facebook_image
*Apoyado por Condiciones AutoinmunesCondiciones AutoinmunesEnfermedad de Crohn

Beneficios del estudio DAIN para la salud de los pacientes con Crohn

El vínculo entre la alimentación y las enfermedades autoinmunes, como las afecciones reumáticas, ha generado un creciente interés tanto en la comunidad médica como en la comunidad científica. La evidencia sugiere que nuestras elecciones alimentarias pueden ejercer una influencia significativa en la aparición, gravedad y gestión de estas condiciones de salud.

En nuestro esfuerzo por comprender mejor la relación entre la alimentación y las enfermedades autoinmunes, la licenciada Mari Carmen Quintana, nutricionista del programa DAIN, nos ofrece una visión valiosa. El proyecto DAIN, que se centra en pacientes con enfermedad de Crohn, está diseñado para explorar cómo una dieta específica puede ayudar a mejorar los síntomas y reducir la inflamación.

“Dado que nuestras comidas pueden variar un poco, el objetivo principal de esta dieta es lograr un equilibrio, especialmente en lo que respecta al microbioma gastrointestinal. Esto está diseñado para ayudarnos a mejorar los síntomas y, en algunos casos, incluso reducir la inflamación”, explicó la licenciada.

El estudio DAIN: cambiando vidas a través de la nutrición

El estudio DAIN actualmente está reclutando pacientes con enfermedad de Crohn, quienes deben tener entre 21 y 65 años y residir en Puerto Rico. Una vez seleccionados, los pacientes reciben orientación detallada sobre la dieta antiinflamatoria y siguen su progreso a lo largo de las semanas.

Los pacientes mantienen un registro de todos los síntomas y eventos relacionados con la dieta antiinflamatoria. La dieta se centra en la eliminación de azúcares refinados y ciertos tipos de harinas, como la harina de trigo. En su lugar, se utilizan harinas integrales, como la de almendra, avena, garbanzo, lentejas y otros tipos de harina que no sean de trigo ni de maíz. Además, se evita el consumo de productos etiquetados como «libres de gluten» y se reemplazan los lácteos por alternativas a base de plantas como leche de almendra, leche de soya y leche de avena, entre otras.

Beneficios del estudio: más allá de la enfermedad de Crohn

Estos cambios son beneficiosos no solo para los participantes del estudio, sino también para cualquier paciente con condiciones autoinmunes e inflamatorias. Según la licenciada Mari Carmen, «hay una estrecha relación entre la salud intestinal y el sistema inmunológico, lo que hace que estos ajustes en la dieta sean relevantes para el bienestar en general». Sin embargo, es fundamental ser selectivo al elegir productos etiquetados como «veganos», ya que algunos ingredientes pueden provocar inflamación.

La dieta también especifica ciertos ingredientes a evitar, como el glutamato monosódico (MSG), que también es conocido por desencadenar respuestas inflamatorias.

«El MSG, que se utiliza para conservar alimentos, y otros ingredientes, que suena un poco raro al pronunciarlo, también se están incluyendo en muchos productos, como bebidas y suplementos nutricionales, por lo que es importante estar alerta, ya que pueden causar inflamación en algunas personas».

Lee más: Tips fáciles para combatir los síntomas de la colitis y el Crohn

Expectativas del proyecto DAIN

El objetivo principal del proyecto DAIN es cambiar el microbioma gastrointestinal del paciente, fomentando una mayor variedad de bacterias beneficiosas, es decir, probióticos, en el sistema digestivo de los pacientes. Para lograr esto, se incorporan alimentos fermentados y otros que promueven el equilibrio de la microbiota intestinal. Los prebióticos, que son el alimento para los probióticos, desempeñan un papel fundamental en esta dieta.

«Es importante destacar que esta relación entre prebióticos y probióticos es esencial para mejorar los síntomas de los pacientes. El mayor desafío en algunos casos, como en pacientes con enfermedad de Crohn, es que muchos prebióticos son alimentos ricos en fibra, lo que puede ser problemático si tienen estrecheces intestinales, ya que podría provocar obstrucciones. Por esta razón, la dieta se divide en tres fases adaptadas a la condición individual de cada paciente», destaca Mari Carmen.

La dieta se adapta de acuerdo a los síntomas del paciente. Si el paciente presenta muchas diarreas, estrechez, dolor o incluso sangrado, lo cual puede llevar a hospitalización, se encuentran en la Fase 1 de la dieta. En esta fase, la dieta proporciona una lista de alimentos específicos que pueden ser consumidos. Es importante destacar que, aunque algunos alimentos se puedan moler para facilitar la ingesta, no se deben incluir en la Fase 1 si están destinados a la Fase 2 debido a las diferencias en la preparación y procesamiento.

En cuanto a la duración del proyecto, este implica un compromiso de 10 semanas, pero el estudio en su totalidad abarca 14 semanas. El estudio ya ha comenzado, y actualmente cuenta con 55 participantes, aunque todavía continúan reclutando más.

“La meta es llegar a un total de 100 participantes y, posiblemente, expandirse a 140 para asegurar que 100 de ellos completen todas las etapas del estudio, lo que implica la realización de cuestionarios y la toma de muestras de sangre, entre otros aspectos”.

Consideraciones clave para los pacientes con Crohn

La hidratación es esencial, especialmente cuando se introducen fibras en la dieta, ya que puede prevenir el estreñimiento y garantizar que la fibra sea bien tolerada. Es importante destacar que las recomendaciones de familiares y amigos no siempre son adecuadas, ya que cada individuo tiene necesidades específicas según su condición de salud.

“Esta dieta no solo brinda alivio a los pacientes actuales, sino que también puede sentar las bases para ayudar a futuros pacientes si se demuestra que es eficaz. Aunque todavía está en una etapa inicial, los comentarios de los pacientes indican mejoras significativas. Muchos de ellos experimentan una disminución en la frecuencia de sus viajes al baño por las mañanas e incluso una simple modificación, como evitar jugos por la mañana, ha marcado una diferencia notable en su bienestar”.

Es fundamental entender que la nutrición puede marcar una gran diferencia en la calidad de vida de los pacientes con condiciones autoinmunes inflamatorias, como la enfermedad de Crohn. Esto complementa las recomendaciones médicas y puede mejorar significativamente la calidad de vida.

Para aquellos interesados en registrarse en el programa de pacientes de Crohn en el Recinto de Ciencias Médicas en Puerto Rico, pueden llamar al teléfono 754-0101, extensión 5444. Además, en su sitio web en donde encontrarán toda la información necesaria para registrarse.

Te puede interesar: Qué son las enfermedades autoinmunes y cómo se desarrollan en el cuerpo

Mira el video completo aquí

Mostrar más

Publicaciones relacionadas

Botón volver arriba