Please ensure Javascript is enabled for purposes of website accessibility
*Apoyado por AbbvieCáncerOncología

¿Recibiste un diagnóstico de cáncer?: 5 consejos para afrontarlo

Recibir la noticia de un diagnóstico que afecta la salud siempre será un tema cargado de emociones, no saber qué esperar o el camino qué se debe seguir con claridad puede hacer que el paciente se enfrente a diferentes episodios de estrés e incluso puede incluso pasar por etapas de depresión. 

Para acompañarte en esta experiencia que al comienzo puede tornarse un poco difícil, traemos recomendaciones para ayudarte a afrontar el diagnóstico y enfrentar la enfermedad. 

Mantén hábitos de vida saludables 

Si ya lo hacías antes de recibir el diagnóstico es importante que continúes con ellos y que te esfuerces cada vez más por alimentarte sanamente. 

Si, por el contrario, no lo hacías, nunca es tarde para iniciar y ahora debes hacerlo con el propósito de sentirte mejor y contrarrestar en la mayoría de lo posible los signos de la enfermedad. 

Una ingesta de alimentos variada y balanceada mejora tu energía, lo cual es necesario para ayudarte a manejar el estrés y la fatiga del cáncer y su tratamiento. 

Asimismo, algunos estudios afirman que la práctica de algún tipo de actividad física, teniendo en cuenta el estado de cada paciente, ayuda a afrontar mejor la enfermedad y ha reflejado una mayor sobrevida. 

Comparte tus emociones 

Es normal que tras la noticia puedas presentar sentimientos de negación, enojo, temor o ansiedad y por ello, es fundamental que mantengas abiertas las vías de comunicación con tus familiares y amigos más cercanos para sentirte apoyado. 

Una comunicación honesta con tu núcleo cercano y con tus médicos permite que tanto tú como ellos tengan claro el camino de la enfermedad, se unan para seguir los tratamientos y esperar los mejores resultados. 

En algunos casos el intentar mantener aislados a familiares o pacientes de las malas noticias no permite el apoyo que realmente se necesita. 

Prepárate para los cambios físicos 

Las primeras consultas con el médico oncólogo resultan ideales para aclarar todas esas dudas que tienes sobre el tipo de cáncer que te está afectando y los tratamientos disponibles. 

 Entender la enfermedad, educarse sobre ella y reconocer que vendrán algunos cambios es favorecedor, pues permite sobrellevar mejor los cambios que aparecerán tras el inicio de los tratamientos. 

Pregunta a tu médico qué cambios debes anticipar, por ejemplo, algunos medicamentos pueden provocar la caída del cabello. 

Dependiendo de sus respuestas, busca grupos de apoyo en donde puedas aprender de las experiencias de otros pacientes y consulta la cobertura de tu plan médico, pues en algunos casos, el seguro ayuda a pagar las pelucas, las prótesis y otros dispositivos de adaptación. 

También, es importante que consultes sobre las limitaciones que podrías llegar a presentar en tus actividades diarias, los tratamientos y las citas médicas pueden requerir mucho tiempo, por lo que tendrás que organizarte y dejar de lado algunas de las actividades que realizabas al menos temporalmente. 

Habla con otros pacientes con cáncer 

Los procesos de la enfermedad pueden llevarte a sentir que las personas que no han atravesado un diagnóstico de cáncer no pueden entender tu proceso y tus sentimientos.  

Por eso, puede resultar útil expresar tus dudas a otros sobrevivientes de cáncer, que ya hayan pasado por diversos procesos y que pueden compartir sus experiencias y explicarte lo que está por venir. 

Si tienes un familiar o amigo que haya tenido cáncer tal vez te sentirás más cómodo y en confianza. 

Elabora tu propia estrategia para enfrentar la condición  

Cada persona recibe de forma diferente su diagnóstico, lo asimila y toma fuerzas para enfrentar su condición e iniciar su tratamiento, que de igual forma es individualizado y depende del estadio de su tipo de cáncer, por eso acá te sugerimos algunas ideas, unas pueden quedar de lado y otras pueden ser ideales para ti: 

  • Lleva un diario personal para organizar tus pensamientos y en casos de sentir que no nos puedes manejar, busca ayuda profesional, verás como llegas a sentirte mejor. 
  • Practica alguna técnica de relajación, son ideales para mantener en calma las emociones y los pensamientos. 
  • Cuando te enfrentes a una decisión difícil, haz una lista de las ventajas y de las desventajas de cada elección y así sabrás qué es lo mejor para ti. 
  • Reserva tiempo para estar solo, disfruta de las actividades que más te gustan sin afectar tus tratamientos y encuentra una fuente de apoyo espiritual. 
  • Si tu salud te lo permite, continúa involucrado en el trabajo y en las actividades recreativas lo más que puedas. 
  • Muchos hospitales tienen listas con recursos para ayudar financieramente durante y después del tratamiento oncológico, consulta con tu médico para que los gastos no lleguen a abrumarte. 

Recuerda la importancia de asistir cumplidamente a tus controles médicos y de seguir las guías en la toma de tus medicamentos o asistencia a terapias, esto es fundamental para alcanzar una evolución satisfactoria. 

Apóyate en las personas y actividades que antes del diagnóstico te hacían feliz y abre las puertas a nuevas alternativas para no permitir que la enfermedad te controle. 

Mostrar más

Publicaciones relacionadas

Botón volver arriba