facebook_image
*Enfermedad Psoriásica PRCondiciones AutoinmunesPsoriasis

¿Cómo detectar a tiempo las comorbilidades de la psoriasis?

La psoriasis es una afección crónica de naturaleza inmunomediada y carácter inflamatorio. Estas tres características primordiales (crónica, inmunomediada e inflamatoria) son las que en conjunto le otorgan su clasificación actual como una enfermedad sistémica. De hecho, abundan las pruebas que respaldan que esta condición va más allá de afectar únicamente la piel.

Según la doctora Leticia Hernández Dávila, endocrinóloga, “la psoriasis es una condición crónica e inflamatoria que está mediada por el sistema inmune, por las citoquinas que inducen estos cambios que ocurren. Está presente entre un 2 a un 4% de la población y está relacionada a un riesgo mayor de otras condiciones inflamatorias, como la obesidad, la diabetes, la enfermedad cardiovascular y lo que se conoce como síndrome metabólico”

Así, principales comorbilidades asociadas a la psoriasis son el síndrome metabólico, artritis psoriásica, enfermedades cardiovasculares, inflamación intestinal, enfermedad de Crohn, cáncer y trastornos psiquiátricos, si bien se van descubriendo algunas otras como la enfermedad por hígado graso no alcohólico.

Así que la identificación temprana y el manejo adecuado de estas comorbilidades son fundamentales para garantizar un enfoque integral en el cuidado de los pacientes con psoriasis. Aquí te compartimos algunas comorbilidades comunes asociadas a la psoriasis y cómo se pueden identificar.

No te pierdas nuestro especial de psoriasis

Artritis Psoriásica (AP)

La artritis psoriásica afecta las articulaciones y la piel. Para identificarla, los profesionales de la salud pueden realizar exámenes físicos y evaluar síntomas como dolor, hinchazón y rigidez en las articulaciones.

Además, se pueden realizar pruebas de sangre, como el factor reumatoide y la proteína C reactiva, y utilizar métodos de imagen como radiografías y resonancias magnéticas para confirmar el diagnóstico.

Enfermedades cardiovasculares

El riesgo de enfermedades cardiovasculares, como enfermedades cardíacas y accidentes cerebrovasculares, es mayor en pacientes con psoriasis. Por ende, la evaluación de factores de riesgo, como la presión arterial, el colesterol y la glucosa en sangre, puede ayudar a identificar esta comorbilidad. Se pueden realizar pruebas de laboratorio y electrocardiogramas (ECG) para evaluar la salud cardiovascular.

Diabetes Tipo 2

La psoriasis también se asocia con un mayor riesgo de diabetes tipo 2. Así que la medición regular de los niveles de glucosa en sangre y la evaluación de factores de riesgo, como la obesidad y la historia familiar de diabete, pueden ayudar a identificar esta comorbilidad.

Conoce más aquí: Más allá de la piel, comorbilidades de la psoriasis

Obesidad

La obesidad y la psoriasis están vinculadas. Calcular tu índice de masa corporal (IMC) y la medición de la circunferencia de la cintura pueden ser útiles para identificar el exceso de peso.

Enfermedad hepática

La enfermedad del hígado graso no alcohólico (EHGNA) puede estar presente en pacientes con psoriasis. Las pruebas de función hepática y las ecografías abdominales pueden ayudar a evaluar la salud del hígado.

Depresión y Ansiedad

Las enfermedades mentales, como la depresión y la ansiedad, son más comunes en personas con psoriasis. Evaluar tu salud mental mediante cuestionarios y entrevistas clínicas puede ayudar a identificar esta comorbilidad.

Enfermedad inflamatoria intestinal

Existe una posible asociación entre la psoriasis y las enfermedades inflamatorias intestinales. Los síntomas gastrointestinales persistentes deben evaluarse a través de exámenes endoscópicos y pruebas de laboratorio.

Recuerda, un enfoque multidisciplinario, en colaboración con diversos especialistas, es esencial para brindar un cuidado completo a quienes viven con psoriasis y las comorbilidades asociadas. Identificar estas enfermedades en sus etapas iniciales posibilitará la implementación temprana de tratamientos adecuados, potencialmente evitando su progresión hacia manifestaciones más severas. En este contexto, el profesional de la salud en atención primaria desempeña un papel fundamental desde su posición privilegiada para reconocer estas comorbilidades.

Te puede interesar: Nutrientes claves para la piel de los pacientes con psoriasis
Mostrar más

Publicaciones relacionadas

Botón volver arriba