios. En 2019, se suicidaron más de 700 000 personas, es decir 1 de cada 100 muertes.

Es por ello que, cada año, el 10 de septiembre, se celebra el Día Mundial de la Prevención del Suicidio. El objetivo más importante de esta iniciativa apoyada por la Asociación Internacional para la Prevención del Suicidio (IASP), copatrocinada por la Organización Mundial de la Salud (OMS), es concienciar a la comunidad científica y a la población en general de que el suicidio es un fenómeno prevenible.

Actualmente, ante la situación mundial es más importante hablar de este tema debido a que las medidas para combatir el COVID-19 han contribuido a incrementar la sensación de aislamiento y vulnerabilidad. 

El Día Mundial para la Prevención del Suicidio es una oportunidad para crear conciencia sobre el problema del suicidio y promover la acción a través de medios efectivos para reducir el número de suicidios e intentos de suicidio en todo el mundo.

Y es que prevenir el suicidio es posible: cada uno de nosotros es un actor clave en la prevención, como niño, como padre, como amigo, como colega o como vecino. Todos podemos desempeñar un papel importante en el apoyo a aquellos que están experimentando una crisis de suicidio o aquellos que están sufriendo el suicidio de un ser querido.

Signos de alarma de conducta suicida

  • Presencia de pensamientos o planes de autolesión en el último mes o acto de autolesión en el último año
  • Alteraciones emocionales graves
  • Desesperanza
  • Agitación o extrema violencia
  • Conducta poco comunicativa
  • Aislamiento social

Prevención de la conducta suicida

La Organización Mundial de la Salud realiza estas recomendaciones:

  • Restricción del acceso a los medios más frecuentemente utilizados para el suicidio (por ejemplo, plaguicidas, armas de fuego y ciertos medicamentos).
  • Información responsable por parte de los medios de comunicación.
  • Identificación temprana, tratamiento y atención de personas con problemas de salud mental y abuso de sustancias, dolores crónicos y trastorno emocional agudo
  • Capacitación de personal de salud no especializado, en la evaluación y gestión de conductas suicidas• Seguimiento de la atención prestada a personas que intentaron suicidarse y prestación de apoyo comunitario• Apoyar a quienes han perdido a seres queridos que se han suicidado• Introducción de políticas orientadas a reducir el consumo nocivo de alcohol.

Al crear esperanza a través de la acción, podemos encender una luz en los corazones de aquellos que solo ven tinieblas. En algunas ocasiones los problemas pueden hacer creer que la vida no tiene sentido o no vale la pena vivirla, no olvides que es posible superar este malestar y está bien buscar apoyo en otras personas.

Fuente: OMS y Ministerio de Salud de Colombia

Mostrar más

Publicaciones relacionadas

Botón volver arriba