facebook_image
Lily García

Y llegó “La señora de La Habana…”

Les escribo desde la casa de una de mis hermanas en Tampa, Florida.  Me trasladé hasta acá hace ya tres semanas y me quedaré hasta finales de junio.  Es la primera vez que he estado tanto tiempo fuera de Puerto Rico en muchos años.  De hecho, esta es la primera vez que están ocurriendo muchas cosas. 

La sorpresiva llamada me llegó en enero. Me habían recomendado para un papel en una obra de teatro que subiría a escena en Tampa en junio. El título de la obra sería “The Lady from Havana”. Buscaban actrices bilingües, ya que la obra sería en inglés con frases en español intercaladas.  La persona que me llamó me había visto hacer teatro en Puerto Rico, le había gustado mi trabajo, y quería saber si me interesaría el proyecto.  El único problema era que iba a tener que mudarme a Tampa por mes y medio. 

Eran muchas las “causalidades.”  Que esta mujer puertorriqueña a quien solo había visto una vez en mi vida estuviese trabajando con una compañía de teatro en Tampa; que ella conociera mi trabajo en teatro; y que estuviésemos todavía viviendo la pandemia y que, por lo tanto, podría darme el lujo de trasladarme a Tampa porque la mayor parte de mi trabajo motivacional sigue siendo virtual.  Los planetas se habían alineado.  

Tengo que admitir que me gusta retarme y salir de mi zona de confort. Por esa razón, y a pesar del miedo, acepté el proyecto.  Sería la primera vez que haría una obra de teatro en inglés, trabajando con personas que no conocía, y ante un público diferente al de Puerto Rico, el cual me ha visto, leído, o escuchado en los medios durante treinta y siete años. 

Les cuento que el proceso ha sido intenso, pero todos los días aprendo algo nuevo.  Como actriz estoy encontrando fortalezas que no sabía que tenía y a nivel personal estoy creando lazos de amistad que seguramente perdurarán por mucho tiempo. Te invito a que te des la oportunidad de retarte y salirte de tu zona de confort no importa la edad que tengas.  Experimentar y aprender cosas nuevas siempre nos va a ayudar a desarrollar mayor seguridad en nosotros mismos y, por lo tanto, a ser más felices.  Y las personas felices siempre van a ser más saludables.

Mostrar más

Publicaciones relacionadas

Botón volver arriba